bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Portada_Principal/Documentos/Argentina_Comunicado_de_la_Asamblea_Rio_Cuarto_sin_Agrotoxicos
Autor Asamblea Río Cuarto Sin Agrotóxicos Idioma Español Pais Argentina Publicado 5 octubre 2017 13:30

Argentina: Comunicado de la Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos

| Más

"Repudiamos una vez más el accionar de la justicia en detrimento de la decisión soberana del pueblo. Seguimos plantándonos por la vida, impulsando el Proyecto Río Cuarto Agroecológico con el que venimos trabajando también desde el 2013. Defenderemos en las calles, nuestro lugar de resistencia, las victorias logradas y seguiremos esparciendo semillas libres, soberanas, alimenticias y nativas."

1° de octubre, 2017

Hace unos días, el 27 de septiembre más precisamente, trascendió la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba rechazó el recurso legal que presentó el municipio de Río Cuarto por medio del cual se hubiera impedido que Monsanto le haga juicio por prohibirle, a través de un decreto del Intendente, instalar una estación experimental de semillas dentro de su ejido en el año 2013.

Desde el año 2012 cuando tuvimos noticias de la pretensión de Monsanto de instalarse en nuestra ciudad comenzamos una serie de acciones administrativas y directas para visibilizar y rechazar a esta nefasta empresa en nuestra ciudad.

Así, el 30 de noviembre de 2012 recibimos el apoyo de la Universidad Nacional de Río Cuarto. A través de Resolución 322/12, el Consejo Superior se expedía en contra de la instalación de Monsanto en Río Cuarto y también en la localidad de Malvinas Argentinas. Recordemos que esta institución ya se había expedido también a través de una Resolución del Superior en rechazo de los fondos mineros de La Alumbrera.

La primera irregularidad en la que incurrió Monsanto fue que comenzó la construcción de la planta y la presentación de las notas en el municipio a través de la empresa local de venta de semillas y agrotóxicos llamada Focseed. Fueron numerosas las reuniones que mantuvimos con funcionarios del gobierno en las que nos negaban que Monsanto fuera a instalarse en la ciudad, ya sea por verdadero desconocimiento o por encubrimiento, hasta que logramos desenmascarar esta triangulación.

Seguimos caminando durante todo el año 2013 entre audiencias y reuniones en el municipio, en EDECOM (ente de control del municipio), con la UNRC (principalmente con la participación del Observatorio de Conflictos Socioambientales y el Centro Agroecológico), con la Defensoría del Pueblo; organizamos charlas, ciclos de cine, intervenciones en espacios públicos, marchas, concentraciones, festivales y hasta un escrache en la misma Sociedad Rural en el puesto de Monsanto (que se presentaba por primera vez como tal en un stand).

Hubieron claras sospechas de persecución hacia nuestra organización con intentos de intervención telefónica, hackeos a la cuenta del facebook que finalmente perdimos en aquel tiempo, entre otras. Sin embargo, nada nos detuvo, nos mantuvimos fuertes y sabiendo que son acciones intimidatorias.

A cada nota sin respuesta, le seguía una acción directa. Así, por ejemplo, en el Centro Cívico, sede de la gobernación provincial, hicimos la concentración del día mundial en contra de Monsanto en el año 2013 y otro día “celebramos”, en una especie de parodia, el casamiento de Monsanto con De La Sota, disfrazadxs, cantando la marcha nupcial y tirando soja (orgánica) en lugar de arroz.

En el marco de una propuesta provincial, cortamos la RN8 (entre las rutas emblemáticas del transporte de cereales) en octubre. Estuvimos en el bloqueo de Malvinas siempre en contacto con lxs compañerxs, en una misma lucha hermana. Cuando el lobby de Monsanto invitó a los medios de comunicación a que recorran la planta nos presentamos y logramos presionar aprovechando la presencia de las cámaras para poder ingresar. Desbaratamos esa manipulación mediática. Nos mostraron hasta los baños, pero encontramos 2 pruebas gravísimas: granos de maíz y huellas de tractor en un depósito, siendo que la planta no tenía el permiso y las habilitaciones para funcionar; y en la parte externa un depósito de agrotóxicos que no figuraba en los planos de sus informes presentados al municipio y que presentaba serios errores de instalación. Los medios terminaron haciéndonos la nota a nosotrxs y trascendió en las noticias locales lo que Monsanto omitía.

En conjunto con el Observatorio de Conflictos Socioambientales conseguimos el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). El mismo Observatorio hizo un análisis que le dio negativo señalando graves falencias técnicas. La más importante: el EIA se presentó cuando la construcción de la planta estaba concluida. El biólogo Raúl Montenegro fue aun más contundente: “esto es un mamarracho”. El informe del EDECOM también desaprobó el EIA.

La planta iba a darle empleo permanente a sólo 20 personas, con lo cual tampoco era éste un argumento fuerte que favorecería a la multinacional. Y otro hecho importante para nuestra lucha fue que en Malvinas Argentinas ya había comenzado el acampe y bloqueo a la planta. Daniel Arzani, intendente de aquella ciudad, estaba realmente complicado.

Para el 28 de noviembre de 2013, desde la Asamblea teníamos ya organizado el festival “EL NO A MONSANTO ES AHORA” en la plaza del palacio municipal. Y así el Intendente Juan Jure prohíbe por decreto la instalación de Monsanto, para “garantizar la paz social” fue su principal argumento, aunque lo que el poder hegémonico visibilizó fue la desaprobación del EIA, a raíz de esto muchos sectores de la sociedad tomaron por cierto que el Intendente de Río Cuarto realmente velaba por el derecho a la salud ambiental de los ciudadanos.

Monsanto, en mayo de 2014, judicializa el decreto con una “demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción”. Pero elige mal la figura, alega discriminación frente a otras empresas que se instalaron en la zona. La justicia corrige a Monsanto, le indica cuál es la figura legal con la que debe iniciar la demanda, y le da un plazo de 30 días hábiles para cambiar la nominación de la misma. Esta resolución, alega la defensa del municipio, es un caso inédito en la historia de la justicia cordobesa, no hay precedentes de algo similar ni para personas físicas ni para personas jurídicas; la justicia siempre se basa en fallos precedentes, y en este caso se aparta de este proceder otorgando esta posibilidad. Frente a semejantes irregularidades, la defensa del gobierno local vuelve a hacer planteos en la justicia, esta vez en el Tribunal Superior de Justicia, ya que al haber quejas por lo resuelto en la Cámara de Apelaciones, pasa a una instancia mayor. Y así llegamos al fallo de septiembre del corriente año que le permite a Monsanto reconducir el proceso y presentar una nueva demanda en los tribunales locales.

Ante semejante situación, como Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos, repudiamos una vez más el accionar de la justicia en detrimento de la decisión soberana del pueblo. Seguimos plantándonos por la vida, impulsando el Proyecto Río Cuarto Agroecológico con el que venimos trabajando también desde el 2013. Defenderemos en las calles, nuestro lugar de resistencia, las victorias logradas y seguiremos esparciendo semillas libres, soberanas, alimenticias y nativas.

ASAMBLEA RÍO CUARTO sin agrotóxicos

Temas: Agrotóxicos

¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad