bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/El_capitalismo_depredador_responsable_de_los_desastres_en_Bolivia
Autor Gastón Núñez Idioma Español Pais Bolivia Publicado 20 febrero 2014 13:05

El capitalismo depredador responsable de los desastres en Bolivia

| Más

Ante las tragedias y el dolor que nos revelan hasta ahora los desastres naturales en Bolivia y en otras partes del mundo debido al calentamiento global, el Presidente Evo Morales ha denunciado "la indolencia del capitalismo", tal como en varias ocasiones condenó, que es el propio capitalismo “el único culpable de la exagerada industrialización de algunas potencias, que siguen fabricando armas, no para salvar vidas, sino que está contaminando en todo el mundo y está haciendo cambiar el medio ambiente”.

El propio Evo Morales advirtió que lo que pasa en el mundo es "grave" y advierte de que "empeorará si continúa la negligencia de las potencias que no asumen acciones concretas para frenar la contaminación". No escatimó palabras al diagnosticar que la principal causa del cambio climático es el capitalismo y todo lo que ello implica.

Las alocuciones del primer mandatario nos recuerdan a las declaraciones y denuncias que se hicieran con contundencia, en aquella ceremonia de inauguración de la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático, las conclusiones de la misma en abril de 2010, en Tiquipaya, Cochabamba, evento en el que los participantes condenaron las acciones del imperio y el capitalismo frente al cambio climático.

El presente análisis retoma un importante aporte de quienes en diversos eventos, mesas de trabajo y de debate, fueron enfáticos al condenar las acciones y la estrategia que despliega el imperio a la hora de aplicar medidas que van en contra del cambio climático, la Madre Tierra y en qué medida, como sociedad civil, podemos construir una alternativa frente a la actitud depredadora del capitalismo, tal como apuntaló Evo Morales al señalar como el responsable de estos desastres naturales.

El desastre en Bolivia

Desde el 25 de enero, las intensas lluvias en diferentes localidades del oriente boliviano como Rurrenabaque, San Buenaventura, Reyes, Santa Rosa, la zona del TIPNIS y otras, ocasionaron deslizamientos de las montañas enterrando casas y desbordando arroyos, piedras de magnitud, destruyendo y colapsando canales y puentes urbanos. “La mayoría de familias afectadas está en Cochabamba donde 16.157 familias están afligidas. Le sigue Chuquisaca con 9.508, Potosí tiene 4.761, en Beni hay 4.064 y La Paz registra a 3.479.

A la fecha el número de familias afectadas en todo el territorio alcanza a 50.242 en 109 municipios afectados por las emergencias. Defensa Civil reporta que son 38 personas que hubieran fallecido por los desastres naturales y seis personas desaparecidas”. (1) Además de afectar a miles de personas, la temporada de lluvias cobró la vida de cientos de reses y cerdos; y con las últimas inundaciones, puso en riesgo a 350.000 cabezas de ganado en todo el país.

Ya en 2007, por ejemplo, las fuertes lluvias causaron serias inundaciones en cinco de los nueve departamentos del país (Santa Cruz, Beni, Cochabamba, La Paz y Tarija); el desborde de ríos y la afectación de carreteras dejó aisladas a varias comunidades rurales y afectó a más de 40.000 familias, lo que significa más de 200.000 personas; se reportaron además 22 fallecimientos.

Capitalismo depredador

Según Evo Morales, el capitalismo y su afán de lucro y de extracción ilimitada de recursos en un mundo finito está acelerando la desaparición de especies, el aumento del hambre, el deshielo de los glaciares y las pequeñas naciones insulares podrían desaparecer. Dijo que en los últimos 100 años, los países desarrollados que tienen el 20% de la población mundial, generaron más de 76% de las emisiones de carbono responsables del cambio climático.

Morales condenó la erosión de formas de vida sustentables y tradicionales, el conocimiento y la sabiduría indígena. "El capitalismo mercantiliza todo. Busca su continua expansión. Hay que cambiar el sistema. Tenemos que elegir entre cambio o muerte, (…)… por tanto yo llego a la conclusión que el capitalismo no sólo es el primer enemigo de la humanidad, el capitalismo hermanas y hermanos del mundo es sinónimo de inanición, es sinónimo de desigualdad, es sinónimo de la destrucción del planeta tierra”. (2)

El sistema capitalista nos ha impuesto una lógica de competencia, progreso y crecimiento ilimitado. Bajo el capitalismo, la Madre Tierra se convierte en fuente sólo de materias primas y, los seres humanos en medios de producción y consumidores, en personas que valen por lo que tienen y no por lo que son”.(3)

“La vida en este planeta está amenazada, porque acá estamos hablando de dos grandes proyectos en disputa: por un lado el proyecto del capital, el imperio, que significa el saqueo, que significa la muerte, que significa todas las falsas soluciones que rechazamos completamente; por eso nos sumamos a las bases, que dicen que es preciso cambiar el sistema, ese sistema capitalista de muerte, que para ese sistema significa lucro, ellos no tienen compromisos con los pueblos, no tienen compromiso con la vida de la tierra y de la naturaleza, por eso nos sumamos porque es preciso cambiar el sistema…”.(4)

“Graves daños nos han hecho y nos siguen haciendo, la inflación palabrería, que en América Latina es más nociva que la inflación monetaria y también sobre todo estamos hartos de la hipocresía de los países ricos que nos están dejando sin planeta, otros dicen que la hipocresía es la única prueba de la existencia del infinito y el discurserío de la llamada Comunidad Internacional, es el club de banqueros y guerreros prueba de dos definiciones que están bien correctas, yo quiero celebrar en cambio la fuerza de verdad que irradian las palabras y los silencios que nacen de la comunidad humana con la naturaleza”.(5)

“Necesitamos entender que el cambio climático es solo un síntoma de un sistema malo; como escucharon al Presidente Evo Morales. Ustedes saben que el capitalismo es la causa del cambio climático, así como la extracción de recursos de la Madre Tierra para enriquecer a solamente unos pocos; eso es lo que está causando muchos problemas en nuestra sociedad y el cambio climático es solo uno de ellos”.(6)

“Porqué el sistema, el mundo capitalista, destruye la naturaleza y genera el cambio climático, porque hemos construido con el capitalismo, con el mercado este artefacto que se ha insertado en el mundo, que ha arraigado el planeta tierra en nuestras conciencias en los modos de producción, en las formas de construir nuestros mundos de vida y que no es un organismo, un artefacto que no sabe cómo equilibrarse…(…), el capital transformó la naturaleza que es fuente de imaginarios, fuente de cosmovisiones en la cual se sienten los pueblos de la tierra comunicados, vinculados, hermanados, “parte de” la naturaleza”.(7)

“Otro aspecto del capitalismo además de crecer y expandirse, es el que realmente entra en una lucha por los recursos naturales, por la explotación de los recursos naturales tan rápido como los negocios lo requieran, sin considerar a las generaciones futuras. Esto llega a tal punto que incluso los recursos renovables se están extinguiendo, como está pasando en algunos lugares con algunas especies de peces, eso debido a la industria de la pesca”. (8)

“La crisis del cambio climático es entonces, un síntoma, no es un problema, es un síntoma del modelo de desarrollo imperante en el mundo, del sistema capitalista y de su lógica, de las relaciones destructivas poco armoniosas y poco democráticas entre sociedad, economía, política y naturaleza eso es lo que debemos cambiar... Combatir el cambio climático no sólo es un tema de recursos económicos, no queremos que nos sigan diciendo, cuánta plata necesitan para la adaptación y para la mitigación en sus países, para entregarles esos recursos…”. (9)

“Y la pregunta que uno tiene que hacerse. Esta agresión a la naturaleza, esta destrucción de bosques, este aniquilamiento de peces, esta erosión de los campos, este deshielo de las cordilleras; ¿es una anomalía temporal de una mala administración del capitalismo, es un recodo temporal corregible a corto plazo, con tal o cual medida, en términos financieros, o en términos administrativos?, está claro que no.

Y por un solo motivo, porque es la lógica básica primaria y fundamental del capitalismo industrial el que lleva en sus entrañas la destrucción, la depredación no solamente de los seres humanos, pregúntenles a los pueblos indígenas, a los pueblos colonizados…

(…) Pero no solamente eso, no solamente es el ser humano el que ha depredado y en cuyo altar del capitalismo cada siglo, millones de personas tienen que exhibir sus cuerpos maltratados y mutilados, en el altar de la libre empresa y el desarrollo capitalista, el capitalismo se levanta sobre el cuerpo de los seres humanos, millones de asesinados en guerras civiles y militares, el capitalismo vive de la sangre del pueblo, vive de la sangre de las personas y nada lo va cambiar, así ha nacido, así ha crecido, así ha vivido hasta hace 30 o 40 años atrás…. (…) la gran tragedia es que el capitalismo también devora naturaleza… y si para ganar hay que acabar con las plantas, si para ganar hay que destruir la fauna y la flora, eso es desarrollo para el capitalismo”. (10)

El desafío urgente: Acabar con el sistema capitalista

Son muchos los fundamentos teóricos prácticos que se plantean para desafiar al sistema capitalista, y así como el Presidente Morales identificó como la causa de los principales males, de muerte y destrucción del planeta, es también urgente que, para salvar a la Madre Tierra tenemos que acabar con el sistema capitalista.

“Si queremos salvar al planeta tierra para salvar la vida y a la humanidad, estamos en la obligación acabar con el sistema capitalista. Si no acabamos con el sistema capitalista, es imposible de pensar que va a haber igualdad, que va a haber justicia en este planeta tierra, que los graves efectos de cambio climático no son producto de los seres humanos en general, sino es del sistema capitalista vigente, inhumano, con su desarrollo industrial ilimitado. Por eso, siento que es importante cómo acabar con la explotación a los seres humanos, cómo acabar con el saqueo de los recursos naturales, cómo acabar con las guerras destructivas para conquistar materia prima o el mercado finalmente, el despilfarro de energía, especialmente fósil, consumo excesivo de bienes, la acumulación de basura. Si queremos salvar de verdad el planeta hay que terminar, acabar, erradicar, si es el término más exacto al modelo capitalista, y lograr que el Norte pague la deuda ecológica en vez de que los países del Sur paguen la deuda externa, y no solamente del Sur sino con todos los países del mundo”.(11).

“Hay que cambiar el sistema, este sistema capitalista que hace a unos pocos muy ricos a costa de la pobreza de la mayoría, un sistema que ataca directamente a la naturaleza, que mantiene una actitud absolutamente depredadora ante la naturaleza, por eso esta cumbre compañeros y compañeras, es muy importante”.(12)

“Tenemos que aprovechar de esta época y de este momento y desafiar a la globalización que ha sido empujada y promovida por el sistema capitalista industrial y nosotros nos hemos inspirado en esta conferencia sobre cambio climático y los derechos de la Madre Tierra de una manera tal que va a vigorizar a todos nuestros movimientos y nuestros pueblos…”.(13)

Convocatoria intercontinental

El Presidente Evo Morales en sus varias declaraciones en Naciones Unidas, convocó a la construcción de movimientos intercontinentales, el fortalecimiento de las organizaciones internacionales y de pueblos indígenas y trabajadores para asumir este desafío de luchar contra el capitalismo. Recordó a los representantes de Naciones Unidas que en los últimos tiempos la naturaleza ha enviado señales fuertes al mundo a través de los tsunamis, las inundaciones y los terremotos. Se necesita actuar en forma urgente.

Frente a la urgencia y a la política criminal de los gobiernos capitalistas, organizaciones sociales de izquierda en el mundo han convocado a todos los países a la construcción de un poderoso movimiento social unitario, coordinado a escala mundial. La movilización social en defensa del medio ambiente es una tarea ardua, particularmente debido al doble desfase, espacial y temporal, entre el fenómeno y sus efectos.

El 21 de diciembre de 2012, en el Solsticio de Verano, se lanzó el Manifiesto en la Isla del Sol, fecha importante calificada como el día del inicio del Pachakuti que se traduce en el despertar del mundo a la cultura de la vida. Pero por sobre todo, el inicio del fin del capitalismo salvaje así como de la transición del tiempo de la violencia entre los seres humanos y de la violencia con la naturaleza a un nuevo tiempo donde el ser humano constituye una unidad con la Madre Tierra y todos convivimos en armonía y equilibrio con la totalidad del Cosmos.

En esa oportunidad, entre los diez mandatos, se planteó exigir a los países que han causado la crisis climática, que cumplan con su “responsabilidad histórica de pagar la deuda climática a los pueblos del sur y también que reduzcan drásticamente sus emisiones de gases de efecto invernadero en el marco de compromisos internacionales vinculantes”.

Se dijo también que “debemos implementar las políticas y acciones necesarias que prevengan y eviten el agotamiento de los recursos naturales asumiendo que la vida depende del sostenimiento de la capacidad de regeneración de los sistemas de vida de la Madre Tierra y del manejo integral y sustentable de sus componentes.

Éste es el siglo de la batalla por el reconocimiento universal de los derechos de la Madre Tierra en toda la legislación, tratados y acuerdos nacionales e internacionales para que los seres humanos empecemos a vivir en armonía y equilibrio con el Cosmos. No podemos vender a nuestra sagrada Madre Tierra solamente con las falsas ilusiones de que los mercados van a promover algún financiamiento para nuestros pueblos. Nuestros pueblos y la Madre Tierra no pueden venderse al capitalismo ahora ni nunca”. (14)

“Hermanos y hermanos, si derrotamos al capitalismo la tarea será cuidar a la Madre Tierra con mucho amor, mantengan el entendimiento, la organización, la unidad, todo por la vida y la humanidad, la voluntad es la fuerza del cambio a la destrucción de la Madre Tierra, viene desde los pueblos y desde los gobiernos que luchan con ellos hijos e hijas de la Madre Tierra, en ese futuro que llegará indefectiblemente, ustedes serán los jueces que determinarán si nuestros esfuerzos fueron o no lo suficientes estamos conscientes que sólo tenemos dos caminos, la Pachamama o la muerte, tenemos dos caminos, muere el Capitalismo o muere la Madre Tierra, vive el Capitalismo o vive la Madre Tierra, por supuesto hermanas y hermanos aquí estamos por la vida, por la unidad, por la humanidad y por los derechos de la Madre Tierra…” (15)

Gastón Núñez, es comunicador y conduce programas de radio.

(1)Datos de Defensa Civil, miércoles 5 de febrero de 2014.
(2) Evo Morales, Discurso de Inauguración de la Cumbre Mundial del Cambio Climático, CMCC, abril de 2010.
(3) Acuerdo de los Pueblos, CMCC, abril de 2010.
(4) Edelvina Masioni, Representante Latinoamérica, CMCC, abril de 2010.
(5) Eduardo Galeano, escritor uruguayo, mediante Carta a la CMCC, abril de 2010.
(6) Jihan Gearon, Miembro del Comité Directivo de la Justicia Ambiental y Cambio Climático, CMCC, abril 2010.
(7) Enrique Leff Zimmerman, Director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-México) -Profesor de Medio Ambiente (Universidad Autónoma de México), CMCC, abril 2010.
(8) Fred Magdoff, Profesor de Suelos del Departamento de Sanidad Vegetal, y Edafología –Investigador de Agricultura Sostenible y Educación de los Estados Unidos (Universidad de Vermont), CMCC, abril de 2010.
(9), María Fernanda Espinosa, Investigadora Ex Ministra del Patrimonio Cultural de Ecuador, CMCC, abril de 2010.
(10) Álvaro García Linera, Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia.
(11), Evo Morales, ante el VII Periodo del Foro Indígena de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Diez mandamientos para salvar al mundo, la vida y la humanidad.
(12), Willy Meyer, Representante de Europa, Vicepresidente de la Asamblea Interparlamentaria Euro-Latinoamericana, abril, 2010
(13)Summa Gupta, Representante de Asia (India). CMCC, abril de 2010.
(14) Manifiesto de la Isla del Sol, 21 de diciembre de 2012.
(15) Evo Morales, Cumbre del Cambio Climático, Cochabamba, Bolivia, abril de 2010.

Fuente: ALAI


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad