bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Noticias/Declaracion_de_La_Via_Campesina_sobre_su_participacion_en_la_mision_de_solidaridad_al_Libano
Autor Vía Campesina Idioma Español Pais Medio Oriente Publicado 23 agosto 2006 14:20

Declaración de La Vía Campesina sobre su participación en la misión de solidaridad al Líbano

| Más

La Vía Campesina fue a Líbano para encontrarse con movimientos sociales, para visitar la región para hacer observaciones de la situación y para difundir información sobre las consecuencias horribles de la guerra entre la población civil. Estamos particularmente preocupados por el grave impacto a los campesinos y trabajadores agrícolas del sur de Líbano, un sector considerablemente golpeado en este conflicto

Vía Campesina La Vía Campesina es una organización internacional que defiende a campesinos, pescadores, mujeres rurales y a trabajadores agrícolas migrantes. Hoy en día, este movimiento comprende mas que 130 organizaciones y representa decenas de millones de campesinos que luchan contra el modelo neoliberal de globalización que pone los intereses económicos por encima de las condiciones sociales y medioambientales.

La Vía Campesina participó con dos delegados en una misión internacional de solidaridad con el pueblo de Líbano, respondiendo a pedidos de socorro de parte de varias organizaciones Libanesas. Doce representantes de movimientos sociales, sindicatos y organizaciones de derechos humanos, además de miembros del parlamento, formaron parte de esta misión de solidaridad en respuesta a un llamado hecho por varias organizaciones Libanesas.

La Vía Campesina fue a Líbano para encontrarse con movimientos sociales, para visitar la región para hacer observaciones de la situación y para difundir información sobre las consecuencias horribles de la guerra entre la población civil. Queremos también dar apoyo directo a las organizaciones de la sociedad civil que están enfrentando la destrucción de su país y a las personas afectadas directamente. Estamos particularmente preocupados por el grave impacto a los campesinos y trabajadores agrícolas del sur de Líbano, un sector considerablemente golpeado en este conflicto.

La delegación visitó a varios partidos políticos que apoyan la resistencia en Líbano, así como a la organización de Hezbollah. Se llevaron a cabo además reuniones con movimientos sociales Libaneses (grupos contra la guerra, medioambientales, etc.), con el presidente de la república de Líbano, M. Emile Lahoud, con representantes del Comité de Asuntos Externos del Parlamento Libanés y con miembros del grupo de Nabil Berri, presidente del Parlamento.

La delegación visitó las zonas urbanas bombardeadas del sur de Beirut. Dos horas después de que la misión había salido de estos lugares ocurrieron más bombardeos en dicha zona. La delegación se encontró con personas heridas en un hospital y también con personas desplazadas que buscaron albergue en una escuela.

Aprovechando el cese al fuego, una parte de la delegación de la Vía Campesina se trasladó a Saida, a unos 40 Kms. al sur de Beirut, para encontrarse con campesinos de la Organización de Trabajadores Agrícolas Libaneses.

Todas las fuerzas y organizaciones políticas que encontramos insistieron en el hecho de que la agresión Israelita no tenía nada que ver con la captura de dos soldados de Israel por Hezbollah, sino que esta agresión había planificada muchos meses antes por los EEUU y su aliado en la región, Israel, y que solamente esperaban un pretexto para actuar.

Pudimos observar que la mayoría de la población Libanés apoya a la resistencia armada, principalmente de Hezbollah, pero también de otros grupos. La población civil resistió activamente la agresión y mantuvo la unidad en los momentos críticos y tiene una férrea voluntad para enfrentar conjuntamente al caos de la guerra. También resiste por medio de la movilización continua de solidaridad, ayudando a un millon de personas desplazados y por sus acciones preventivas evitado así una catástrofe aún más grande para toda la población.

En el Líbano solo hay una sola organización campesina que no está vinculada a grupos religiosos y que es independiente de los partidos políticos. Esta se llama la Unión de Trabajadores Agrícolas Libaneses que nos explicó de que el sur del Líbano ha sido destrozado por los bombardeos. Se ha destruido el 70% de la producción de animales y cultivos (ovejas, chivos, ganado, bananos, café, tabaco, etc.) así como muchísimas viviendas y en algunos casos, aldeas enteras.

La Vía Campesina defiende el derecho a la justicia, la igualdad y la solidaridad para los campesinos, campesinas y para todos y todas. Por eso participa activamente durante las grandes reuniones internacionales como el Foro Social Mundial y otros espacios de lucha (tales como en movilizaciones contra el G-8, la OMC, y el FMI) y trabaja permanentemente para forjar alianzas. La Vía Campesina trabaja con los movimientos sociales internacionalmente para crear un frente de resistencia a la ideología neoliberal y para promover políticas alternativas.

Cuando un pueblo está enfrentado un serio ataque, económicamente o militarmente, como es el caso actual en Líbano, debemos responder con solidaridad y con llamados a la resistencia. La Vía Campesina, unida a muchos movimientos sociales, rechaza la agresión contra la población civil y demanda un cese inmediato a la guerra, así como el retiro de las fuerzas Israelitas y la presencia de una fuerza internacional de paz bajo la dirección de la Naciones Unidas. Toda la violencia debe ser frenada inmediatamente para facilitar una negociación que reconozca los derechos y las necesidades de todos afectados por el conflicto. No podemos nunca aceptar soluciones militares para resolver conflictos. Se tiene que volver a la mesa de negociación para lograr un acuerdo comprensivo es la única solución. Todos y todas tenemos el derecho de vivir en paz y con el reconocimiento pleno de nuestros derechos fundamentales.

Fuente: Comunidad Web de Movimientos Sociales, 18-8-06


¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad