bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos_N_563_-_Alfalfa_transgenica
Autor RALLT Idioma Español Pais América del Norte Publicado 10 abril 2014 10:49

Boletín de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos N° 563 - Alfalfa transgénica

| Más

Muchos países de América Latina importan sus semillas de alfalfa de Estados Unidos. Por ejemplo en el Ecuador más del 90% de la semilla importada de alfalfa proviene de Estados Unidos. Lo que pocos saben es que en 2013 se aprobó la alfalfa transgénica resistente a glifosato (de Monsanto) en Estados Unidos.

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS - BOLETÍN 563

ALFALFA TRANSGÉNICA

Muchos países de América Latina importan sus semillas de alfalfa de Estados Unidos. Por ejemplo en el Ecuador más del 90% de la semilla importada de alfalfa proviene de Estados Unidos.

Lo que pocos saben es que en 2013 se aprobó la alfalfa transgénica resistente a glifosato (de Monsanto) en Estados Unidos.

Contenido:

ALFALFA TRANSGÉNICA APROBADA EN ESTADOS UNIDOS

DIEZ COSAS QUE DEBEMOS SABER DE LA ALFALFA TRANSGÉNICA EN ESTADOS UNIDOS

===========================================================

ALFALFA TRANSGÉNICA APROBADA EN ESTADOS UNIDOS

En EEUU, el Secretario de Agricultura de Obama, Thomas Vilsack, aprobó la alfalfa genéticamente modificada Roundup Ready, lo que haría insostenible la salubridad del ganado criado para leche y carne.

Fragmento de una nota de Paul Craig Roberts (Global Research), traducido del inglés por Germán Leyens

El glifosato podría ser el desarrollo más peligroso hasta la fecha. Algunos científicos consideran que el glifosato tiene el potencial de eliminar nuestros principales cultivos de granos, y ahora que el Secretario de Agricultura de Obama, Thomas Vilsack, ha aprobado la alfalfa genéticamente modificada Roundup Ready, podría ser imposible mantener ganado sostenible para leche y carne.

La alfalfa es el principal cultivo de forraje para ganado vacuno. La alfalfa genéticamente modificada podría ser peligrosa para el consumo animal y productos animales como la leche y la carne podrían llegar a peligrosos para el consumo humano.

El 17 de enero de 2011, el doctor Don Huber esbozó los peligros de aprobar la alfalfa Roundup Ready en una carta al Secretario de Agricultura Vilsack. Huber solicitó que la aprobación se retrase hasta que la investigación independiente pueda evaluar los riesgos. Vilsack ignoró la carta y se ajustó al deseo de Monsanto de beneficios monopólicos que provienen del esfuerzo de la compañía por controlar el suministro de semillas a la agricultura de EE.UU. y del mundo aprobando la alfalfa Roundup Ready.

¿Quién es Don Huber y por qué es importante su carta?

Huber es profesor emérito de la Purdue University. Ha sido un patólogo vegetal y microbiólogo del suelo durante medio siglo. Tiene una reputación internacional como destacada autoridad. En las fuerzas armadas de EE.UU., evaluó amenazas biológicas naturales y hechas por el hombre, como la guerra bacteriológica y brotes de enfermedades y se retiró con el rango de coronel. Para USDA [Departamento de Agricultura de EE.UU.] coordina su Comité de Enfermedades Emergentes y Patógenos. En otras palabras, es importante en su profesión científica.

Se puede leer en línea lo que Huber dijo al Secretario de Agricultura. En breve, el resultado de muchos años de OGM de maíz y soja Roundup Ready ha sido una disminución del valor nutritivo, el brote de nuevas enfermedades de las plantas, que han llevado a fallas generalizadas de las cosechas y graves problemas reproductivos del ganado, que han llevado a que algunos rebaños hayan tenido una tasa espontánea de abortos demasiado elevada para mantener un negocio rentable.

El glifosato es un “biocida” poderoso. Daña organismos beneficiosos del suelo, alterando el equilibrio natural del suelo y reduciendo la resistencia de los cultivos provocando enfermedades que devastan los cultivos de maíz, soja y trigo, y dan origen a un nuevo patógeno asociado con envejecimiento animal prematuro e infertilidad. Estos hechos, dijo Huber al Secretario de Agricultura, “amenazan la viabilidad económica de productores de cultivos y animales”. La evidencia parece real de que cultivos genéticamente modificados han perdido su resistencia genética a enfermedades que nunca constituyeron amenazas.

Existe evidencia de que el nuevo patógeno está asociado a un aumento de la infertilidad humana y probablemente tiene efectos adversos en la salud humana de los que aún no nos han informado. Como el flúor, el glifosato puede entrar en nuestra dieta de diversas maneras. Por ejemplo, la etiqueta en una botella de Vitamina D dice: “Otros ingredientes: aceite de soja, aceite de maíz”.

Monsanto toma posición contra las afirmaciones de Huber y obtuvo apoyo para su posición de los servicios de extensión agrícola de las universidades Iowa State y Ohio State. Sin embargo, la pregunta es si se trata de servicios independientemente financiados o apoyados por corporaciones, y siempre existe el elemento de la rivalidad profesional, en especial por el financiamiento, que proviene sobre todo de la agroindustria.

El servicio de extensión de Purdue University fue más circunspecto. Por una parte admite que existe evidencia que apoya las afirmaciones de Huber: “La afirmación de que herbicidas como el glifosato pueden hacer que las plantas sean más susceptibles a enfermedades no carece enteramente de veracidad. La investigación ha indicado que plantas fumigadas con glifosato u otros herbicidas son más susceptibles a numerosos desórdenes biológicos y fisiológicos (Babiker et al., 2011; Descalzo et al., 1996; Johal and Rahe, 1984; Larson et al., 2006; Means and Kremer, 2007; Sanogo et al., 2000; Smiley et al., 1992)… Aunque alguna investigación indica que ha habido un aumento en la gravedad de la enfermedad en plantas en presencia de glifosato, NO significa necesariamente que haya un impacto en el rendimiento”.

Por otra parte, el servicio de extensión de Purdue, mantiene su recomendación de un “uso juicioso de glifosato para el control de malas hierbas”. Sin embargo, uno de los puntos de Huber es que las malezas están desarrollando resistencia al Roundup. El uso ha ido más allá del nivel “juicioso” y a medida que el glifosato se acumula en el suelo, sus efectos adversos aumentan.

Una presentación a la Agencia de Protección del Medio Ambiente por 26 entomólogos universitarios describe las restricciones que la agroindustria ha impuesto a la capacidad de científicos independientes de realizar una investigación objetiva. La presentación, en la cual los científicos temen revelar sus nombres por la amenaza de recortes en el financiamiento, está incluida como uno de los ítems en una de las referencias bibliográficas a continuación. La declaración dice:

“Los nombres de los científicos han sido retenidos del dominio público porque virtualmente todos nosotros necesitamos cooperación de la industria en algún nivel para realizar nuestra investigación. Declaración: Los acuerdos de tecnología/administración requeridos para la compra de semillas genéticamente modificadas prohíben explícitamente la investigación. Esos acuerdos inhiben a los científicos públicos de cumplir su rol demandado por cuenta del bien público a menos que la investigación sea aprobada por la industria. Como resultado de la restricción del acceso, no se puede realizar una investigación verdaderamente independiente sobre muchos aspectos relacionados con la tecnología, su rendimiento, sus implicaciones administrativas, IRM [Manejo Integrado de Recursos], y sus interacciones con la biología de insectos. Consecuentemente, los datos que fluyen del sector público a un Panel Científico Consultivo de la EPA [Agencia de Protección Ambiental] son indebidamente limitados”.

Monsanto no sólo es suficientemente poderosa para impedir cualquier investigación que difiera de la que compra con su financiamiento, sino que Monsanto también logró el año pasado bloquear con dinero y propaganda la ley de etiquetado de OGM en California. Os digo que tengáis cuidado con lo que coméis ya que os puede convertir en enfermos e infértiles, pero ni siquiera podéis descubrir lo que estáis comiendo.

Fuente: http://www.globalresearch.ca/...

Paul Craig Roberts fue editor de The Wall Street Journal y secretario asistente del Secretario del Tesoro estadounidense. Es autor de HOW THE ECONOMY WAS LOST, publicado por CounterPunch/AK Press. Su último libro es Economies in Collapse: The Failure of Globalism, publicado en Europa en junio de 2012.

============================================================

DIEZ COSAS QUE DEBEMOS SABER DE LA ALFALFA TRANSGÉNICA EN ESTADOS UNIDOS

FEBRERO, 2006

La alfalfa transgénica Roundup Ready (RR) contaminará las semilla de alfalfa no transgénica, ya sea orgánica o convencional, así como el heno , lo que disminuirá aún más las opciones de alimentación no modificados genéticamente para los ganaderos. Actualmente los productores de carne que desean alimentar a sus animales con alimentos no transgénicos, tienen pocas opciones, pues gran parte del maíz y la soya ya son transgénicos. Se estima que el 50% de maíz y de soja de la convencionales (no GM) tienen rasgos transgénicos, así como el 80% de la canola convencional, debido a la contaminación genética. Los cultivadores de alfalfa orgánica certificada se arriesgan a perder sus mercados.

2. Con la introducción de la alfalfa transgénica en los sistemas agrícolas, aumentará el costo de la leche orgánica y de la carne de vacuno En 2005, los EE.UU. no podía llenar su demanda de leche orgánica, sobre todo porque los productores de leche orgánica no tenían suficientes piensos ecológicos. La industria láctea es el principal consumidor de alfalfa. La demanda de piensos ecológicos para la carne y leche de vacas aumenta la necesidad de proteger la alfalfa orgánica contra la contaminación que puede producirse a partir de la alfalfa RR.

3. Con la alfalfa RR se incrementará el uso de herbicidas. Sólo el 17 % de la alfalfa en los EE.UU. es actualmente tratada con herbicidas. El uso de herbicidas debido a la adopción de cultivos tolerantes a herbicidas ha incrementadoel uso de estos agrotóxicos en más de 130 millones libras desde 1996 . El Centro Nacional para la Agricultura y la Alimentación estima que, sólo en California, 200.000 kilos más de los herbicidas se aplican cada año con la introducción de la alfalfa RR .

4 . La alfalfa RR disminuirá la eficacia del glifosato para controlar las hierbas invasivas. Los agricultores tendrán que recurrir a productos químicos más fuertes costosos para controlar las malezas resistentes a glifosato. La propagación de las super malezas ha superado las capacidad de las nuevas herramientas para su control, dejando un sinnúmero de agricultores con pocas opciones para lidiar con miles de hectáreas que ya tienen problemas de malezas resistentes al glifosato, como son el amaranto (Amaranthus rudis), la cola de caballo (cola de caballo) y raigrás.

5. El sistema de patentes y de transferencia de tecnología que impone de Monsanto a los agricultores, pone bajo riesgos de responsabilidad injusta a los agricultores. Hay muchas preguntas que siguen sin respuesta sobre la responsabilidad de nuestros sistemas regulatorios y judiciales (en Estados Unidos) , incluyendo quién es responsables de la propagación de los rasgos transgénicos a las plantas no transgénicas, y de quién es la propiedad de la semilla contaminada. A menos que las leyes que rigen responsabilidad sean reformadas, los agricultores que no siembran cultivos transgénicos serán responsables de proteger a sí mismos de la contaminación por rasgos transgénicos. La USDA no requiere que los cultivadores de alfalfa RR planten zonas de amortiguamiento, pero Monsanto impone un estricto contrato denominado “Acuerdo sobre Tecnología”, que protege de la responsabilidad.

6 . La Alfalfa RR arruinará el mercado de exportación de heno a los cultivadores del Noroeste del Pacífico hacia Japón, que es el mayor importador de heno EE.UU. pues los consumidores japoneses exigir que el heno sea libre de transgénicos. Incluso si el gobierno japonés aprueba la importación de alfalfa R, los clientes no van a comprar heno GM. El principal producto de exportación de heno son los estados son Washington, California y Oregón Aunque sólo el 5 % de la alfalfa de los EE.UU. se exporta, los productores del Noroeste exportan la mayoría de su cosecha. Ellos pueden llegar a perder todos sus mercados en el extranjero.

7. La alfalfa RR amenaza a la industria de la miel. Las abejas de miel son polinizadores importantes de la alfalfa, y la mayoría de la miel producida en los EE.UU. se deriva de polen de alfalfa. Debido a que se detecta la presencia de rasgos transgénicos en los productos de la miel, especialmente la miel de exportación, los productores pueden perder mercados.

8. No se han analizado por científicos independientes sobre los efectos potenciales en la salud y la productividad ganadera y la fauna silvestre de la alfalfa RR. No existe ninguna investigación independiente sobre los posibles efectos de la alfalfa (o cualquier cultivo RR) sobre la salud del ganado y la productividad. El Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos no analizó el efecto de la alfalfa RR en las aves migratorias y otros organismos antes de aprobar este nuevo cultivo transgénico.

9. La alfalfa RR aumentará los costos de producción, pues la semilla es más cara, y necesitarán más agroquímicos. Las semilla de alfalfa RR cuestan el doble que otras variedades de semillas patentadas, porque a ellas se les añade una cuota que cobra Monsanto por su tecnología transgénica De acuerdo al convenio sobre Tecnología de Monsanto los productores deben comprar el herbicida glifosato de la marca comercial (Roundup) propiedad de Monsanto, y no los glifosatos genéricos, que son más baratos, con el fin de recibir una garantías de calidad de las semillas y otros beneficios. Los agricultores que adopten la alfalfa RR gastarán dinero adicional en herbicidas muy fuertes, para controlar la alfalfa voluntario y las malas hierbas resistentes al glifosato - , y para matar la alfalfa RR hacia el final del ciclo

10. La alfalfa RR aumenta el nivel de control de las empresas sobre la agricultura estadounidense, y además reduce la disponibilidad de variedades de semillas de alfalfa pública. Monsanto controla el 90 % del mercado mundial de semillas transgénicas, mediante la titularidad de las patentes y la adquisición de otras compañías de semillas. El sumar a la alfalfa a la línea de productos con resistencia a glifosato, aumenta la adherencia de Monsanto en el agro y los agricultores de Estados Unidos, y permite un monopolio sobre una gran segmento del sistema de producción de alimentos.

Fuente: Western Organization of Resources Council. 10 Things You Should Know About Roundup Ready Alfalfa / http://www.worc.org/...

********

RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad