Biodiversidad, sustento y culturas #56

El niño retratado en la portada (que aquí mostramos en su bicicleta) viene a ser una esperanza para el futuro de la tradición de su comunidad de origen mayo-yoreme: ser pescadores artesanales en la costa de Sonora, México, en Yavaros, una localidad como tantas otras en el mundo que sufren el embate de las grandes compañías japonesas o de otras nacionalidades --que acaparan con sus grandes barcos-fábrica el camarón, el atún, las sardinas y otros peces pelágicos comunes en la zona del Mar de Cortés o Golfo de California.

Biodiversidad, sustento y culturas N° 56 (Abril 2008)

BIODIVERSIDAD, SUSTENTO Y CULTURAS (ABRIL 2008)

EDITORIAL por Biodiversidad

El niño retratado en la portada (que aquí mostramos en su bicicleta) viene a ser una esperanza para el futuro de la tradición de su comunidad de origen mayo-yoreme: ser pescadores artesanales en la costa de Sonora, México, en Yavaros, una localidad como tantas otras en el mundo que sufren el embate de las grandes compañías japonesas o de otras nacionalidades --que acaparan con sus grandes barcos-fábrica el camarón, el atún, las sardinas y otros peces pelágicos comunes en la zona del Mar de Cortés o Golfo de California. Pescadores artesanales que van sintiendo el hostigamiento provocado por las privatizaciones de grandes segmentos de costa, del mar en sí mismo y del agua dulce acaparada por los yates que bajan de Estados Unidos por la llamada "escalera náutica" mexicana: un red de "marinas", es decir puertos de abasto de agua, estacionamiento para miles de botes de vela y lugar de retiro para algunos habitantes de California (los intransigentes y reaccionarios minutemen) que, paradójicamente, son quienes quieren impedir, aun a costa de asesinatos, que los migrantes de toda América Latina lleguen al norte estadounidense.

Para acompañar los contenidos del número 56, que dedicamos a ahondar el debate en torno a las semillas, los transgénicos, la certificación "orgánica", la supuesta viabilidad de los bancos de semillas y los marcos jurídicos absolutamente letales para la actividad campesina -- por ser temas que se discutirán en mayo durante la novena conferencia de las partes firmantes del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) en Alemania -- Biodiversidad, sustento y culturas les ofrece un reportaje fotográfico de la vida cotidiana de esa comunidad de pescadores mayos que, acorralados, enfrentan la privatización del mar (haciendo eco y homenaje a los pescadores artesanales lafkenches de la Caleta Mehuín de la costa chilena que resisten desde hace mucho un ducto de desagüe propiedad de Celco, una empresa productora de celulosa que dividió a las comunidades contratando paramilitares entre los pobladores). Así igual los agricultores del mundo ven cómo se acerca la legitimación privatizadora de ciertas versiones de semillas, homogenizadas y "certificadas" que son autorizadas como las únicas "variedades legales", marginando el vasto mundo de variabilidad vegetal y el quehacer milenario que lo ha hecho posible al vetarlo como "ilegal".

Sin dudar un segundo, reivindicamos que una de las batallas más cruciales de la actualidad es la defensa de las semillas y los materiales vegetativos que, mediante los saberes ancestrales y los canales de confianza de intercambio comunitario por todo el mundo, siguen siendo cruciales no sólo para la diversidad biológica del planeta sino para el posible futuro de la humanidad. (Y con toda seguridad habrá muchos técnicos que con desprecio se reirán de ese antiguo y venerable modo de vivir en la siembra como totalidad de la vida.) Modo tan venerable de vivir como el oficio de quienes consideran que ser pescadores es el único modo de vida imaginable, y deseable, al cuidado del misterioso territorio ancestral marino.

LA REVISTA COMPLETA (aquí en PDF)

DE QUIÉN ES LA COSECHA, por Gunnar Rundgren (aquí en PDF)
Como agricultor, mi principal interés, algo que creo compartir con casi todos los agricultores, es contar con semillas y variedades bien adaptadas al cultivo orgánico. Éstas pueden ser semillas viejas o semillas recién desarrolladas. Debo admitir que el que sea o no una semilla certificada como orgánica está más abajo en la lista de mis prioridades, o en las prioridades de los consumidores que compran mis alimentos. No estoy seguro de que el actual desarrollo de los criterios y regulaciones refleje estas prioridades.

LA GENTE NO QUIERE SOMETERSE; por Biodiversidad (aquí en PDF)
Tras varios años de debate en torno al inminente Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, en marzo de 2007 Costa Rica llegó a grandes movilizaciones y una creciente oposición. En octubre del mismo año logró organizar un referendo para aceptarlo o rechazarlo. Pese a la imposición del Tratado, Costa Rica nutre su resistencia viva y el debate actual ahonda en los nocivos efectos que implica. Silvia Rodríguez Cervantes, integrante de la Red de Coordinación en Biodiversidad de Costa Rica, habla con Biodiversidad, sustento y culturas, de las consecuencias del Tratado y los varios acuerdos, leyes y reformas que lo acompañan.

LAS SEMILLAS SON UN TEJIDO VIVO; por Biodiversidad (aquí en PDF)
Sólo la acción de colectivos humanos complejos, ricos y diversos, trabajando en ambientes de todo tipo, en condiciones de tomar decisiones de manera descentralizada y diversa, de aplicar estrategias y herramientas diversas, de buscar objetivos diversos e incluso divergentes, permitirá mantener, restaurar y fortalecer la riqueza y diversidad de las semillas y la agricultura

DEFENDER NUESTROS TERRITORIOS POR LA VIDA DEL PLANETA; por Biodiversidad (aquí en
PDF)
Esta vez, Biodiversidad reúne voces diversas de comunidades y organizaciones indígenas que reflexionan sobre la urgencia de defender sus territorios y recursos. Son fragmentos de declaraciones que enfrentan la devastación y reivindican una visión integral de los ataques pero también de las resistencias.

ATAQUES, POLÍTICAS, RESISTENCIA, RELATOS; por Biodiversidad (aquí en PDF)

HERRAMIENTAS; por Biodiversidad (aquí en PDF)

Descargar la revista en PDF (3,26 MB)

Comentarios