bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/La_Coordinadora_de_Organizaciones_Indigenas_de_la_Cuenca_Amazonica_frente_al_ALCA
Autor COICA Publicado 14 abril 2003 14:37

La Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica frente al ALCA

| Más

Presentamos un resumen de la declaración de la COICA (Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) sobre el proceso de negociación del ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de Las Américas)

Enredadera - Boletin No. 3, abril 2003 Boletín de informaciones y noticias en Desarrollo Territorial Sostenible Amazónico

La declaración se realizó el pasado enero en una reunión de la Coica en Quito. Allí se sostiene que los "los Pueblos Indígenas de la Amazonía, como herederos y guardianes del patrimonio que ha sido legado por nuestros ancestros, a pesar de sufrir hasta la actualidad, las diferentes consecuencias del modelo económico impuesto, que perjudica irracionalmente la humanidad y el medio ambiente, emergemos plenos de vitalidad para afirmar por medio de nuestra espiritualidad, identidades, idiomas, culturas, que continuaremos viviendo como pueblos que habitamos y defendemos nuestros territorios."

"El ALCA no nos proporciona beneficio alguno" indica la declaración, y agrega: "El ALCA, debilita a los Estados Nacionales, eliminando principalmente las pocas garantías de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la colectividad. Como ejemplo, citamos a los Estados que buscan responder y justificar las exigencias e imposiciones de las instituciones financieras internacionales, que son en la realidad las que toman las decisiones y controlan los Estados para exigir el cumplimento de las exigencias económicas y legales establecidas que son condiciones requeridas para la implantación del proceso de monopolio y anti- democrático de los que el ALCA es parte.

EL ALCA es un atentado a nuestros derechos territoriales, considerando que cerca de 90% de ellos contienen recursos naturales, cuya explotación ya esta siendo hecha por multinacionales, a lo que hay que añadir el saqueo de nuestro patrimonio de la Biodiversidad por parte de los biopiratas, desplazándonos de nuestros territorios, habitados históricamente y que nos pertenecen por justicia y por derecho. A pesar de las garantías constitucionales de la inalienabilidad, continúan las invasiones legitimados por el mismo Estado Nacional.

Los procesos adversos a las dinámicas de _integración_ son diversos, por diferentes realidades de que somos partes. La afirmación de nuestras identidades y de la voluntad indeclinable de continuar a vivirlas es la primera de nuestras reacciones, aunque no encontramos repuesta suficiente en el seno de los estados. Situaciones que nos llevan a orientar nuestras demandas hacia la cooperación internacional, que siendo positiva, con frecuencia trae como efecto colateral el establecimiento de relaciones de dependencia que rompen con nuestros ideales.

Por otro lado tenemos la incertidumbre de como confiar nuestro destino en manos del Estado que están en la incapacidad de asumir las obligaciones y responsabilidades con su población. Permitiendo de esta manera que iniciativas como ALCA se transformen en la modernización de la esclavitud, la legitimación de la ocupación de nuestros territorios y la continuidad del saqueo de los recursos de la Biodiversidad, como la Ayahuasca, sangre de Drago, son ejemplos de los impactos del ALCA.

Nuestras preocupaciones ante el avance del ALCA también son por la creación y aplicación de "nuevos derechos" impuestos por empresas transnacionales que desconocen parte o totalidad de nuestros derechos constitucionalmente garantizados.

No estamos en contra de la evolución y sostenibilidad de la humanidad, pero no podemos aceptar que nuestros hijos antes de que nacieran ya vean vulnerada su dignidad y estén condenados a pagar una deuda que nosotros no la contrajimos."

En la sección de conclusiones, la declaración sostiene: "Como forma de contribuir para nuestra integridad física y cultural como pueblos en toda nuestra diversidad, los estados deberán:

a. Garantizar, respetar y asegurar jurídicamente la inalienabilidad de nuestros territorios; b. Desarrollar mecanismos de protección económica, política, social y jurídica, que permitan garantizar nuestro bienestar; c. Establecer medidas legislativas para garantizar nuestra participación en las tomas de decisiones; d. Garantizar la utilización racional y la distribución equitativa de los beneficios de los recursos naturales; e. Conformar instancias nacionales incluyendo a todos los actores sociales, con la finalidad de desarrollar políticas estatales de manera democrática y participativa; f. Desarrollar mecanismos concertados para la erradicación de la pobreza, la marginalización, la violencia y nuestra destrucción; g. Fortalecer iniciativas regionales de cooperación como el TCA, CAN, MERCOSUR, dando prioridad a los componentes sociales y no únicamente a la visión mercantilista del ALCA h. Desarrollar instrumentos legales que puedan restituir los bienes tangibles y no tangibles, principalmente aquellos provenientes de nuestros conocimientos y territorios; i. Respetar la existencia y garantizar nuestra continuidad como pueblos conservando y fortaleciendo la diversidad, formas, sistemas, espiritualidad, culturas, políticas y economías.

Por lo expuesto, COICA consideran que el ALCA no es la solución de los problemas que nos afectan, porque principalmente agudizará la pobreza. Las soluciones que requerimos deberán partir del principio que no somos el objeto de intereses externos y que no podemos permitir que se apropien de nuestro patrimonio.

En la construcción de alternativas es necesario valorar, aprovechar nuestras potencialidades, recursos humanos y ambientales.

Los problemas que nos afectan, no son solamente el ALCA, el Plan Colombia, las explotaciones petrolera o maderera, si no también las políticas que tiene por objetivo eliminar la población humana para apropiase de los recursos existentes en nuestros países, en particular en la Amazonía.

Ciertos recursos estratégicos como el Agua dulce, están ciertamente como uno de los grandes intereses económicos de las compañías transnacionales. Un elemento vital para la supervivencia de todos, no puede convertiste en mercancía, destinada a aumenta la riqueza de pocos y la miseria de millones."


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad