bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Soberania_alimentaria_Una_lucha_para_acabar_con_el_hambre
Autor Sandra Trafilaf, Minga Informativa – CLOC Idioma Español Pais América Latina y El Caribe Publicado 1 febrero 2005 19:22

Soberanía alimentaria: Una lucha para acabar con el hambre

| Más

Una extensa y emotiva jornada se vivió en el Foro de Biodiversidad Campesina, actividad que se inició con un conversatorio de las organizaciones campesinas e indígenas que integran la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones Campesinas (CLOC)

El encuentro que fue dividido en tres momentos, fue abierto por las sabias de las comunidades indígenas, quienes hicieron una ceremonia de presentación de todos los productos y semillas que conservan los pueblos originarios. La luz, el agua, la tierra y las semillas quedaron en el centro de la discusión para que desde allí pudieran guiar el camino del trabajo que se han trazado las organizaciones.

Las sabias hicieron expusieron sus reflexiones ante los asistentes. Una guía espiritual mapuche fue la encargada de comunicar las impresiones del colectivo. Como primer punto, se concluyó que no se ha podido escuchar la sabiduría ancestral que han dejado los ancianos, cuyo conocimiento debe ser traspasado a los hijos y nietos para que aprendan a amar a la madre tierra.

Para las sabias, la espiritualidad debe estar presente en la lucha y las organizaciones y sus dirigentes no deben dejar de lado este importante aspecto del trabajo en las comunidades. La defensa de la tierra y el territorio es una lucha que no cesa, la lucha por la libertad no termina, como tampoco el compromiso de unidad y resistencia frente al modelo económico que destruye las culturas.

Un segundo momento fue protagonizado por los sabios del conocimiento formal occidental, por los amigos que apoyan la lucha del movimiento campesino e indígena, quienes manifestaron que la resistencia de los pueblos debe estar centrada en sus propios conocimientos, en su propia experiencia. Del mismo modo, afirmaron que investigaciones recientes dieron cuenta de un nuevo atentado a la Soberanía Alimentaria, pues ya está en marcha un plan para patentar el arroz y su floración, que permite además que 40 variedades de flores crescan a su alrededor y estén destinadas al exterminio.

Este nuevo intento por apoderarse de la Biodiversidad, da inicio a una nueva ofensiva por parte de las organizaciones que integran la CLOC y Vía Campesina, quienes declararon que harán acciones de protesta frente a quienes pretenden adueñarse del alimento de los pueblos.

Posterior a una intervención artística, donde se nominaron a quienes destruyen la tierra y premios a quienes la defienden, el encuentro llegó a su fin. Después de la evaluación de la Campaña de la Semilla y los consiguientes compromisos de los dirigentes de CLOC y Vía Campesina, éstos declararon que cada uno va con la tarea concreta de enfrentar a las semillas transgénicas, construyendo y sembrando la vida con las semillas de todos, para que el alimento nunca falte en los hogares de los campesinos e indígenas.

El remate fue inesperado, pues las emociones inundaron el recinto, cuando en un cambio de planes, no hubo intercambio de semillas entre todos los asistentes, como se acostumbra en las actividades que programa CLOC, sino que los representantes de cada una de las organizaciones asistentes tomaron las semillas y en medio de una rogativa se las ofrendaron al dirigente campesino indonesio Henry Saragih, Secretario General de Vía Campesina. Esta ofrenda fue hecha por todos los pueblos hermanos, para que Henry lleve las semillas a su hogar y las reparta a quienes tuvieron que sufrir recientemente la catástrofe del tsunami.

Las semillas, el pan, las frutas, el agua y la luz van solidarios rumbo a Indonesia, a paliar en parte el dolor que tuvieron que vivir miles de familias. Las Semillas son patrimonio de los pueblos, al servicio de la Humanidad.

Minga Informativa de Movimientos Sociales


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad