bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Colombia_Diez_anos_de_carcel_a_empresario_de_la_palma_por_despojo_en_Choco
Autor El Tiempo Idioma Español Pais Colombia Publicado 23 junio 2017 10:01

Colombia: Diez años de cárcel a empresario de la palma por despojo en Chocó

| Más

La Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín condenó al empresario de palma de la región del bajo Atrato Chocoano, Antonio Nel Zúñiga Caballero, a 10 años de prisión y a pagar una multa de 2.683 salarios mínimos mensuales vigentes, por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado e invasión de áreas de especial importancia ecológica.

La decisión fue tomada tras resolver la apelación que presentó la Fiscalía contra la sentencia proferida por el Juzgado segundo penal del circuito que en el 2014 lo había condenado solo por el cargo de invasión de áreas de especial importancia ecológica en la región de las cuencas de los ríos Curvaradó y Jiguamiandó.

“La multiplicidad de victimas generadas por los desplazamientos, el despojo de tierras y bienes, promovido por la ilegal asociación conformada por estructuras paramilitares que actuaron en connivencia con empresarios de palma como el acusado, cuya estela de violencia evidencia el daño real irrogado a estas comunidades, a su tejido social y el menoscabo de la institucionalidad y la democracia en las regiones afectadas por el fenómeno analizado en este proveído”, señala el fallo del Tribunal.

El 31 de marzo del 2014, el juez segundo especializado de Medellín absolvió al empresario por los delitos de concierto para delinquir agravado y desplazamiento forzado, y lo condenó únicamente por invasión de áreas de especial importancia ecológica.

La Fiscalía argumentó en su apelación que había suficientes evidencias para condenar a Zúñiga Caballero por nexos con grupos paramilitares que operaban en la zona y que la empresa Urapalma S.A, en la cual fungía como socio principal, era de propiedad de Carlos Castaño Gil.

Fuente: El Tiempo


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad