bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Politicas_rurales_de_Trump._Boletin_N_676_de_la_RALLT
Autor RALLT Idioma Español Pais América del Norte Publicado 30 noviembre 2016 13:15

Políticas rurales de Trump. Boletín N° 676 de la RALLT

| Más

"La plataforma de Trump no menciona específicamente alimentos, agricultura o comunidades rurales, y hasta donde sabemos nunca ha abordado directamente el tema de los sistemas alimentarios locales y regionales. Pero recientemente publicó una lista de asesores de agricultura que pinta un cuadro vívido del tipo de políticas que se puede esperar bajo un Presidente Trump. Los 65 nombres en la lista son defensores de la agricultura industrial."

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 676

Contenido:

ALGUNOS ASPECTOS DE LAS POLÍTICAS RURALES DE TRUMP

TRUMP Y LAS POLÍTICAS ALIMENTARIAS

¿QUE SIGNIFICARÁ TRUMP PARA LAS POLITICAS CIENTÍFICAS DE AMÉRICA?

========================================================

ALGUNOS ASPECTOS DE LAS POLÍTICAS RURALES DE TRUMP

La plataforma de Trump no menciona específicamente alimentos, agricultura o comunidades rurales, y hasta donde sabemos nunca ha abordado directamente el tema de los sistemas alimentarios locales y regionales.

Pero recientemente publicó una lista de asesores de agricultura que pinta un cuadro vívido del tipo de políticas que se puede esperar bajo un Presidente Trump. Los 65 nombres en la lista son defensores de la agricultura industrial, incluyendo senadores, gobernadores, comisionados estatales y ejecutivos del agronegocio. Es seguro decir que el equipo agrario de Trump apoyará los feedlots sobre los mercados de agricultores.

Cupones de alimentos (SNAP):

Este es un programa de asistencia alimentaria para las familias e individuos de bajos recursos. Al respecto Trump dijo que en su libro "Time to Get Dough: Making America # 1

“El programa de cupones de alimentos se creó originalmente como asistencia temporal para familias en momentos de necesidad. Y no debería ser necesario usarlo a menudo. Afortunadamente, el 96 por ciento de los padres pobres de América dicen que sus hijos nunca sufren ni siquiera un día de hambre. Pero cuando la mitad de los receptores de los cupones de alimentos los han usado durante casi una década, significa que algo está claramente incorrecto, que algo tiene que ver con el fraude”.

Los republicanos han abogado por años por eliminar los beneficios de SNAP de la ley agrícola, con la posibilidad de ser eliminados, una posición que Trump apoya.

Actualización: El 13 de septiembre, Sam Clovis, un asesor principal de la campaña Trump, aclaró que el candidato republicano no buscaría eliminar los beneficios de SNAP de la Farm Bill de 2018.

Biotecnología / OMG:

Las acciones de las empresas biotecnológicas se dispararon después del anuncio de la victoria de Trump. Uno de los factores que llevó a que los OGM comenzaran a expandirse tan pronto en los Estados Unidos fue el proceso de desregulación a este sector que tuvo lugar durante las presidencias de Reagan y H. W. Bush, basándose en la premise que los cultivos transgénicos no suponían ningún riesgo adicional que el de los cultivos "convencionales", por lo que debían ser desregularlos. Por lo que se espera que en esta nueva administración republican, habrá nuevos procesos de desregulación de la biotecnología.

Etiquetado de alimentos transgénicos:

No apoya el etiquetado de alimentos transgénicos. A juzgar por su consejo consultivo de agricultura y agronegocios, podemos suponer que no iniciará ninguna otra restricción sobre el uso de la biotecnología en la agricultura.

Biocombustibles:

En relación a los biocombustibles dijo que estaba 100% a favor del etanol en un evento de septiembre 2015.

Sobre la agricultura orgánica:

El candidato republicano ha prometido eliminar la EPA, lo que hace dudoso que haría cualquier cosa por apoyar la agricultura orgánica, y al contrario, podría conducir a un relajamiento de las restricciones a los productos químicos agrícolas tóxicos. Un amante de la comida chatarra, Trump no parece tener un interés personal en los alimentos orgánicos, ni ha dicho nada para indicar el apoyo a los agricultores orgánicos.

Trabajadores rurales migrantes:

Su postura es ampliamente conocida: deportar a los inmigrantes ilegales actualmente en el país y poner un muro en la frontera para evitar que regresen. Todavía no ha abordado cómo la represión de la inmigración afectará a la agricultura, que depende en gran medida del trabajo de los inmigrantes, tanto legales como ilegales. Algunos puntos de venta han sugerido que un enfoque tan drástico de la inmigración podría resultar en escasez de alimentos o al menos un aumento en los precios de los alimentos (porque los migrantes subsidian con su trabajo, la producción de alimentos de ese país).

Normas laborales para trabajadores agrícolas

Trump no ha incluido en sus expedientes ningún punto de vista explícito sobre cómo los trabajadores agrícolas deben ser tratados en el trabajo. Sin embargo, en sus diversos negocios, tiene una larga historia de no pagar a los contratistas y de evitar la mano de obra sindicalizada para sus proyectos de construcción, y ha sido citado por 24 violaciones bajo la Ley de Trabajo Justo.

Derechos animales

Los hijos de Trump, que son dos de sus principales asesores, son conocidos por su amor por la caza de trofeos en África. Trump mismo escribió en su tweeter en 2015 que, "Ringling Brothers está eliminando sus elefantes. Yo, por ejemplo, nunca volveré. Probablemente usaron los derechos de los animales para reducir los costos”. Su lista de asesores en agricultura no parece incluir defensores del bienestar de los animales en las granjas.

Extractos de:

Where Hillary Clinton and Donald Trump Land on Food and Farming Issues

Brian Barth. 7 de Septembre, 2016

Y otros textos

======================================================

TRUMP Y LAS POLÍTICAS ALIMENTARIAS

Carta del Centre for Food Safety sobre las políticas alimentarias de Trump

Ha pasado poco más de una semana desde la elección, y el equipo de Trump está empezando a tomar forma. Aunque no es sorprendente, ha sido alarmante ver al equipo de transición de Trump abastecido con ideólogos que están listos para tomar el control de las agencias reguladoras vitales, elevando intereses especiales como corporaciones químicas gigantes sobre el resto de nosotros. Estamos acostumbrados a luchar contra intereses y corporaciones especiales, y tendremos una dura batalla por delante.

Pero estamos listos para la pelea y contamos con una poderosa herramienta en nuestro arsenal: un equipo de litigantes experimentados, defensores de políticas y científicos que se enfrentarán a una administración Trump ya sus aliados corporativos en los tribunales.

No importa qué partido político esté en el poder, CFS siempre interviene para responsabilizar al gobierno de sus acciones, y lo seguiremos haciendo en el próximo año. CFS ha trabajado a través de varias administraciones durante casi 20 años, y hemos aprendido que el litigio es una de nuestras herramientas más eficaces en nuestros esfuerzos para asegurar un futuro más seguro y más sostenible para nuestros alimentos, nuestra salud y nuestro medio ambiente.

Estamos en las líneas de frente listos para mantener un gobierno de Trump responsable. Sabemos que nuestro litigio es a menudo la primera línea de defensa contra las decisiones tomadas por las agencias gubernamentales, pero necesitamos su ayuda para sostener estos esfuerzos críticos y luchar contra los potencialmente hostiles.

¿A qué nos enfrentamos? Los desafíos que enfrenta nuestro movimiento van más allá del partidismo. Trump afirma que el cambio climático es un "engaño", conjurado por los chinos para sabotear nuestro futuro económico. Prometió "cancelar" nuestros compromisos internacionales críticos del acuerdo climático. También se comprometió no sólo a rescindir los reglamentos de la EPA para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, sino a "enturbiar" la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) por completo.

Con ese fin, Trump ha nombrado al lobista anti-cambio climático Myron Ebell, financiado por la industria, para dirigir la transición de la EPA y, en última instancia, podría nombrarlo como jefe de la EPA. Ebell dirige una organización que no sólo destruye la ciencia establecida sobre el cambio climático, sino que minimiza los riesgos de los plaguicidas y sus efectos sobre la salud humana, los polinizadores y el medio ambiente. El grupo de Ebell ha recibido miles de dólares de Monsanto y sus congéneres.

Los puntos de vista de la administración Trump sobre la política alimentaria y agrícola son preocupantes: incluyen la promoción de plaguicidas, granjas industriales y otras prácticas agrícolas industriales. Este es un ataque directo al movimiento de alimentos ya todos los avances en las políticas agrícolas y ambientales que hemos conseguido en la última década.

A medida que nos acercamos a un incierto año nuevo, queremos asegurarles que CFS va a Continuar haciendo lo que hemos estado haciendo durante los últimos veinte años: estar en la primera línea de las luchas legales y legislativas y abogar por nuestros valores compartidos, incluyendo la mejora de los polinizadores y la salud humana, la reducción del uso de plaguicidas, y la alimentación segura.

No será fácil enfrentarse a Trump y gigantes corporativos como Monsanto. Especialmente con sus cabilderos y sus aliados en Washington. Pero juntos, seguiremos desafiándolos en los tribunales y promoviendo nuestra misión de proteger la inocuidad de los alimentos.

Gracias por unirse a nosotros en este trabajo crítico,

El equipo del Centro de Seguridad Alimentaria (CFS)

=========================================================

¿QUE SIGNIFICARÁ TRUMP PARA LAS POLITICAS CIENTÍFICAS DE AMÉRICA?

Extratos del artículo de de Michael Halpern (@halpsci) de la Unión de Científicos Comprometidos de Estados Unidos.

Disponible aquí

Poco después de su victoria electoral, el presidente electo Donald Trump fue atípicamente conciliador. "Para aquellos que han optado por no apoyarme en el pasado", dijo, "les pido su orientación y ayuda para que podamos trabajar juntos y unificar nuestro gran país".

Hasta ahora, hay poca tranquilidad en la comunidad científica, ya quienes asesoran a Trump tienen una historia colectiva de atacar a los científicos y su trabajo.

En primer lugar está Myron Ebell, que liderará la transición de la Agencia de Protección Ambiental. Muchos informes se han centrado en sus amplios lazos con la negación del clima. Pero también fue la mano silenciosa detrás de los esfuerzos de la administración Bush para reescribir los informes científicos sobre el cambio climático. Luego está David Schnare, un miembro del equipo de transición de la EPA que ha hecho una carrera con dinero de la industria del carbón para acosar a los científicos del clima ahogándolos en pedidos de registros abiertos.

Con este gabinete, la ciencia se volverá más vulnerable. En la lista corta obre quién será el nuevo secretario de energía, está el magnate de petróleo Harold Hamm, quien presionó a la Universidad de Oklahoma para que despidiera a los investigadores que sugerían un vínculo entre fracking y los terremotos, y luego demandó a alguien por un post de Facebook que criticó sus acciones.

A largo plazo, podemos esperar que tales amenazas se multipliquen y empeoren. La neutralidad está en peligro. Las “listas negras” de medios se están convirtiendo en una tendencia. Los comportamientos abominables que se normalizaron durante la campaña, pueden normalizarse.

Es posible que pasen legislaciones que debiliten los fundamentos científicos de leyes como la Ley para el Aire Limpio de los Estados Unidos. El presidente Obama amenazó con vetar proyectos de ley que aumentarían el control político de las subvenciones de la Fundación Nacional de Ciencias, incrementaron la influencia de la industria sobre la Junta Asesora Científica de la EPA y que paralizarían la capacidad de la EPA de emitir protecciones públicas basadas en la ciencia. No podemos esperar lo mismo de su sucesor.

Los científicos y sus instituciones deben vigilar de cerca y mantener la administración Trump a los mismos altos estándares que esperamos de cualquier gobierno. Independientemente de si estamos de acuerdo con las decisiones políticas, deberíamos protestar en voz alta si eliminan la ciencia del proceso, o manipulan o suprimen la ciencia para tratar de justificar las decisiones. Cuando la administración Bush censuró a los científicos y reescribió los informes científicos, demasiados cuerpos científicos permanecieron en silencio, preocupados por poner en peligro la financiación. Esto no puede volver a suceder.

Los científicos y sus instituciones deben defender la capacidad de las agencias basadas en la ciencia de proteger la salud pública y el medio ambiente. Miles de científicos del gobierno federal que han dedicado sus vidas al servicio público están ansiosos de su futuro y podrán mantener sus esfuerzos, si la comunidad científica los respalda. Los necesitamos aún más, tanto para informar las decisiones de las agencias, como para denunciar cualquier intento de interferencia política en su trabajo.

Los científicos y sus instituciones deberían defender la inclusión. Los científicos musulmanes, los científicos LGBT, los científicos de color ya enfrentan barreras significativas a las carreras científicas, y la campaña del Sr. Trump sólo empeoró esto. La diversidad hace que la ciencia y nuestro país sean más fuertes, y todos deben ser capaces de contribuir al conocimiento científico y beneficiarse de su búsqueda.

____________________________

RALLT

Temas: Agronegocio

¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad