bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Documentos/Argentina_-_Red_Federal_de_Docentes_por_la_Vida_Uno_es_tan_grande_como_el_tamano_de_tu_enemigo
Autor Red Federal de Docentes por la Vida Idioma Español Pais Argentina Publicado 2 enero 2018 12:07

Argentina - Red Federal de Docentes por la Vida: "Uno es tan grande como el tamaño de tu enemigo"

| Más

"Mientras este modelo agropecuario se lleva por delante la vida y en especial la salud de nuestros niños que son los más vulnerables, tenemos un contexto legal que nos ampara para hacer las denuncias y para pedir que esto cese inmediatamente. Tenemos la Constitución Nacional en su Artículo n° 41, tenemos la Ley de Ambiente, tenemos la Declaración Universal de los Derechos del Niño y del Adolescente, pero además en las escuelas del Estado tenemos la Ley Federal de Educación."

Hace pocos días acompañamos a Ana, Carla y Yamila de la Red de Federal de Docentes por la Vida y a Fernando, abogado de Naturaleza de Derechos a la Defensoría del Pueblo de la Nación donde hicieron una importante presentación sobre escuelas fumigadas. A la salida conversamos con ellxs.

Huerquen: ¿Qué pasó hoy (20/12/17) en la Defensoría del Pueblo?

Ana Zabaloy: Hoy vinimos a la Defensoría el Pueblo de la Nación, representando a la Red Federal de Docentes por la Vida, que integramos docentes de muchos lugares, a hacer una presentación puntualmente por la problemática de las escuelas fumigadas en el contexto de pueblos fumigados en nuestro país.

Presentamos una carpeta con el reflejo de lo que es la realidad actual de las escuelas y de las comunidades fumigadas; veinte testimonios de escuelas y ciudadanos de diferentes provincias de la Argentina; aportamos material científico como el primer estudio que hizo la Universidad de La Plata en una escuela rural, la n° 11 de San Antonio de Areco; estudios de impactos genéticos de la Dra Aiassa de Córdoba, y otro estudio que se realizó en Jujuy. También adhesiones de una cantidad enorme de científicos, organizaciones, ONG’s que adhieren a esta solicitud de intervención de la Defensoría del Pueblo.

Hqh: ¿Qué puede aportar la Defensoría del Pueblo en la lucha de los docentes de escuelas fumigadas y a los pueblos fumigados en general?

Fernando Cabaleiro: Ya ha hecho un aporte importante con una recomendación en el año 2014 pero que obviamente el poder político sigue ignorándola, las escuelas siguen desprotegidas porque siguen las denuncias de contaminación. Este trabajo que se viene haciendo desde varios espacios está bueno plantearlo ante la Defensoría para señalar que esa recomendación del 2014 no se está cumpliendo, más allá de algunas luchas territoriales que han logrado avanzar como el caso de Entre Ríos, de La Pampa, o Marcos Paz donde se logró una ordenanza de protección de 1.000 metros de las escuelas rurales. Sabemos que no es la solución definitiva, que es una medida paliativa. En el caso de La Pampa por ejemplo, lograron que se implemente en cada escuela rural un protocolo de actuación que armamos en Naturaleza de Derechos, es decir, cómo tiene que actuar un Director frente a una fumigación. Son medidas de acción que van visibilizando esta problemática.

No nos tenemos que olvidar que desde las corporaciones y el poder político complaciente, señalan que el modelo del agronegocio y el uso de agrotóxicos no implica ningún riesgo a la salud, y eso está claro que no es así.

Hqn: ¿Qué es una recomendación?

FC: El Defensor del Pueblo hace “recomendaciones” a las autoridades a partir de un trabajo de análisis de determinadas situaciones y denuncias que se le presentan para que se ocupen de ellas. Esto ayuda a la gente, a las asambleas, a colectivos que están en cada territorio para argumentar sobre las implicancias o daños que provoca determinada actividad como en este caso es las fumigaciones en la cercanía de las escuelas rurales.

En 2014 el Defensor había sacado una recomendación exhortando a las autoridades para que se tomen medidas en el tema de escuelas rurales porque los chicos y chicas que van a esos establecimientos, como el personal docente y no docente, están expuestos durante todo el año a las fumigaciones de agrotoxicos con los mosquitos o los aviones; en muchos casos inclusive mientras se dan clases. O que pasan cerca de las casas, con lo cual ahí tenes un caso concreto de exposición crónica, ya que no estás hablando de una sola fumigación sino de fumigaciones que se dan durante todo el año y que cada vez son más. El agronegocio frente a la reacción de la naturaleza que ha desarrollado tolerancia a los agrotóxicos, obliga a que los productores rurales usen mayor cantidad de agrotóxicos, por lo tanto cada vez son más las aplicaciones: al principio eran 4 o 5 aplicaciones por año y ahora superan las 15 o 20. Por lo tanto el nivel de exposición es mucho más alto y eso está en correlato con los datos que surgen de estudios epidemiológicos que muestran que la población rural tiene una tasa mayor a la madia nacional de enfermedades crónicas no transmisibles, y enfermedades oncológicas. Por lo tanto hay que tomar una medida de protección que es la aplicación del principio precautorio que es lo que está exigiendo justamente la Defensoría. La Defensoría no dice que hay un caso de daño, de lo que habla es de una situación de riesgo, y esa situación obliga a tomar medidas que no se están tomando.

Hqn: Ana hoy contabas que hay artículos de la propia Ley Federal de Educación que tendrían que salvaguardar la situación de las escuelas fumigadas, ¿podés desarrollar un poco más esto?

AZ: Mientras este modelo agropecuario se lleva por delante la vida y en especial la salud de nuestros niños que son los más vulnerables, tenemos un contexto legal que nos ampara para hacer las denuncias y para pedir que esto cese inmediatamente. Tenemos la Constitución Nacional en su Artículo n° 41, tenemos la Ley de Ambiente, tenemos la Declaración Universal de los Derechos del Niño y del Adolescente, pero además en las escuelas del Estado tenemos la Ley Federal de Educación: en su Artículo n°126, en uno de los incisos, habla claramente que los chicos deben estar resguardados en las escuelas de “todo tipo de agresión física o emocional”, y que los establecimientos tienen que dar un marco de seguridad.

Esto no es sólo que no se les puede caer un pedazo de techo en la cabeza... Evidentemente incluye el riesgo que implica una fumigación donde los niños terminan vomitando, con convulsiones, con erupciones en la piel, con llagas en la boca. Obviamente se está incumpliendo la Ley Federal de Educación cada vez que una escuela el Estado está sometida a una fumigación y a las consecuencias que esto trae para la salud física y también emocional, porque es una situación muy traumática para los chicos. Hoy tenemos el marco legal y cuando no denunciamos estas situaciones o cuando las autoridades de educación e inspectoras no intervienen efectivamente apoyando a los docentes que denuncian están incumpliendo nada más y nada menos que la Ley Federal de Educación. Me parece que van a tener que empezar a hacerse cargo de esto.

Hqn: ¿Cómo viene siendo la actitud de los gremio docentes respecto a la problemática de las escuelas fumigadas?

Yamila Vega: generalmente lo que hay es un abandono por parte de los gremios hacia los docentes que presentan las denuncias a los que no se los acompaña. No es una actitud sólo de los gremios, sino también de las inspectoras a nivel distrital, por eso que en la presentación se insta para que se incorpore el tema en las ART por ejemplo. Hoy si cualquier docente es fumigado en horario de trabajo tienen diversos problemas de salud, pero la ART no te cubre, no se ha incorporado aún el tema de las fumigaciones al protocolo de riesgo. También planteamos que esto se incluya en los diseños curriculares. Estamos es un contexto difícil y sabemos que se están por cambiar para el ciclo lectivo 2018. Planteamos que no puede haber un retroceso en el 2018 en relación a las cuestiones ambientales dentro de los diseños curriculares.

Hqn: Lo que hace pocos meses era la “Red de Docentes” a secas ahora es “Red Federal de Docentes” cuéntennos algo relacionado a este cambio.

AZ: La red empezó siendo una red de docentes de escuelas fumigadas de provincia de Buenos Aires; y el objetivo inicial de la red, que se sigue manteniendo, era sencillo pero importante y es que la gente que denuncia las fumigaciones de escuelas en sus territorios no se sintiera sola. Es muy común que a la maestra que denuncia, la comunidad la deje sola. El Consejo Escolar, las autoridades municipales y las mismas autoridades de educación le den la espalda. Entonces era una cuestión de unirnos, nos sentirnos solas, apoyarnos, asesorarnos, compartir caminos recorridos.

A partir del juicio de Entre Ríos (1) un poco se movilizó en los que fuimos a apoyar a Mariela Leiva cuando se dio el dictamen, esta necesidad de juntarnos los docentes de todo el país. Entonces ahí se empezó a conectar gente de diferentes provincias y bueno se abrió una caja de pandora que en cierto modo no lo era porque ya conocemos lo que es la realidad del país; pero empezaron a salir casos y testimonios y gente que se emocionó mucho de encontrar otra gente que la apoyara y todo ese proceso fue muy lindo.

Y ahora se sigue sumando gente día a día y la red tiene el compromiso de acompañar, de juntarnos a asesorarnos, de difundir y además tiene un claro compromiso de difundir la problemática ambiental a través de proyectos educativos, de asesoramiento a escuelas, dar charlas, y también sumamos el apoyo de Universidades, de científicos, de ONG’s, así que se fue nutriendo y se constituyó un espacio de participación muy productivo.

Hqn: Se siguen acumulando toneladas de materiales que rebaten los argumentos de toda la cadena vinculada al agronegocio sobre su inocuidad de agrotóxicos, sin embargo la legislación sigue sin aplicarse, el principio precautorio sigue sin aplicarse, ¿Qué herramientas podemos tener los pueblos y las ciudades fumigadas para activar en relación a estas cuestiones?

FC: En realidad lo que está pasando en muchos territorios es la lucha de los vecinos denunciando el caso de fumigaciones, peleando en los Consejos Deliberantes para que se sancionen ordenanzas, pero lamentablemente el poder político mira para otro lado o está muy permeable a las influencias y presiones del lobby del agronegocio y entidades del sector ruralista. Por eso es bueno que muchas veces esa lucha vaya acompañada del activismo judicial militante. Asi es como se han logrado más de 20 fallos judiciales sobre esta materia. Ya sea limitando las fumigaciones aéreas y terrestres, aplicando el principio precautorio, protegiendo las escuelas rurales, o considerando un delito el hecho de fumigar dentro de una zona de protección como lo fueron los casos del Barrio Ituzaingoó en Córdoba o el reciente en Colonia Santa Anita, Entre Ríos. Esto último es importante, ya que algunos hablan de que solo sería una falta administrativa, y la verdad estan muy equivocados, la construccion juridica de esos casos definió que se trata de un delito penal. Esta claro que esos fallos no son la solución definitiva, porque el modelo del agronegocio no lo vas a cambiar con un fallo judicial, pero es una herramienta muy importante que ayuda a visibilizar y legitimar los reclamos en cada territorio. También hay que tener en cuenta que el poder judicial es como el poder politico, también esta intoxicado de intereses corporativos del agronegocio, y ahi tambien se da batalla, no es nada fácil. Esto es una lucha constante, y lo bueno es que cada vez se suman más pueblos. Esto hay que seguir construyéndolo, haciéndose escuchar, para que las ordenanzas salgan a favor de la gente, o en todo caso que no se avance en el sentido contrario para satisfacer los intereses del sector ruralista y de las corporaciones del agronegocio, como está sucediendo en muchos lugares.

Hqn: Estamos en un momento donde tenemos al ex presidente de la Sociedad Rural en el Ministerio de Agroindustria que acaba de tener declaraciones a contramano de toda la evidencia científica que sigue acumulándose, ¿Cómo ven el panorama para el tiempo que viene?

YV: Yo lo veo gris. Estoy yendo a jornadas de capacitación docente donde organizaciones como la Sociedad Rural y Aapresid dicen claramente que hay que volver al modelo agroexportador, que somos el granero del mundo y que hay que avanzar con la nueva conquista del desierto sobre el norte argentino. Esos discursos después se plasman en las escuelas, sobre todo en las agrarias. Ese es el perfil que ellos están buscando claramente, y esos contenidos después bajan a la educación de los alumnos. Y en otro sentido el rol docente es fundamental para generar conciencia, yo lo pienso desde la población rural y lo extiendo en general: generar conciencia sobre las consecuencias que tiene el uso de agrotóxicos que ellos manipulan a diario. Me parece que a través de la educación y del conocimiento es la herramienta para hacer frente a las políticas que se están implementando en la actualidad.

AZ: De todas maneras, si bien el panorama de estas políticas es complicado, hay que recordar una frase que dice que “uno es tan grande como el tamaño de tu enemigo”. Entonces tenemos que hacernos grandes como el tamaño de nuestro enemigo, no queda otra porque no podés ceder en esta lucha. El panorama es complicado pero no nos acobarda, seguimos en esta lucha y como dice Yamila, así como ellos bajan contenidos a las escuelas y se meten con nuestros niños nosotros trabajamos desde la Red para poder difundir la verdad: la verdad científica y la verdad que va a hacer a estos niños más libres; que los va a hacer ciudadanos pensantes y hacedores de la sociedad que quieran. Desde la Red tenemos mucha esperanza en la educación.

Defensoría del Pueblo de la Nación: Microcentro de Buenos Aires - 20/12/2017

https://huerquenweb.wordpress.com/

Temas: Agrotóxicos

¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad