bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Argentina_Juicio_por_agroquimicos
Autor Página/12 Idioma Español Pais Argentina Publicado 19 septiembre 2017 11:39

Argentina: Juicio por agroquímicos

| Más

18 de septiembre - El primer juicio oral y público por la utilización de agroquímicos en la provincia de Entre Ríos se iniciará hoy en la causa originada en diciembre de 2014, cuando un avión fumigó un campo cercano a una escuela de la localidad de Colonia Santa Anita, y afectó a alumnos y a una maestra.

El tribunal está integrado por los jueces Fabián López Mora, Mariano Martínez y Mariela Emilce Rojas.

“Estábamos en plena clase y escuchamos el ruido del avión. Salgo y el olor era muy fuerte. Llamo a la policía, y en 10 minutos había alumnos vomitando, tirados sobre los bancos con mareos, dolor de cabeza, ardor en los ojos”, dijo Mariela Leiva, la directora de la escuela 44 República Argentina, de la localidad de Santa Anita, del departamento de Concepción del Uruguay.

La causa fue elevada a juicio el 4 de julio último, y allí se acusa al presidente de la empresa fumigadora de Villaguay Aero Litoral SA, Erminio Bernardo Rodríguez; al dueño del campo de arroz y maíz que contrató la fumigación, José Mario Honecker; y al piloto que manejaba la aeronave, César Martín Visconti por “lesiones leves culposas y contaminación ambiental culposa”.

De acuerdo con el artículo 56 de la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos, el delito prevé una pena de seis meses a tres años de prisión. La directora y docente de la escuela rural mencionó que “mientras la ambulancia estaba en la puerta y el policía estaba subido a la caja de la camioneta haciendo señas desesperado, la avioneta seguía fumigando. Nunca paró. Nos fuimos y seguía”.

Leiva detalló que todos los chicos que se encontraban en la escuela –de entre 5 y 10 años– sufrieron vómitos, náuseas, dolor en la boca del estómago, enrojecimiento de la vista y la lengua inflamada, con un gusto amargo permanente.

Fuente: Página 12


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad