bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Recomendamos/Banco-Mundial-FMI-culpables-de-promover-el-acaparamiento-de-tierra-incrementar-la-desigualdad
Autor Vía Campesina Idioma Español Pais Internacional Publicado 11 octubre 2018 15:02

Banco Mundial—FMI culpables de promover el acaparamiento de tierra, incrementar la desigualdad

| Más

Reunión anual en Bali esta semana es tan sólo un engaño para tapar la negligencia criminal de los intereses del pueblo” dicen campesinxs.” En una reunión de La Vía Campesina facilitada por Serikat Petani Indonesia (SPI) en Bali, organizaciones campesinas de Asia, África, las Americas y Europa han responsabilizado, unánimemente, al Banco Mundial y el FMI por facilitar el acaparamiento de tierras, la desforestación y el acaparamiento de mar alrededor del mundo, conllevando a la desigualdad, pobreza y hambre a nivel global. 

Banco Mundial—FMI culpables de promover el acaparamiento de tierra, incrementar la desigualdad

Lxs campesinxs señalan varias décadas de impulso neoliberal del Banco Mundial y el FMI para privatizar y desregular en países en vía de desarrollo, entre los factores principales que ha contribuido al incremento en el costo de vida para las comunidades campesinas.

Durante los últimos 30-40 años el Banco Mundial y el Fundo Monetario Internacional (FMI) y, más recientemente, la Organización Mundial de Comercio (OMC) han forzado a los países a reducir la inversión en la producción de alimentos y reducir el apoyo a campesinxs y pequeñxs productorxs. Bajo las políticas neoliberales, las reservas alimenticias estatales han sido consideradas demasiado caras y los gobiernos han sido forzados a reducir y privatizarlas con regímenes de ajuste estructural.

Representantes de países como Timor de Este, Tailandia, Kenia, Cambodia, Malaysia, Francia, Indonesia, Corea de Sur, India, Nepal y Sri Lanka han citado varios casos de acaparamiento de tierra en sus países, para facilitar proyectos masivos de infraestructura financiados por el Banco Mundial y el FMI.

David Calleb Otieno de la Liga Campesina de Kenia explicó, “En Kenia recientemente, el FMI impulsó la implementación del Acto Finanza del 2018 que ha incrementado los impuestos a los combustibles, transferencias monetarias y derogó la ley de interés. La intención es beneficiar a los prestamistas kenianos que siguen ganando del servicio de las deudas al costo del bienestar del pueblo de Kenia. Hay una congelación del gasto de bienestar en Kenia. La deuda está ahora al 70% del PID. Atrapados en esta trampa de deuda, cada todo se privatiza—el transporte, el agua, la telecomunicación. Lxs campesinxs han perdido su autonomía sobre las semillas y nuestras políticas agrícolas empujan los cultivos comerciales. Todas estas políticas vienen por las orientaciones del FMI y el Banco Mundial.”

Ms Jeongyeol Kim de la Asociación de Mujeres Campesinas de Corea, agregó, “Corea de Sur ha firmado acuerdos comerciales con 52 países y estos acuerdos guían cómo las políticas agrícolas están marcadas en el país. Ha habido un impulso permanente de darle la espalda a la agricultura campesina y adoptar un modelo de agronegocio orientado a la exportación. Esto ha producido más deuda en el campo y una destrucción total de la vida campesina. Las mujeres campesinas se enfrentan el peor de este modelo industrial, el uso pesado de los insumos químicos. Este cambio de la manera que hacemos la agricultura se dio debido a las condiciones impuestas por el FMI y el Banco Mundial.”

Baramee Chairayat de la Asamblea de los Pobres, Tailandia relató que “El Plan Nacional de Desarrollo en Tailandia siempre ha tenido la bendición del Banco Mundial y esto significaba que las tierras agrícolas y bosques públicos fueron destruidos para dejar paso a carreteras masivas, de las plantaciones de agronegocio y de los centrales azucareros. Durante un periodo de cuatro décadas, una gran parte de las personas del campo de Tailandia se volvieron sin tierra. Han implementado leyes que separan a los pueblos indígenas de su bosque”.

Claude Girod de la Confederación Paysanne, Francia, dice que el ofensivo de la industrialización y el agronegocio en el continente africano, como resultado de los préstamos acondicionados del Banco Mundial y el FMI, han conllevado a trampas de deuda inevitables, con los efectos de crear conflictos, guerras y migración masiva.”

“El Banco Mundial y el FMI, en nombre del programa de ajuste estructural, han impulsado la financiación y privatización de los recursos naturales en Indonesia. Cuando la gente resiste estos acaparamientos de tierra—sean en nombre de REDD+ u otro programa parecido—los campesinos son atacados, encarcelados y criminalizados. Tenemos el caso más reciente de Ahmad Azhari, quien se mantuvo 9 meses en la cárcel por defender los derechos de campesinxs. Todas estas instituciones están aquí para ayudar a las corporaciones expandir su negocio en vez de levantar las personas de la pobreza,” dijo Zainal Arifin Fuad, líder nacional del Serikat Petani Indonesia (SPI).

“Hay también un peligro de cooptación y apropiación. Si tomas el caso de la reforma agraria ya hay varios casos donde el Banco Mundial y el FMI también intentan hablar el idioma de la lucha campesina apoyando a la reforma agraria, pero esos son de hecho formas de reforma agraria vinculadas al mercado, que no es lo que quieren las comunidades campesinas.

Las organizaciones campesinas han prometido exponer el papel criminal del Banco Mundial y FMI en incrementar la desigualdad, el despojo y la pobreza, aun cuando en esta semana comience la reunión anual de estos cuerpos en Bali a partir del 08 de octubre.

La Vía Campesina denuncia la impunidad con que estas políticas destructivas están siendo propuestas por el Banco Mundial y el FMI. Continuaremos nuestra campaña por realizar la soberanía alimentaria y liberando la agricultura de las negociaciones de negocio.

Información de contacto:

Zainal Arifin Fuad, SPI, Indonesia — +62812 8932 1398 — zainal@spi.or.id
Jeongyeol Kim, KWPA, Korea — +82 10 4811 7996 — kimj77689@gmail.com

Fuente: La Vía Campesina


¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad