bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Argentina_-_Mendoza_se_acerca_a_Vaca_Muerta_y_las_fracturas_quedan_a_la_vista
Autor Observatorio Petrolero Sur Idioma Español Pais Argentina Publicado 29 agosto 2017 14:10

Argentina - Mendoza se acerca a Vaca Muerta y las fracturas quedan a la vista

| Más

A fines de julio el gobierno de Mendoza, encabezado por Alfredo Cornejo (Cambiemos), autorizó a la petrolera El Trébol SA a fracturar cuatro pozos del área Puestos Rojas, en el marco del proyecto de exploración del potencial de hidrocarburos de la formación Vaca Muerta en territorio de la provincia. La firma de la resolución 813/17 de la Dirección Protección del Ambiente, que despejó el camino al fracking en el departamento Malargüe, dio lugar a denuncias por irregularidades, acciones judiciales, iniciativas legislativas y tensionó aún más el conflicto con La Pampa por el manejo de la cuenca del río Atuel.

En virtual bloque, cámaras empresarias, gobierno provincial y sindicato petrolero, no sólo auguraron el despegue de la economía mendocina a partir de la explotación de Vaca Muerta; también apuntaron contra “los ambientalistas”, en discursos que fueron de la descalificación al apriete. En esta nota hacemos un recorrido por las diferentes posiciones en disputa.

Por OPSur

La fracturación hidráulica de los cuatro pozos de Puestos Rojas fue autorizada de manera expeditiva. Este proceder generó una presentación de la Fundación Cullunche en la Fiscalía de Estado para que investigue presuntas irregularidades en el proceso administrativo. La ONG apuntó hacia la directora de Protección Ambiental de la Secretaría de Ambiente, Miriam Skalany, quien habría omitido pedir el Estudio de Impacto Ambiental y actuado en favor de la empresa.

La resolución que dio vía libre al proyecto de Petrolera El Trébol también fue objetada por la asociación de Regantes del Atuel, y además motivó la presentación de tres recursos de amparo, impulsados por un grupo de abogados locales, la Federación Argentina de Espeleología y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales. En estos se planteaba que la autorización vulneraba tanto preceptos de la Constitución Nacional (artículos 41 y 43), como también leyes nacionales (Ley General del Ambiente) y de la provincia (Ley 5961, referida a la explotación de hidrocarburos). Además en estos se advierte que la actividad de la compañía pone en riesgo el equilibrio ecológico de la cuenca del río Atuel y del Área Natural Protegida Laguna Llancanelo. Sin embargo, las fracturas se realizaron y después de ello la jueza María Eugenia Ibaceta rechazó los recursos por considerar que, como se trataba de un hecho consumado, no había “interés jurídico”.

Los lados del mostrador

Los ecos de la estimulación del pozo se sintieron en la Legislatura mendocina. El diputado Gustavo Majstruk (PJ) presentó un proyecto de ley que prohíbe utilizar en la provincia “técnicas no convencionales (fracking) durante los procesos de exploración y extracción de hidrocarburos”, basándose en el Principio Precautorio. Según el legislador justicialista, la fractura hidráulica “implica impactos ambientales muy elevados. Estos impactos resultan especialmente inasumibles en zonas donde la población y las actividades productivas, especialmente agrícolas y ganaderas, dependen de sus recursos hídricos como es el caso del sur provincial”.

En 2013, cuando el fracking ingresó a la agenda pública provincial de la mano de diferentes asambleas socioambientales que impulsaron ordenanzas de prohibición, el entonces diputado Tadeo García Zalazar, por el radicalismo, presentó un proyecto para prohibir la aplicación de la técnica por un lapso de dos años. El legislador destacaba que no existían normas específicas de procedimiento para el cuidado del ambiente, y defendía la declaración de una moratoria “hasta tener la información necesaria para definir la garantía de los procesos”. Paradojas de la política, en 2015 García Zalazar fue el elegido por Alfredo Cornejo para que lo suceda en la intendencia de Godoy Cruz, cuando recorría el camino hacia el Ejecutivo provincial.

La legislación demandada por García Zalazar es todavía una asignatura pendiente. Recientemente el gobierno mendocino anunció que llenará ese vacío. Aunque según el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, “este tipo de intervención”, en relación al fracking, “no es muy distinto a lo que se viene haciendo. Lo único que cambia es la profundidad a la que se hace”.

La sombra del manzano

Si bien como responsable del proyecto de fracking aparece Petrolera El Trébol, subsidiaria de la compañía suiza Mercuria -especializada en la transacción de commodities a nivel global-, para llevar adelante la incursión sobre Vaca Muerta ésta se fusionó con Andes Energía, que tiene a los empresarios mendocinos Daniel Vila y José Luis Manzano entre sus principales accionistas. Pocos días antes de que la provincia autorizara la fracturación de los pozos, ambas empresas anunciaron el acuerdo de conformar la compañía Phoenix Global Resources, en la que suman los activos en producción y exploración que tienen en el país.

Mercuria detentará el 75% de las acciones de Phoenix, mientras que los accionistas de Andes el 25% restante. Entre los activos más destacados se encuentran el área Chachahuén, en la que se registró el descubrimiento de petróleo convencional más importante de los últimos años, allí participa junto a YPF (operadora); Puestos Rojas, para el desarrollo no convencionales; y Santa Cruz Sur, con producción y reservas significativas de gas y petróleo.

Fuera de la ley

“Una vez más el gobierno miente”. Con esa afirmación arranca el comunicado de las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura, en el que recuerdan que Alfredo Cornejo cuando estaba en campaña por la Gobernación, decía “todo dentro de la ley”. “Sin embargo, parece que olvidó su compromiso”, sostuvieron en alusión a las normas ambientales que violaría la resolución de la DPA. la AMPAP también fustigó las declaraciones del subsecretario de Minería de la provincia, Emilio Guiñazú, quien aseguró “que no hay datos certeros sobre la contaminación del fracking”.

La Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe, por su parte, calificó de “vergonzosa” la actitud del gobierno mendocino y de los funcionarios de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, “al argumentar que por ‘tratarse de pozos que ya existían y fueron explotados de manera convencional, sólo bastaba una resolución interna (789/17) para dar inicio al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental’, cuando en realidad se trata de un proyecto completamente diferente al cual esos pozos fueron perforados”. Desde este espacio también advirtieron que tanto el Departamento General de Irrigación como la Fundación Centro Regional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CRICyT), avalaron el proyecto de Petrolera El Trébol con dictámenes técnicos a pesar de que concluyen que “los trabajos a desarrollar podrían afectar las fuentes y la calidad del recurso hídrico subterráneo y superficial”.

Además de los impactos ambientales y sanitarios asociados a la fracturación hidráulica, la Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe señaló que el desarrollo de yacimientos no convencionales afectará negativamente al turismo y la ganadería. Al tiempo que repudió “la reiterada intención del gobierno provincial y nacional de imponer (…) actividades extractivas contaminantes, que no apuntan al desarrollo local ni al bienestar, como el fracking y la megaminería, cuando ni siquiera es capaz de controlar la explotación petrolera convencional” que se desarrolla en el departamento.

La Asamblea del Pueblo de Alvear también se sumó al repudio y además demandó la suspensión urgente del proyecto, “hasta tanto no exista una base científica o datos concluyentes que determinen con exactitud que esta técnica [el fracking] no genera una repercusión directa sobre el medio ambiente y la salud”.

Visiones en desarrollo

Entre las voces en defensa del fracking se encuentra la Federación Económica de Mendoza, que advirtió la necesidad de diversificar la matriz productiva de la provincia, “porque con lo que produce no alcanza”. Y subrayó que “cuando no alcanza, gobiernos anteriores han apelado a la vieja receta de aumentar la presión tributaria sobre pymes, comercios, sectores productivos y población en general”. “Ahora que tenemos la oportunidad de generar ingresos, observamos con alarma esta reciente catarata de planteos judiciales que intentan frenar una actividad que se ejecuta a toda máquina en la vecina Neuquén con todo lo que ello implica en lo que respecta a empleo y riqueza, por lo tanto no creemos que con amparos contribuyamos al desarrollo de Mendoza, al contrario, la paralizamos”, aseguró la entidad empresaria, construyendo su propio relato de la actualidad de Neuquén y Vaca Muerta.

En la misma dirección, la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros rechazó “los absurdos y acostumbrados planteos de personas y entidades que, amparándose en el pretendido cuidado del ambiente, motorizan posturas dogmáticas e interesadas promoviendo medidas judiciales para impedir su desarrollo”. “[El fracking] se ha convertido en blanco de fuertes críticas por parte de quienes, también, se oponen a los cultivos transgénicos, a la energía atómica, a los agroquímicos, a los diques y represas y a la minería, actividades todas ellas que conforman una parte importante de los factores que conducirán, inexorablemente, al desarrollo de la provincia y el país.” La CaMEM expresó además “su profunda preocupación por las fuertes consecuencias negativas que puedan generar estas acciones sobre la industria petrolera en particular y el necesario desarrollo productivo de la provincia en general”.

En tanto el Consejo Empresario Mendocino pidió que se “libere a las políticas de desarrollo de pujas ideológicas comprensibles en cuanto a sus dimensiones filosóficas, pero que se vuelven negativas cuando afectan lo fundamental de la convivencia aquí y ahora, en esta época y en este país”.

Te espero en la plaza

La defensa más aguerrida de la exploración de no convencionales en el área Puestos Rojas no corrió por cuenta del empresariado sino de Julián Matamala, secretario general del Sindicato de Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado y Químicos de Cuyo y La Rioja. A través de un comunicado no sólo descalificó a los críticos del fracking y puso en duda que el interés de éstos sea defender el ambiente, sino que además los desafió a debatir en la Plaza de Malargüe, en el marco de un acto de apoyo al proyecto de Petrolera El Trébol realizado el 17 de agosto.

Según el dirigente sindical, los desarrollos tecnológicos y las capacidades de los trabajadores y profesionales han permitido mejorar el proceso al punto de que se puede aplicar la fracturación hidráulica, tanto en yacimientos convencionales como no convencionales, sin “ningún tipo de impacto dañino para el ambiente ni la población”. Una aseveración temeraria que es puesta en duda por una diversidad de estudios científicos realizados en Estados Unidos, país donde más se ha desarrollado esta técnica. (1) En el comunicado se denuncia “la alarma que pequeños grupos ‘ambientalistas’ quieren generar con fines inciertos”, y asegura que en los pozos fracturados en Malargüe se implementaron “técnicas de control aún más estrictas que las que se aplican en Neuquén y en otros lugares del mundo”.

“También queremos informar que en este caso, se está usando agua de formación”, afirma el sindicato. “Esta agua que viene de gran profundidad junto con el petróleo no es apta para el consumo humano ni para la agroindustria y normalmente es devuelta a la formación de dónde provino. En este caso, en vez de inyectarla directamente se usa para hacer la estimulación de la formación y finalmente al terminar los trabajos se vuelve a inyectar al pozo de donde provino, a miles de metros de profundidad”, detalla. Sin embargo en la Resolución 813/17 de la DPA, se afirma que 1000 m3 de agua, de los 2500 m3 a emplearse en las operaciones, serían extraidos del río Salado. Justamente esa intervención sobre el principal afluente del Atuel incrementó la tensión en el conflicto existente entre las provincias de Mendoza y La Pampa por el manejo de esa cuenca. (2)

El secretario general de los petroleros privados de Cuyo también relativizó el volumen de agua utilizado. Sostuvo que “un pozo usa la misma agua que una hectárea de ajo o el equivalente de una pileta de natación para su estimulación, solo que su producción después puede llegar a más de 20 años”. En este punto cabe aclarar que la pileta a la que alude Matamala sería de tipo olímpica, es decir, de 50 metros de largo, 25 m de ancho y 2 m de profundidad. El dirigente petrolero también afirmó que luego de la fractura el pozo podría producir durante 20 años, sin embargo está comprobado que los pozos no convencionales sufren un pronunciado declive en los volúmenes de extracción al poco tiempo de su puesta en producción, índice que varía según las características de cada formación3. Pero además, tampoco se trata de una fractura por pozo, como la realizada en la prueba piloto, y mucho menos de cuatro pozos por área; la intensidad con que se interviene en los territorios es una característica de este tipo de explotación.

Otro de los puntos destacados por el dirigente petrolero respecto de la prueba piloto de Puestos Rojas, es que allí trabajaron más de 200 mendocinos, técnicos y profesionales, que “cuentan con salarios dignos y todos los beneficios sociales”. Al tiempo que se hizo eco de las declaraciones del gobernador Alfredo Cornejo, quien aseguró que de arrojar resultados positivos la exploración de El Trébol, llegarían inversiones por mil millones de dólares. “Es por eso que no podemos permitir que intereses ambientalistas afecten nuevamente nuestra actividad perjudicando a todos los mendocinos, significando que de poner obstáculos al desarrollo de la actividad, se va a ver seriamente perjudicada las Arcas de Mendoza en recibir menos regalías”.

Matamala manifestó además que mantuvo reuniones con directivos de las empresas que operan en Mendoza, quienes se encuentran preocupados “ante éstos hechos de ambientalistas que nada tienen de ambientalistas”.

De este modo se configura en Mendoza un panorama similar al de la Norpatagonia cuando comenzó la explotación masiva de Vaca Muerta, hace cuatro años. Por una parte el Gobierno y los empresarios alientan cantos de sirena de las supuestas bondades económicas del fracking, mientras los sindicatos hacen las veces de brazo armado discursivo. La independencia de la Justicia y de los medios de comunicación quedan bajo sospecha, y los sectores que resisten al avance del fracking son violentados e ignorados. Los derechos de las poblaciones locales pasan a segundo plano, desplazados por la quimera no convencional, un modelo económico y social que hasta ahora no cumplió su promesa en Neuquén ni en ningún lugar.

Notas.

1) Para más información se puede consultar el Compendio de Hallazgos Científicos, Médicos y de Medios de Comunicación que Demuestran los Riesgos y Daños del Fracking.

2) El embalse del río Atuel, con la construcción del dique mendocino El Nihuil, en 1947, impide que siga su curso hacia La Pampa, generando fuertes impactos ambientales, sociales y económicos. El caso sigue abierto en la Corte Suprema de Justicia. Más info.

3) egún un estudio del Instituto Post Carbon, en la formación de Bakken, una de las principales de Estados Unidos, los pozos tienen una declinación de un 69% el primer año y una vida productiva de seis años (Hughes, 2013:81). En el caso argentino los resultados son similares. Si tomamos todos los pozos de gas no convencionales desarrollados entre 2006 y 2015, la producción promedio baja de 5.442 Mm3 en el primer año a 2.588 Mm3 en el segundo, es decir una declinación de un 52,45%. El descenso se sostiene hasta el séptimo año donde la extracción es de 70 Mm3. Existe eso sí una diferencia en la vida útil entre los pozos: mientras la producción del shale es marginal al tercer año, el tight gas puede llegar a tener rentabilidad hasta el quinto o sexto. Más información en Boletín EJES Nº 4, octubre 2016.

Fuentes consultadas.

90.5 FM Piuquen, 18/08/2017. Sin fracking Mendoza dejaría de recibir mil millones en inversión

Alvear diario, 17/08/2017. Majstruk quiere que se prohíba el fracking en Mendoza.

Asamblea del Pueblo de General Alvear, 04/08/2017. Repudiamos la aprobacion del proyecto de extracción de petróleo no convencional “EL Trébol – Área Puestos Rojas” (Malargüe).

Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe (07/08/2017). Comunicado de la Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe.

Asambleas Mendocinas por el Agua Pura, 09/08/2017. El Fracking Mata. El Gobierno Miente.

El Sol, 23/07/2017. El método de fractura hidráulica no tiene una legislación específica.

– 09/08/2017. Este es el amparo que quiere frenar el fracking en Malargüe.

– 17/08/2017. Fracking: el Gobierno trabaja en una norma para regular la actividad en Mendoza.

Futuro Sustentable, 12/08/2017. Polémica por amparos contra el fracking en Mendoza.

Hughes, J. David, 2013. Perfora, chico, perfora. Post Carbon Institute, California.

Infobae, 24/07/2017. Andes se fusionó con PETSA para desarrollar Vaca Muerta.

Infobowen, 16/08/2017. Diputado del PJ quiere prohibir el fracking en Mendoza.

La Arena, 10/08/2017. Mendoza usará agua del Atuel para extraer petróleo.

Los Andes, 23/08/2017. Cornejo acusó a los K de mentir sobre el fracking.

MDZ, 10/08/2017. El CEM defendió la actividad del fracking en Mendoza.

– 10/08/2017. Un sindicato petrolero salió a defender el fracking en Cuyo.

– 13/08/2017. Empresarios mineros salen en defensa del fracking en Mendoza.

Vía Mendoza, 15/08/2017. La FEM, a favor del “fracking” en Mendoza.

Fuente: OPSur

Temas: Petróleo

¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad