Resistencia y solidaridad campesina

Idioma Español
País Paraguay

Tras aguardar durante meses que el gobierno de Mario Abdo Benítez cumpla con el acuerdo al que habían llegado en marzo pasado, los integrantes de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) que agrupa a diferentes gremios campesinos volvió a la capital para exigir la atención a las demandas de los pequeños productores.

Los labriegos se apostaron frente al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y entregaron cerca de 10 mil kilos de alimentos a familias damnificadas a causa de la inundación que afecta a la capital.

Los principales puntos reclamados por los integrantes de la CNI guardan relación con el acceso a la tierra, el subsidio de la deuda campesina y la reactivación económica y productiva mediante el apoyo a la Agricultura Familiar. En marzo el gobierno se había comprometido a atender estas reivindicaciones, sin embargo, según denuncian los productores esto no se dio; la falta de respuestas del gobierno agravó la crisis del campo y se sumó a las lluvias constantes que afectaron la producción de los pequeños agricultores.

La CNI viene denunciando hace años que el campo atraviesa una aguda crisis producto del abandono estatal y el avance del modelo agroexportador, esta crisis se ahonda con el masivo endeudamiento de los pequeños productores que al no obtener los resultados esperados en la comercialización de los productos y sin asistencia estatal quedaron imposibilitados de asumir las cuentas, con lo que sus tierras están por ser rematadas por bancos y financieras, según denuncian. Actualmente en distintos puntos del país productores de rubros como la yerba mate y la mandioca se movilizan para reclamar mejores precios para la producción, sin obtener respuestas positivas por parte del gobierno.

Tras la llegada del contingente campesino a la capital el gobierno respondió con un fuerte dispositivo policial para impedir que los manifestantes puedan marchar por la zona del microcentro de la capital. Ante esta situación los dirigentes de la CNI señalaron que permanecerán acampados frente al MAG y que prevén marchar en los próximos días para exigir sus derechos.

“Estamos contentos con la entrega de los alimentos a las familias bañadenses porque pudimos entregarles el producto de nuestro trabajo, producto de la agricultura familiar campesina, para paliar la situación que están atravesando” señaló uno de los dirigentes de la CNI y añadió que este miércoles se unirán a la movilización convocada por sindicatos y centrales obreras en rechazo a las políticas económicas del gobierno de Mario Abdo Benítez.

Unas 2000 mil bolsas de alimentos alcanzando casi diez toneladas de productos de la agricultura campesina fueron entregadas a las familias oriundas de los bañados de Asunción; la donación de alimentos fue coordinada con la COBAÑADOS, organización que nuclea a vecinos y vecinas de estos barrios quienes agradecieron la solidaridad campesina. “Pueblo con pueblo, para hacer frente al hambre, ante la inacción y las mentiras del gobierno” señalaba una de las referentes de la CNI al momento de compartir su emoción por la lección de solidaridad brindada por los campesinos.

Fuente: Base Investigaciones Sociales (BASE IS)

Temas: Movimientos campesinos

Comentarios