bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Campana_de_la_Semilla_de_Via_Campesina/Presentacion_de_la_Campana_de_la_Semilla_en_el_FSM_de_Porto_Alegre
Autor Francisca Rodríguez, ANAMURI Publicado 11 noviembre 2003 14:53

Presentación de la Campaña de la Semilla en el FSM de Porto Alegre

| Más

Compañeras, compañeros, amigos, hermanas, hermanos que estamos aquí, hoy es día para retomar uno de los temas más importantes del momento y de la humanidad. Donde está en juego la vida de nuestro planeta y la vida misma de las personas.

Tal vez nunca antes ese grito desgarrador de las luchas libertarías de los pueblos, Patria o Muerte Venceremos, había tenido tanto sentido para los campesinos y campesinas , para la gente de la tierra, porque Patria o Muerte significa hoy en día para nosotros, el preservar nuestra semilla, defender nuestra tierra, nuestra agua, porque o salvamos la tierra y nuestras semillas o morimos en el intento. Por que campesinas y semillas somos una unidad. Si se destruye una se destruye a ambas. Por eso nuestra tarea es una sola, VENCER.

Vencer al capitalismo, al patentamiento, a la usurpación, al despojo, a la manipulación de la vida que hace la biotecnología controlada por el capital.

Por eso estamos aquí, afirmando con toda el alma y el corazón que las semillas son patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad.

Patrimonio es un bien común con valor simbólico, con valor espiritual, con significado y las semillas son nuestro patrimonio, son nuestras vidas y es nuestro deber cuidarlas, conservarlas, defenderlas de la globalización depredadora del capitalismo aniquilador.

Este es nuestro reto y este es nuestro mandato.

Hacen siete años, en la Primera Cumbre Mundial de la Alimentación, Vía Campesina lanzó un concepto revolucionario, este es el de "Soberanía Alimentaría". Porque Soberanía Alimentaría implica todo. Soberanía Alimentaría es la lucha por la tierra; es la lucha por el agua; es la lucha por la semilla; es la lucha por la vida. Y a esta lucha es a la que hoy los queremos llamar.

Aquí estamos, hombres y mujeres del campo, venidos de diferentes partes del mundo a compartir con ustedes este gran desafío. Lo que no ha explicado, lo que no ha dicho Pat Mooney, lo que no ha dicho aquí Peter Rosset lo ha expresado con claridad y convicción João Pedro para decir "lo fuerte, lo importante y lo dramático que es esta lucha".

Queremos hoy día en esta actividad decirles que Vía Campesina en la Segunda Cumbre Mundial de la Alimentación, le puso el corazón a la Soberanía Alimentaría llamando a la Campaña Mundial de la Semilla para que estas sean declaradas Patrimonio de la Humanidad. Quedó demostrado, que a pesar de la realización de la Cumbre, el problema de la alimentación no se ha resuelto. Al contrario, la falta de alimento en el mundo se ha agudizado y hoy en día se agrava, producto del avasallamiento de las empresas transnacionales que pretenden convertir los alimentos de la humanidad en un arma de dominación económica y política en el mundo. Aquí estamos los que sentimos y sufrimos los efectos de la globalización excluyente, de la privatización aniquiladora, de la muerte, de la guerra; así como de las nuevas formas de esclavitud generadas con las políticas del FMI, la OMC o como las que con el ALCA se pretenden establecer en las Américas.

Por eso estamos aquí, por eso estamos discutiendo temas tan importantes en este Foro Social Mundial. Por eso estamos aquí para construir alianza fuertes y férreas para poder enfrentar el sistema.

Heredamos las semillas de nuestras abuelas y nuestras madres como un regalo. De ellas recibimos los conocimientos de como cuidarlas, sembrarlas, mejorarlas, compartirlas y cocinarlas.

Mujeres y hombres de la tierra hemos sido educados en la ética de la semillas. Las semillas se conservan, se cuidan, se siembran y se comparten. Son un don para la colectividad, no son monopolizables, no son apropiables, no son privatizables. No se pueden modificar genéticamente transgrediendo las leyes de la naturaleza la que no combina en un mismo individuo genes de plantas y de animales o de bacterias, como lo hacen las transnacionales en la actualidad con las semillas transgénicos.

Las semillas viven en la solidaridad y en la libertad, conversan con mujeres y hombres que entienden su lenguaje y entregan sus secretos en la belleza y armonía de la tierra. Por ello nuestros campos son variados en texturas, colores y aromas y se entremezclan de oficios y faenas y de enseñanzas y saberes, traspasados y recreados de generación en generación.

El capitalismo es incapaz de organizar algo tan complejo, bello y variado como la diversidad agrícola. Por eso industrializa el suelo, trata a la tierra como materia inerte, cambia el significado de la agricultura y de la alimentación y rompe con las leyes de la naturaleza envenenando plantas, animales y personas. Explota y aniquila campesinos, privatizando el agua, usurpando la biodiversidad, concentrando la tierra en las corporaciones transnacionales. Militariza territorios, criminaliza a los defensores de la tierra, destruye diversidad y vida mediante tratados comerciales. Transgrediendo todos los principios y leyes de la naturaleza y de las divinidades modifica genéticamente las semillas.

Semillas y gente de la tierra nos necesitamos mutuamente, nos hemos criado y alimentado mutuamente, dando origen a diversas culturas a distintas cosmovisiones acompañados de la luna y el sol, siguiendo los ciclos de la naturaleza, conversando con la lluvia y las estrellas, haciendo caminos al agua y conviviendo con los árboles. Somos las Agricultoras del mundo los guardianes de la tierra y las semillas. Porque sin semillas no hay agricultura; sin agricultura no hay alimentación y sin alimentación no hay pueblos.

Por eso hoy ratificamos nuestra gran campaña mundial en defensa de las semillas sustentadoras de la vida, impulsando la declaración en que sean reconocidas como Patrimonio de los Pueblos al Sevicio de la Humanidad.

Apresentação da música "Terra" y la Mistica

La Vía Campesina se ha comprometido con salvar nuestras semillas. Aquellas producidas por los saberes tradicionales: las semillas criollas, las semillas conservadas y desarrolladas por hombres y mujeres sabias.

Y por eso nos hemos comprometido a luchar contra todas las formas de privatización de las semillas y el conocimiento que va con ellas. Nos hemos comprometido a luchar contra la multiplicación, siembra y distribución de las semillas transgénicas en todo el mundo. Repudiamos y rechazamos la ayuda alimentaria con semillas transgénicas que el gobierno de Estados Unidos ha enviado a los países africanos.

Los gobiernos y las Naciones Unidas han sido capturados en términos políticos, económicos y culturales por las corporaciones transnacionales. La OMC se ha apoderado de las políticas mundiales y eliminó la justicia, la solidaridad, la ética del respeto a la vida y a la naturaleza de su lenguaje.

El tratado de las semillas de la FAO, recientemente firmado, es insuficiente, ambiguo y su contenido no merece nuestra confianza. El sistema oficial formalizado en el tratado de las semillas no soló no es confiable sino también, mediocre.

Los campesinos tenemos derechos y deberes con las semillas que el tratado no contempla, de allí la urgencia e importancia que seamos las propias mujeres campesinas, hombres del campo y pueblos indígenas quienes elaboremos nuestro propio código de resposabilidades y derechos en relación a las semillas.

Ha llegado la hora que sea el mundo campesino, el mundo indígena el que fije sus propia reglas de intercambio, producción, manejo y conservación de sus semillas; basado en su código de conducta que se inspira en valores y principios de la naturaleza y en los principios de la soberanía alimentaría.

Compañeros, compañeras, campesinas, campesinos e indígenas Aquí todos juntos comprometamonos.

"Compañeras y compañeros, campesinos del mundo amigos amigas; ¿Nos comprometemos en el más breve plazo a discutir, analizar y definir la forma en que se intercambien la semilla. La forma de protegerlas y conservarlas para evitar su contaminación con lo transgénico, para evitar su privatización, para mantenerla como Patrimonio de la Humanidad.? ¿Nos comprometemos?.

- ¡Más fuerte compañeros! ... ¿Nos comprometemos?

¡¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!!!

- ¿Nos comprometemos a defender nuestros derechos soberanos, a crear, mantener, elaborar nuestros propios sistema de conocimiento?

¡¡¡NOS COMPROMETEMOS !!!

- ¿Nos comprometemos a recuperar, rescatar, mantener, desarrollar, nuestros diversos sistemas de conocimiento y a sus respectivos especialistas?

¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!

- ¿Nos comprometemos a enseñar a nuestros hijos e hijas los valores, principios y conductas que ellos necesitan para evitar así cualquier agresión a la tierra y cualquier forma de producción o relación con la naturaleza que afecte la sustentabilidad de los campesinos, de los pueblos indígenas, de las comunidades de pescadores y en definitiva, de toda la humanidad.?

¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!

- ¿Nos comprometemos a redoblar la resistencia en la lucha, en la desobediencia a las políticas agrarias impuestas por los gobiernos y por el gran capital?

¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!

- ¿ Nos comprometemos a resistir la imposición de tecnología que atenta contra la vida en todas sus formas y dimensiones?

- ¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!

- ¿ Nos comprometemos a iniciar el camino de la autonomía campesina, para asegurar la soberanía alimentaría, asumiendo una posición de insurgencia frente al modelo neoliberal?

¡¡¡NOS COMPROMETEMOS!!!

Estos compromisos compañero, que ya han costado libertad y vida, queremos aquí simbolizarlo como una homenaje al compañero José Bove, a quien le pedimos que pase para recibir las semillas de la vida. Y con este mismo homenaje, queremos hacer un reconocimiento a lo que nos ha entregado y nos seguirá entregando el compañero y amigo Pat Mooney.

¡ Aquí está la ciencia campesina y la ciencia de la universidad unidas para luchar y propagar la semilla de la vida!

Hoy queremos dar otro paso en Globalizar la Lucha y en Globalizar la Esperanza. Mistica y compartiendo semillas

Porto Alegre, 24/01/03


Comentarios

comentario, por sonia pto.montt (03/11/2006)

Comparto plenamente esas palabras ,a las mujeres campesinas solo nos queda luchar con toda nuestras fuerzas en contra quienes nos inponen nuevas formas de cultivar nuestras tierras y nos vombardean con ofertas de semillas las cuales muestran muy frondosas, grandes,de colores intensos,pero la gente que se a criado en el campo por erencia es conocedora de nuestras semillas,de sus olores, sabores y colores.Por lo tan solo nos resta asernos escuchar por estas nuevas generaciones,predicar con el ejemplo,osea no puedo pedirle a mi hija,nuera o nieta que siembre semillas tradicionales si yo compro hortalizas trangenicas. Yo les agradesco esta forma de comunicarnos. Globalisemos la lucha, globalisemos la esperanza.

consetrvar nuestras semilla, por clara palma martinez (05/03/2009)

compañeros @ hoy mas que nunca devemos mirar al futuro para saver que en ese futuro estarn nuestros nietos @ sin olvidar el pasado que es de donde provenimos, pero con una mirad urgente en el presente es decir, como vivieron nuestros antepasados, en una convivencia armonica con la naturalez, reflexionando como estamos vivindo nostras, y como viviran las futuras generaciones, en esa mirada profunda deve de estar la tierra como nuestra madre- y la semillla como extencion de la vida, es por ello que que hemos iniciado una pequeña campaña con niños y niñas de 5-18 años para que cuando se coman una fruta de tempora( naranja jinicul aguacate) no tiren la semilla la depositen en una maceta para que esa vida que esta dentreo de esa pequeña semilla no muera, cada uno inicia con cinco semillas crioyas- mismas que devera trasplantar en su traspatio o cafetal ya que estamos en sona cafetalera- en este año se anotaron para tal ejercicio 100 niños @ esperamos sembrar 500 arbolitos nativos, con la idea de intercambiar si es de nuestro interes los arboles , en la idea de preservar lo que tenemos, no introducir semillas modificadas generar una conciencia de amor a la tirra en nuestros niños@.

yo me sumo , por rosa del carmen rojas huenchulaf (08/03/2012)

En nuestra forma de ser a existido siempre una forma de intercambio llamada Xafkintü donde un vecino cambia semilla con otro....y así. viendo lo mejor para nuestra familia y comunidad. Admirable quienes despiertan conciencia de lo que debemos comer sanamente Hoy en día las mujeres no pueden concebir hijos ¿porque? como nos alimentamos...Nada de lo que el almacén nos ofrece es natural y bueno para la salud.Absolutamente nada. He trabajado por mas de 25 años como almacenera y campesina y no hay sinergia ni compatibilidad ..Se cierra el local con este vídeo He despertado .Quiero un mundo mejor con mis costumbre mapuche Rosita


¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad