bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Los_dos_municipios_de_Paraguay_donde_se_prohiben_las_fumigaciones_y_los_cultivos_transgenicos
Autor BASE Investigaciones Sociales Idioma Español Pais Paraguay Publicado 23 junio 2017 11:35

Los dos municipios de Paraguay donde se prohíben las fumigaciones y los cultivos transgénicos

| Más

Esta semana se sumaron los municipios de San Pedro del Ycuamandiyú y Horqueta establecieron zonas protegidas para la agroecología y en esos territorios prohíben la matriz del agronegocio.

En Paraguay existen cinco municipios que para proteger la economía agro-ecológica o pesquera de las familias pobladoras, aprobaron legislaciones locales que restringen el avance de las fumigaciones y cultivos transgénicos del agronegocio en su territorio.

Se trata de los municipios de José Fassardi (departamento de Guairá) desde 2004, La Pastora (Caaguazú) desde 2010, San Pedro del Ycuamandiyú (San Pedro) desde 2012, Horqueta (Concepción) desde 2015 y Villa Oliva (Ñeembucú) desde 2016.

Todas estas legislaciones municipales, además, tienen una visión integral del distrito, y por eso a la vez protegen las fuentes de agua, humedales, lechos de ríos o reservas en los distintos territorios.

El libro “Defensa territorial: iniciativas locales” (Abel Areco) fue presentado en marzo pasado por nuestra institución y resume y analiza todos estos casos, además de dos experiencias más donde la iniciativa está por aprobarse (Natalio: Itapúa) y donde se rechazó (San Pedro del Paraná: Itapúa).

Entre estas iniciativas, las de San Pedro del Ycuamandiyú y la de Horqueta tienen en común que establecen zonas declaradas como agroecológicas y en esa superficie prohíben tanto las fumigaciones con agroquímicos como los cultivos transgénicos, en un país donde los registros del año 2015/2016 hablan de que se importaron 1.200 millones de kg de químicos para agricultura y donde se liberaron un total de 22 cultivos transgénicos.

Sin embargo, es necesario un segundo esfuerzo de las organizaciones sociales locales para que estas normas se cumplan en el terreno.

San Pedro del Ycuamandiyú:

En San Pedro del Ycuamandiyú la ordenanza 07/2012 “Por la cual se establece la zonificación agroecológica en el distrito de San Pedro del Ycuamandiyú” fue impulsada por familias productoras de cedrón orgánico articuladas en la Comisión Agroecológica y Ambientalista de Barbero.

Tiene vigencia en 30 comunidades del distrito y persigue el objetivo de proteger el cultivo de cedrón orgánico que al menos 500 familias producen para exportar a Europa.

Sin embargo, las actividades agropecuarias del agronegocio amenazan la legislación local. También lo hace la actitud de entes estatales como el Ministerio Público o el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), que rebajan la jerarquía de la ordenanza cuando surgen denuncias de las familias agricultoras.

Esto a pesar de que esta iniciativa se amparó en la Ley Orgánica Municipal y su mandato de atribuir a cada municipio a diseñar su Ordenamiento territorial.

A raíz de esta complejidad, por ejemplo, en 2015 cargas del cedrón orgánico importado a Europa fueron rechazas, por registrar niveles de agroquímicos superiores a lo permitido.

“La única forma en que se cumpla lo establecido es que nos unamos entre todos y exigir a las autoridades para mover los mecanismos para su cumplimiento”, se lee las declaraciones de una referente en el libro “Defensa Territorial…”

Horqueta:

En el año 2013 el debate de al menos 17 organizaciones campesinas y sociales de este distrito articuladas en la Coordinadora Departamental de Organizaciones Campesinas ganó terreno y se proyectó sobre acciones de injerencia en el municipio.

A instancias de esta Coordinadora se presentó la propuesta y se logró la promulgación de la ordenanza municipal 273/2015 “Por la que se declara de interés distrital la agricultura familiar campesina y se establece la zonificación agroecológica en el distrito de Horqueta”. En esas zonas declaradas no puede fumigarse ni cultivarse transgénicos.

Uno de los obstáculos para que se cumpla la ordenanza es la falta de asignación de un presupuesto municipal por parte de las autoridades.

“Ese es el gran desafío actualmente para la Coordinadora, porque eso significa que nuevamente nosotros tenemos que buscar mecanismos para forzar y que se incluyan dentro del presupuesto municipal los rubros para la aplicación de la misma…”, reproduce el testimonio de un referente local e libro “Defensa Territorial…”.

- El libro “Defensa territorial: iniciativas locales” se puede descargar: aquí

Fuente: Base Investigaciones Sociales (BASE IS)


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad