bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Que_nos_espera_con_Trump_Boletin_N_680_de_la_RALLT
Autor RALLT Pais América del Norte Publicado 27 enero 2017 10:20

¿Qué nos espera con Trump? Boletín N° 680 de la RALLT

| Más

Trump escoge a Sonny Perdue como Secretario de Agricultura / ¿Cómo afectará la administración de Donald Trump al futuro de los árboles transgénicos? / Trump está listo para bendecir la megafusión Monsanto-Bayer.

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 680

¿QUÉ NOS ESPERA CON TRUMP?

Contenido:

TRUMP ESCOGE A SONNY PERDUE COMO SECRETARIO DE AGRICULTURA

¿COMO AFECTARÁ LA ADMINISTRACION DE DONALD TRUMP AL FUTURO DE LOS ÁRBOLES TRANSGÉNICOS?

TRUMP ESTÁ LISTO PARA BENDECIR LA MEGA FUSIÓN MONSANTO – BAYER

===============================================================

TRUMP ESCOGE A SONNY PERDUE COMO SECRETARIO DE AGRICULTURA

Chris Mooney y John Wagner
Washington Post
19 de enero

Donald Trump ha elegido al ex gobernador de Georgia Sonny Perdue para ser su Secretario de Agricultura, completando una búsqueda prolongada que le permita al presidente electo cumplir sus promesas al ejército de votantes que le ayudaron a ganar las elecciones.

Perdue, un ex-demócrata que se cambió al Partido Republicano antes de gobernar Georgia por dos períodos de 2003 a 2011, tiene antecedentes agrícolas fuerte, pues creció en una granja, obtuvo un doctorado en medicina veterinaria. Como gobernador de Georgia, también adoptó posturas conservadoras sobre la inmigración y los derechos de voto y atrajo titulares nacionales para celebrar una vigilia pública para orar por la lluvia en 2007, en medio de una sequía paralizante.

Aunque la Georgia de Perdue no está entre los diez principales estados agrícolas de la nación, es el hogar de 42.000 granjas, con un fuerte foco en la industria ganadera.

"Desde que creció en una granja hasta ser gobernador de un gran estado agrícola, ha pasado toda su vida entendiendo y resolviendo los desafíos que nuestros agricultores enfrentan, y va a dar grandes resultados para todos los estadounidenses que ganan su vida de la tierra”, dijo Trump en un comunicado.

“Como exitoso gobernador, Perdue tiene la experiencia necesaria para dirigir una burocracia masiva del tipo necesario para llevar a cabo los múltiples programas del Departamento; como gobernador del sur y legislador del estado, él formó directamente la política agrícola y presidió un estado con un sector agrícola de $ 74 mil millones; y como hombre de negocios con una profunda experiencia en agroindustria, conoce los desafíos que enfrentan los agricultores de hoy”, dijo Tanenblatt en un comunicado el miércoles (18 de enero) por la noche.

Es inminente que habrá una Ley Agraria en el 2018 y la cuestión del gasto agrícola debe ser entendido en este contexto. Si bien el proyecto de ley es responsabilidad del Congreso, Perdue también podría estar atraído a opinar sobre cómo financiar programas extremadamente diversos que están bajo la responsabilidad del departamento y, sobre todo, sobre Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, más comúnmente conocido como el Programa de Cupones de Alimentos, que se está tratando de cortar.

Este programa está en gran riesgo, y lo que se ha salvado de ser cortado en pequeños pedazos, es que está en el Farm Bill y por lo tanto logrolled con apoyos agrícolas”, dijo Marion Nestle, profesor de nutrición de la Universidad de Nueva York.

El republicano Jack Kingston, admirador de Trump durante mucho tiempo, dijo en una entrevista que Perdue tiene amplia experiencia con todo, desde operaciones de granos hasta programas de nutrición escolar.

“Conoce a las zonas rurales de Georgia y las zonas rurales de Estados Unidos, y será realmente un tipo práctico”, dijo Kingston, agregando que los antecedentes de Perdue le ayudarán a administrar el programa de nutrición escolar de la nación, que está bajo el USDA. No será su primer rodeo.

Dado el crecimiento en el programa de cupones de alimentos bajo el mando de Obama, Kingston dijo que Perdue puede asegurar de la nueva administración sea mas eficiente. “Hay muchas cosas que puede hacer para recortar muchos residuos”.

Aunque no es uno de los cargos más destacados del Gabinete, la selección de Trump de un secretario de agricultura adquirió un especial significado porque su victoria dependió de la votación en varios estados indecisos con grandes industrias agrícolas, como son Iowa, Carolina del Norte y Wisconsin.

Trump ha dicho que las regulaciones ambientales están “socavando a nuestros increíbles agricultores”, y algunos observadores esperan recortes a los programas ambientales y de conservación en el Departamento de Agricultura, en un Congreso controlado por los republicanos.

Un comunicado del Grupo de Trabajo Ambiental dice que “No debería sorprendernos que la recién llegada administración Trump, que ha propuesto poner a los ejecutivos de del Gran Negocio de los Alimentos en altos cargos de gabinete, haya escogido a alguien como el Gobernador Perdue -que ha recibido subsidios agrícolas subvencionados por los contribuyentes- para dirigir el Departamento de Agricultura. Ciertamente es difícil imaginar que un ex vendedor de fertilizantes, enfrente la contaminación no reglamentada de las granjas que envenena nuestro agua potable, transforme en un color verdea al Lago Erie y dañe la Bahía de Chesapeake y el Golfo de México”.

Muchas de las principales tensiones de la campaña presidencial tenían relación con el sector agrícola: el trabajo de los inmigrantes y el libre comercio. Por ejemplo, la Federación de Oficinas Agrícolas Americanas, un importante grupo agrícola, es un gran partidario de la Asociación Transpacífica (TPP), quienes escribieron que “el ingreso agrícola neto anual (en Estados Unidos) aumentará en 4.400 millones de dólares, impulsado por un aumento de las exportaciones directas de US $ 5.300 millones al año ,tras la plena implementación del acuerdo de TPP”. Trump se ha opuesto firmemente a este acuerdo comercial.

Los ingresos netos agrícolas han caído durante tres años consecutivos, bajando de un máximo de 120.000 millones de dólares en 2013 a 66.900 millones de dólares en 2016. Una pregunta importante es si, en este contexto, el Congreso y la nueva administración apoyarán para suavizar el golpe al sector.

Dos industrias agrícolas claves (el algodón y los productos lácteos), están buscando ayuda gubernamental frente a las difíciles condiciones del mercado y los cambios en los programas que afectan a estos productos. Ambas industrias están fuertemente representadas en la Georgia de Perdue, donde Eli Whitney inventó la ginebra de algodón en 1793. Perdue creció en una granja donde se cultivaba algodón.

Si se confirma, Perdue encabezará una agencia con un presupuesto anual de 155 mil millones de dólares y cerca de 100.000 empleados. Esto lo convierte en uno de los departamentos federales más grandes, y uno que incluye ramas que van desde el Servicio Forestal de los Estados Unidos hasta el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) y con funciones que van desde la coedición de las Guías Alimentarias de los Estados Unidos hasta el programa de almuerzos escolares.

La agencia apoya naturalmente a la industria agrícola y las comunidades rurales de Estados Unidos, través de la lucha contra las barreras a las exportaciones agrícolas, otorgando préstamos a los agricultores que comienzan negocios, apoyando a la industria del etanol y operando un enorme programa de seguros agrícolas, que pagó $ 64 mil millones 2015.

La agencia también desempeña un papel importante en la seguridad alimentaria, supervisando el procesamiento de la carne en los Estados Unidos (la Administración de Alimentos y Medicamentos maneja la seguridad alimentaria relacionada con las frutas y verduras).

Bajo la administración de Obama, el Departamento de Agricultura también se involucró fuertemente en iniciativas ambientales como la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola (el ganado rumiante, como las vacas, que son una fuente enorme de emisiones de metano a la atmósfera) y combatir loa incendios forestales, lo que está vinculado al cambio climático.

Fuente: https://www.washingtonpost.com/...

=============================================================

¿CÖMO AFECTARÁ LA ADMINISTRACION DE DONALD TRUMP AL FUTURO DE LOS ÁRBOLES TRANSGÉNICOS?

POR GETREES

Después de seis años la empresa ArborGen no ha podido lanzar el Eucalipto transgénico

Nueva York (12 de enero de 2017) - El martes 17 de enero de 2017, la víspera de la nueva presidencia de Trump, marca seis años desde que ArborGen, empresa de árboles genéticamente modificados (GE), presentó una petición al USDA solicitando aprobación para comercializar eucaliptos transgénicos. La USDA aún no ha tomado una decisión. En 2013, la USDA recibió comentarios del público, y el resultado fue de 10.000 a uno, rechazando estos árboles [1]. Desde entonces, la USDA no ha divulgado ninguna evaluación ambiental u otra información sobre esta consulta

“Con la llegada de la nueva administración anti-ambiental de Trump, creemos que los bosques y el clima van a ser atacados”, explicó Anne Petermann, Directora Ejecutiva del Proyecto Justicia Ecológica Global y Coordinadora Internacional de la Campaña para detener a los árboles transgénicos. Se esperan que la selección de Trump del director de la USDA sea aún peor que la de Obama. Esto hace más grave la amenaza en torno a la solicitud del 2011 de ArborGen a la USDA para comercializar árboles de eucalipto genéticamente modificados. Estos árboles transgénicos son extremadamente peligrosos para los bosques, las comunidades y el clima, sin embargo, la USDA y ArborGen siguen manteniendo secreto el estatus de la solicitud.

Petermann agregó: “Luke Moriarty, CEO de ArborGen e inversionista de Rubicon, llamó a ArborGen “la Monsanto del mundo forestal”, pero hasta la fecha, ArborGen no ha vendido comercialmente ni un árbol transgénico: Para el New Zealand Herald, por otro lado, ArborGen es “una decepción enorme” puesto que todavía está intentando despegar incluso 15 años después de que fuera formado” [4]. Entonces, ¿por qué la USDA ya no los ha rechazado? ¿Cómo impactará la nueva selección Trump? El público tiene el derecho de saber lo que sucederá.

En 2010, la USDA fue demandada por grupos ambientalistas [2] por aprobar 330 acres de ensayos de campo de eucalipto transgénico de ArborGen. Desde entonces, la compañía ha usado cada vez menos acres cada año, y hoy tiene permisos activos para solamente 126,5 acres [3] de pruebas de campo del eucalipto transgénico. Si bien es menos de la mitad de la superficie original de 2010, ésta sigue siendo la superficie más grande de ensayos de campo de árboles transgénicos en el país.

ArborGen comenzó recientemente a vender comercialmente “super-plántulas” de eucaliptos no- transgénico en los Estados Unidos, pero la información de ArborGen, obtenida confidencialmente por GJEP, dice que en algunas pruebas de campo de los árboles, el 50%de los árboles murieron por el frío. [5]

Los eucaliptos no son originarios de los Estados Unidos sino de Australia, aunque hay grandes plantaciones para la producción de papel y celulosa en América del Sur, África y otros lugares.

En la demanda del 2010 contra la USDA, se expuso que los árboles de eucalipto son conocidos por ser inflamables, invasivos y que agotan rápidamente los suelos y las aguas subterráneas. Además, se enfatizó en que la creación de vastas plantaciones de eucaliptos transgénico desde Florida a Texas, como se había propuesto, podría tener impactos peligrosos sobre la vida silvestre, las especies en peligro de extinción y el clima.

“El año 2016 fue el más caliente en el registro”, declaró Ruddy Turnstone, dijo el director de campañas en contra de los árboles transgénico del GJPE de Florida. “El clima cambiante ya ha contribuido a las terribles sequías en el Sureste de los Estados Unidos, lo que a su vez ha dado lugar a incendios forestales históricos. Lo último que necesita la región son las plantaciones de eucaliptos invasivos, inflamables y que drenan el agua”.

Turnstone continuó: "También nos preocupa que algunas de las nominaciones del presidente electo Donald Trump para los puestos clave del gabinete puedan afectar el futuro de los árboles transgénico. Por ejemplo Scott Pruitt que sería el director del EPA es conocido por negar el cambio climático. El New York Times lo nombró como si estuviera cerca del centro de una “alianza secreta” entre empresas de energía y otras corporaciones. Pruitt también tiene una historia de trabajo para debilitar las regulaciones relacionadas con la contaminación del aire y otras regulaciones ambientales”.

Las normas más débiles de contaminación atmosférica de la EPA podrían abrir la puerta a la quema adicional de biomasa de árboles para la generación eléctrica, conocida porque libera niveles peligrosos de contamintes [6], lo que podría aumentar la demanda de plantaciones para el uso de biomasa y ofrecer incentivos para desarrollar plantaciones de árboles transgénicos de rápido crecimiento. La EPA está desarrollando actualmente una propuesta para aprobar nuevas formas para promover los combustibles de “cultivos leñosos de rotación corta” como son algunos árboles.

Petermann añadió que: “después de seis años, es hora de que la USDA rechace públicamente los destructivos árboles de eucalipto de ArborGen, una vez y para siempre.

Notas a los editores

[1] El 17 de enero de 2011, la empresa ArborGen presentó una petición al Servicio de Inspección de Sanidad Animal (APHIS) del USDA solicitando un estatus "no regulado" que les permitiera comercializar sus árboles de eucalipto transgénicos tolerantes al congelamiento, para el desarrollo de vastas plantaciones a través del sur de los Estados Unidos.

El 27 de febrero de 2013, el Servicio de Inspección de Sanidad Vegetal (APHIS, por sus siglas en inglés) del USDA abrió la petición de ArborGen a comentarios públicos. Recibieron aproximadamente 10.000 comentarios oponiéndose.

Más tarde en la primavera, las mayores protestas contra los árboles GM se llevaron a cabo en la ciudad de Asheville, Carolina del Sur, en el sureste de Estados Unidos, no lejos de la sede mundial de ArborGen en Carolina del Sur.

[2] El pleito fue archivado contra las parcelas de prueba del eucalipto transgénico de ArborGen a través del Sureste de los EEUU, que implicaba más de un cuarto de un millón de árboles. Las organizaciones involucradas en la demanda incluyeron el Centro para la Seguridad Alimentaria, el Centro para la Diversidad Biológica, Global Justice Ecology Project, Sierra Club y Dogwood Alliance. Para información y recursos: aquí

[3] Obtenido del sitio de Sistemas de Información para Biotecnología el 9 de enero de 2017 desde este enlace: aquí

[4] New Zealand Herald, 15 de octubre de 2016 "Es hora de poner a los accionistas de Rubicon de su miseria"

[5] GJEP está en posesión de esta información confidencial, y la divulgará a los periodistas según lo solicitado.

[6] Los Impactos Dañinos de la Generación de Energía de Biomasa.

=============================================================

TRUMP ESTÁ LISTO PARA BENDECIR LA MEGA FUSIÓN MONSANTO – BAYER

TOM PHILPOTTJAN. 19, 2017

Aún antes de que asuma el poder, Donald Trump ya está negociando los términos para dar luz verde a lo que Bloomberg News llamó “la mayor fusión de empresas de agronegocios del mundo”, un movimiento que según los expertos antimonopolio, es altamente irregular.

Si Trump realmente bendice la fusión, “mostraría un desprecio fundamental por la ley y por el debido proceso”, dijo un experto antimonopolista.

El gigante estadounidense de semillas y plaguicidas Monsanto y su ex rival alemana Bayer, se encuentran en medio de una fusión de 66.000 millones de dólares, la que inmediatamente levantó obstáculos antimonopolio porque la compañía resultante poseería alrededor del 29% del mercado global de semillas y el 25% del mercado mundial de plaguicidas. Aquí en los Estados Unidos, un Bayer-Monsanto combinado tendría casi el 60% del mercado estadounidense de semillas de algodón.

Tal poder de mercado, manejado por una sola compañía de agronegocios, amenaza con dañar a los agricultores y, en última instancia, a los consumidores. El Poder Ejecutivo está obligado a examinar las fusiones masivas basadas en las preocupaciones de la Ley Sherman. Pero las conversaciones de Trump con los CEO de Monsanto y Bayer aparentemente no tenían nada que ver con el impacto del acuerdo en la competencia. El 17 de enero, Fox Business News entregó la versión de Trump sobre cómo se desarrolló la negociación, citando al nuevo secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, en una conferencia de prensa.

Bayer y Monsanto, por su parte, emitieron una declaración conjunta describiendo que la “reunión entre los presidentes ejecutivos con el presidente electo Trump y su equipo la semana pasada fue muy productiva”. No hicieron promesas específicas sobre empleos, pero sí hicieron notar que la “compañía combinada espera gastar aproximadamente $16 mil millones para investigación y desarrollo en agricultura durante los próximos seis años con, al menos la mitad de esta inversión, hecha en los Estados Unidos”, una inversión que va a “crear varios miles de nuevos trabajos de alta tecnología, bien pagados después de la integración es completa”.

Si Trump realmente bendice la fusión basada en una promesa de empleos, descartando las preocupaciones antimonopolio, “mostraría un desprecio fundamental por la ley y por el debido proceso”, me dijo Diana Moss, presidenta del American Antitrust Institute. “Los agentes antimonopolio desempeñan un importante papel como árbitros en la protección de la competencia y nuestro sistema de mercado”, agregó. “Si Trump deja pasar este acuerdo sin ninguna revisión, sería inusual y plantearía preocupaciones significativas”.

De acuerdo con Barry Lynn, director de los Mercados Abiertos en la Nueva América y autor de “Cornered: The New Monopoly Capitalism y The Economics of Destruction”, un Bayer-Monsanto combinado probablemente “pagaría por esos empleos el desangre de los agricultores estadounidenses, aprovechando su poder de mercado para elevar los precios”. Si el trabajo se resuelve, agregó, “el equipo de Trump está vendiendo los intereses a largo plazo de los Estados Unidos”.

Y luego está toda la cuestión de qué es exactamente lo que Monsanto y Bayer están prometiendo entregar. Como señaló Meg Tirrell de CNBC, las compañías ya habían anunciado planes, en el sentido de que se fusionaran en septiembre, para mantener la división Seeds & Traits de la compañía combinada, así como su principal sede norteamericana en la ciudad natal de Monsanto, St. Louis.

En ese mismo anuncio de septiembre, las dos empresas señalaron que la entidad combinada mantendría un presupuesto anual de I + D de 2.500 millones de euros, equivalente a unos 2,66 millones de dólares. Eso equivale a unos 16.000 millones de dólares en seis años, exactamente lo que Monsanto y Bayer dijeron en su reciente declaración conjunta.

Entonces hay esos trabajos. Recordemos que el portavoz de Trump, Spicer, dijo en la rueda de prensa que la empresa combinada se había comprometido a “mantener el 100% de los 9.000 empleados de Monsanto y agregar 3.000 nuevos empleos de alta tecnología de Estados Unidos”. Pero la declaración conjunta de Monsanto y Bayer no prometió tal cosa, sólo hicieron una vaga referencia a “varios miles de nuevos empleos de alta tecnología y bien pagados. después de que la integración esté completa”.

También se destaca que en la declaración conjunta posterior al plan de fusión en septiembre, Bayer y Monsanto prometieron a sus accionistas “una total sinergias de aproximadamente USD 1.500 millones después del tercer año, más sinergias adicionales de soluciones integradas en los próximos años”. Cuando se dan fusión corporativas, hablar de “sinergia” significa ahorro de costos como resultado de la combinación de operaciones, y la eliminación de los puestos de los trabajo que se superponen: una de las principales motivaciones para la fusión en el primer lugar.

Fuente: Mother Jones

____________________________

RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad