bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Mexico_Mineras_trastocan_la_vida_de_los_pueblos_donde_se_asientan
Autor Angélica Enciso L.   Idioma Español Pais México Publicado 5 septiembre 2017 11:50

México: Mineras trastocan la vida de los pueblos donde se asientan

| Más

"En la actualidad, 30 por ciento del territorio del país está concesionado; hasta 2015 había alrededor de 31 mil concesiones que abarcan unas 60 millones de hectáreas, y de ellas hay unas 800 en explotación, sostiene en entrevista sobre este libro de editorial Akal, que se presenta hoy a las 19 horas en Casa Lamm".

Cuando llegan a los pueblos, las mineras provocan despojo de tierras a campesinos y pobladores. Trastocan todas las actividades, desde las culturales o las fiestas hasta las económicas, contaminan los suelos y ocasionan enfermedades. Todo esto lo compensan con pintar las iglesias o las escuelas, señala Francisco López Bárcenas, autor del libro La vida o el mineral.

Señala el caso del río Bacanuchi, en Sonora, donde en agosto de 2014 se derramaron miles de litros de residuos peligrosos. También se han presentado otros eventos en Capulálpam, Oaxaca, donde la empresa responsable está demandada. Económicamente no les dejan nada sustantivo a los pueblos; hay mineras que realizan obras como forma de legitimarse y no tener problemas. No es lo que se requiere, sino un plan de desarrollo donde esa actividad deje ganancias a ambas partes.

Concesionado, un tercio de país:

En la actualidad, 30 por ciento del territorio del país está concesionado; hasta 2015 había alrededor de 31 mil concesiones que abarcan unas 60 millones de hectáreas, y de ellas hay unas 800 en explotación, sostiene en entrevista sobre este libro de editorial Akal, que se presenta hoy a las 19 horas en Casa Lamm.

Señala que se propuso escribir el libro hace unos cinco años, cuando empezaba el movimiento contra la minería. Entonces sólo se hablaba del Cerro de San Pedro, en San Luis Potosí, explotado por Minera San Xavier, y de Cuzcatlán, en los Valles Centrales de Oaxaca. Veía los movimientos a la defensiva y no entendía lo que pasaba porque no eran públicas las concesiones, el tipo de mineral; eso me parecía importante.

Explica que desde la reforma al artículo 27 constitucional, en 1992, se comenzaron a dar las condiciones para que la minería se extendiera. Se modificaron leyes y se crearon otras; se convirtió en una actividad de utilidad pública, por eso no paga impuestos estatales ni municipales y es una actividad preferente; esto es muy fuerte, porque frente a otras, como la alimentación, la minería prevalece. La ley federal de derechos establece que pagan entre cinco y 112 pesos por este concepto.

En el libro, López Bárcenas hace un recuento de histórico del desarrollo de la minería del país. Señala que se formaron ciudades como Guanajuato, Chihuahua y Zacatecas que no se explicarían sin actividad minera. Apunta que con el porfiriato hubo un cambio sustancial que aún permea: Porfirio Díaz declaró que la minería estaba ligada al suelo donde estaban los minerales; esto hizo un gran negocio, pues tener las tierras causa el despojo de las comunidades.

Asevera: no estoy contra la minería, en contra del modelo de explotación mineral; es muy depredador y se deja al país y a los pueblos sin recursos, se les cancela el futuro. Lo que se debe hacer es revisar el modelo y luchar por uno que sea racional en términos de lo que se necesita de minerales, la manera en que se extraen. Sacar los minerales en la cantidad que requiere el país.

Agrega que es necesario revisar la situación de los trabajadores y los campesinos, y cómo se puede distribuir la riqueza en el país. No es difícil, se pueden idear otro modelos si queremos, asegura.

Fuente: La Jornada

Temas: Minería

¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad