Día Mundial de las Abejas: "Sin abejas NO hay vida"

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, la ONU declaró el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas. Las abejas y otros polinizadores -como las mariposas, los murciélagos y los colibríes-, permiten que se reproduzcan muchas plantas, entre ellas numerosos cultivos alimentarios.

En el día Mundial de las Abejas dejamos fotos de diversas especies que podemos encontrar en nuestro querido Ramallo. Y destacamos que al mostrar nuestra preocupación por las pérdidas de las abejas, no sólo nos referimos a las especies de interés comercial. Sino a todas aquellas que cumplen un rol en la polinización. En especial a las nativas, que por ser menos conocidas son las más vulnerables.

UPVA quiere manifestar su tremenda preocupación, ante el cambio climático y, la desaparición de animales, insectos y plantas.

El 20 de mayo es un día para reflexionar sobre los polinizadores y su papel como gestores de la biodiversidad. En los últimos años, el mundo ha puesto su atención en la desaparición de las abejas, un fenómeno que pone en jaque la supervivencia de nuestra especie en el planeta.

Los monocultivos, el uso desmedido de agroquímicos, la tala de bosques, la contaminación del agua y el aumento de las emisiones de Co2, están dentro de las principales causas de dicho fenómeno.

La celebración del Día Mundial de las Abejas tiene varios objetivos dentro de los que se destacan:

1) Llamar la atención de la población mundial y de los políticos sobre la importancia de proteger a las abejas;

2) Recordar que dependemos de las abejas y otros polinizadores;

3) Proteger a las abejas y a otros polinizadores para contribuir de forma significativa a resolver los problemas relacionados con el suministro mundial de alimentos y eliminar el hambre en los países desarrollados;

4) Detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas, y de esa manera contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Es por esto, que el 20 de mayo, debe celebrarse con un GRITO DE PROTESTA y UN LLAMADO A LA ACCIÓN.

Debemos centrar las discusiones, en los ejes problemáticos de la desaparición de las abejas, esto significa, generar mecanismos de presión que permitan implementar políticas de protección estrictas, para la conservación de la biodiversidad, impulsar la agricultura orgánica y limpia, prohibir el uso de agroquímicos letales para las abejas y los polinizadores.

¡Sin abejas NO hay vida!

Fuente: Unidos por la vida y el Medio Ambiente (UPVA)

Temas: Biodiversidad

Comentarios