bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Mexico_CIBIOGEM_sabotea_consulta_indigena_en_Campeche
Autor Organizaciones, comunidades y pueblos de México Idioma Español Pais México Publicado 11 septiembre 2017 10:05

México: CIBIOGEM sabotea consulta indígena en Campeche

| Más

"El gobierno federal no tiene ninguna intención de llegar a acuerdos con las comunidades indígenas, lo refleja la sistemática discriminación con la que se sigue tratando a los pueblos originarios y evidencia que la CIBIOGEM busca desgastar el proceso de consulta y mermar la capacidad organizativa y la resistencia que las comunidades mayas han opuesto frente a una política que les afecta cultural, económica, ambiental y socialmente".

El día 06 de septiembre, la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM), encargada junto con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) de realizar la consulta a las comunidades mayas de Hopelchén y Tenabo en torno a la siembra de soya genéticamente modificada, ordenada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH (Recomendación 23/2015), rechazó la propuesta que los representantes de las comunidades mayas del municipio de Hopelchén le hicieron llegar, mediante escrito de 23 de agosto de 2017, para acordar la siguiente sesión de acuerdos previos en el proceso de consulta indígena. Los representantes propusieron que la sesión se llevara a cabo el día 9 de septiembre de 2017 en la cabecera municipal de Hopelchén.

Sin embargo, frente a la solicitud, CIBIOGEM respondió, mediante Oficio M000/775/17 que “…por este medio hago de su conocimiento que no es factible llevar a cabo la Séptima Sesión de Acuerdos Previos el día 9 de septiembre del año en curso, como se solicita, en razón del tiempo que conlleva la preparación de un evento de estas caracerísticas… De igual manera, la Séptima Sesión de Fase de Acuerdos Previos se llevará a cabo una vez que se cuente con la acreditación de los representantes electos o designados por sus comunidades…”

Desde las primeras sesiones de consulta la gran mayoría de las comunidades acreditaron a sus representantes por medio de actas y declaraciones en las sesiones. El Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes cuenta con actas y documentos de las comunidades que así lo comprueban. La CIBIOGEM no especifica qué documentos o constancias se le han perdido o no tiene y establece que se procederá a invitar a las comunidades para que lleven a cabo su proceso de designación. Esto va en contra los acuerdos tomados en el pasado en el proceso de consulta y es una muestra de la falta de buena fe con la que ha se ha conducido a lo largo de todo el proceso, y violenta uno de los derechos fundamentales que toda comunidad indígena tiene en un proceso de esta naturaleza: su autonomía y libre determinación para elegir, a partir de sus procesos internos propios, a sus representantes en el proceso de consulta.

No es la primera vez que la CIBIOGEM atenta contra los principios básicos de la consulta. Esa institución ha permitido, en diversas sesiones, agresiones e insultos de soyeros contra los representantes comunitarios y asesores/as legales, ha intentado deslegitimar a las y los representantes indígenas acudiendo a las comunidades y ejidos para intentar “crear” una representatividad a modo, ha proporcionado información tendenciosa hablando solamente sobre los beneficios de la siembra de la soya GM, a pesar de no estar en la etapa informativa, ha intentado dividir a las comunidades y provocar conflictos internos, e incluso, su titular, Sol Ortíz, ha amenazado de manera directa a una de las asesoras legales, por mencionar algunos de los eventos más graves. Esta actuación de CIBIOGEM violenta contra la Constitución Federal, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas, y desacata una orden judicial de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual establece como prinicipio rector de la consulta la buena fe y el respeto a las prácticas culturales de las comunidades consultadas.

A la par de estas irregularidades, se detectó la siembra y comercialización ilegal de la soya genéticamente modificada en diversas comunidades de Hopelchén, actos que han sido avalados por el SENASICA y justificados por la CIBIOGEM, quienes han permitido la venta de la soya transgénica que fue detectada el año pasado, aún y cuando el permiso para su liberación y siembra se encuentra suspendido por resolución de la Suprema Corte. Estas acciones comprueban que el gobierno federal no tiene ninguna intención de llegar a acuerdos con las comunidades indígenas, lo refleja la sistemática discriminación con la que se sigue tratando a los pueblos originarios y evidencia que la CIBIOGEM busca desgastar el proceso de consulta y mermar la capacidad organizativa y la resistencia que las comunidades mayas han opuesto frente a una política que les afecta cultural, económica, ambiental y socialmente.

Sin embargo, frente a este nuevo hecho, que representa un insulto a las comunidades y que pareciera demostrar una práctica sistemática del gobierno federal para sabotear y minimizar los diversos procesos de consulta que hay en el país, en beneficio de intereses económicos de grandes empresas, las comunidades mayas de Campeche se mantienen en la postura de continuar en el proceso y exigen a las autoridades federales (CIBIOGEM y el CDI) se apeguen a los estándares de la consulta establecidos en la Constitución y los Tratados Internacionales y reconocidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sus sentencias. Un primer paso para ello es el reconocimiento de la representatividad que las comunidades, en uso de su exclusivo derecho a la autonomía, han hecho de sus representantes en el proceso de consulta. Así también exhortan al Poder Judicial y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a tomar medidas para requerir a estas autoridades que cumplen debidamente con la sentencia emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Recomendación 23/2015 de la CNDH.

Las comunidades mayas de la Península de Yucatán, hacen del conocimiento del pueblo mexicano que seguirán firmes en la defensa de su patrimonio biocultural y por el respeto a sus derechos humanos. Mediante la campaña #UnidosPorLaSelvaMaya invitan a la sociedad a formar parte de este movimiento de resistencia pacífica más no pasiva.

Para mayor información y entrevistas contactar a Jorge Fernández a quejamaya@gmail.com

Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes / Centro Mexicano de Derecho Ambiental A.C. / Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. / Greenpeace México / MA OGM Colectivo


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad