bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Mexico_Comunicado_de_prensa_del_Consejo_Regional_de_Pueblos_Originarios_en_Defensa_del_Territorio_de_Puebla_e_Hidalgo
Autor Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo Idioma Español Pais México Publicado 22 febrero 2018 12:02

México: Comunicado de prensa del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo

| Más

"Las personas que están legitimadas para hablar en nombre de los consejos somos quienes formamos parte de ellos, quienes hemos sido autorizados por los comités y consejos para realizar intervenciones públicas. Nadie más puede hablar suplantando a los consejos ni usurpar representación alguna de nuestras comunidades. Cualquier persona tiene el derecho a manifestarse en contra del Gasoducto o de otros proyectos que amenazan nuestros territorios, pero no pueden hacerse pasar por representantes de nuestras comunidades o de nuestras autoridades tradicionales, como tampoco pueden hacerse pasar por nuestros asesores o abogados."

Los diversos consejos comunitarios que conformamos el Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo hemos insistido siempre en la necesidad de llevar a cabo la lucha contra el Gasoducto Tuxpan-Tula por nosotros mismos y con los medios a nuestra disposición, construyendo alianzas con otros pueblos y comunidades, así como con diversos sectores de la sociedad solidarios con nuestra resistencia a los proyectos de muerte, reconociendo siempre que esta batalla no es propiedad de un líder o de un grupo de caciques o de partido alguno, sino que es un proceso plural en el que participamos miembros de varios pueblos, hablantes de lenguas diferentes y con creencias distintas, a través de nuestras autoridades tradicionales y con la legitimidad que nos dan las asambleas comunitarias y los propios consejos, sin otro objetivo que el bien común de quienes habitamos la región, la protección de nuestras tierras, bosques y aguas, de nuestra cultura y de los escasos bienes con que contamos.

Quienes desde hace dos años nos oponemos al Gasoducto Tuxpan-Tula y hemos promovido diversas demandas en contra de decenas de autoridades federales, locales y municipales con motivo del procedimiento de licitación del proyecto, los permisos de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, las licencias social y ambiental, los procedimientos de consulta previa, el permiso de operación y la constitucionalidad de la normatividad aplicada, agradecemos el apoyo solidario que individuos a título personal, profesionistas de distintas especialidades, organizaciones y colectivos de todo tipo, medios de comunicación y otros pueblos y comunidades nos han brindado durante este intenso andar, pues gracias a su interés y esfuerzo nuestra lucha contra la reforma energética en Puebla e Hidalgo se ha hecho visible y nuestras denuncias en contra de las empresas involucradas y los servidores públicos que operan como gestores de sus intereses en la región han encontrado eco.

A sabiendas de que totonacos, nahuas, otomíes y tepehuas compartimos un espacio de confluencia histórica, quisiéramos destacar que los consejos comunitarios hemos insistido siempre en la necesidad de reconocer y reconstruir la articulación profunda que enlaza a las comunidades de los distintos pueblos originarios que habitamos la serranía, independientemente de las preferencias partidistas personales, las coyunturas electorales y los candidatos, sin más fines que la defensa del territorio que ocupamos ancestralmente. Asimismo, hemos reconocido siempre la urgencia de conscientizar e incluir en la lucha a la mayor parte de la población de nuestras comunidades, pero lo hemos hecho en todo momento respetando nuestros usos y costumbres y exigiendo igualmente el respeto a nuestros procedimientos e instancias propias: nuestras asambleas comunitarias y autoridades tradicionales, así como a los comités encargados de operativizar las decisiones colectivas.

En este sentido, los miembros del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo quisiéramos aclarar varias cosas ante la opinión pública. Las únicas páginas de Facebook reconocidas por el Consejo como medios de difusión de los boletines y noticias de la lucha social contra el “Gasoducto Tuxpan-Tula” son Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio Pue-Hgo y Pahuatlán contra el gasoducto. Por supuesto, agradecemos infinitamente a todos los administradores de páginas en redes sociales y sitios web que de forma solidaria nos apoyan en la difusión de nuestra lucha. Asimismo, queremos decir que las páginas No Al Gasoducto Tuxpan-Tula, Rompiendo el Silencio en Tlacuilotepec, Sierra Norte de Puebla y Tlacuilotepec Morena (Movimiento Regeneración Nacional, entre otras, no son espacios reconocidos por nuestras autoridades tradicionales como instancias comunitarias de difusión del proceso, por lo que la información que ahí se da en torno a la lucha contra el “Gasoducto Tuxpan-Tula” no cuenta con el respaldo del Consejo Regional ni de los consejos comunitarios que participamos en la misma.

Por supuesto, respetamos la libertad de expresión de quienes administran y frecuentan dichas páginas, pero quisiéramos dejar en claro que ninguna persona está autorizada a abusar del ejercicio de sus derechos para desinformar o manipular a la gente, tampoco nos parece ético que oportunistas de todo tipo se aprovechen de nuestro esfuerzo para obtener beneficios propios, sean académicos, políticos, económicos o de cualquier especie (como ha sucedido en el caso ciertos personajes de Tenango de Doria y la cabecera municipal de Pahuatlán), mucho menos aceptaremos que gente ajena a nuestra lucha o que nos ha dado la espalda intente ahora negociar candidaturas o cargos partidistas a costa de un proceso en el que no participa ni tiene injerencia alguna o que incluso abandonó precisamente el día en que las comunidades le hicimos ver que no podría montarse ni jinetear la lucha contra el Gasoducto (como ha sucedido en Tlacuilotepec).

Finalmente, las personas que están legitimadas para hablar en nombre de los consejos somos quienes formamos parte de ellos, quienes hemos sido autorizados por los comités y consejos para realizar intervenciones públicas. Nadie más puede hablar suplantando a los consejos ni usurpar representación alguna de nuestras comunidades. Cualquier persona tiene el derecho a manifestarse en contra del Gasoducto o de otros proyectos que amenazan nuestros territorios, pero no pueden hacerse pasar por representantes de nuestras comunidades o de nuestras autoridades tradicionales, como tampoco pueden hacerse pasar por nuestros asesores o abogados. Muchos investigadores, activistas de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales se han acercado para ofrecernos ayuda, sin embargo, los hemos rechazado precisamente porque nos dimos cuenta de que se trataba de personas que buscaban beneficios privados sin trabajar o que pensaban haber encontrado en nuestra lucha una manera sencilla de obtener financiamientos y generar capital político. Los consejos hemos decidido no aceptar la colaboración ni los apoyos de organizaciones y profesionistas fraudulentos o interesados en negociar con nuestros derechos o en beneficiarse a costa de nuestra lucha. Lo repetiremos cuantas veces sea necesario: los pueblos originarios de Puebla e Hidalgo no somos botín de nadie ni objeto de acuerdos privados, tenemos dignidad y dignamente, con todas nuestras limitaciones y capacidades, defenderemos nuestra existencia y futuro.

Boletín de prensa; 15 de febrero de 2018

Fuente: Afectados Ambientales


¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad