Sistema alimentario mundial

El informe sobre el Estado del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición revela una historia alternativa sobre el hambre

Tan solo una semana después de que el informe de las Naciones Unidas sobre el Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo (SOFI) haya presentado las cifras del hambre y la inseguridad alimentaria en el mundo, la Red Mundial por el Derecho a la Alimentación y a la Nutrición (Red Mundial) lanza su informe de 2020 sobre el Estado del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición.

El informe sobre el Estado del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición revela una historia alternativa sobre el hambre

Por FIAN
Soledad Barruti: "Instalar megagranjas de cerdos es comprarnos un megaproblema"

El 6 de julio pasado, la cancillería argentina difundió una comunicación entre el ministro Felipe Solá y el ministro de Comercio chino, Zhong Shan, y anunció una “asociación estratégica” entre ambos países para producir “9 millones de toneladas de carne porcina de alta calidad” con una “inversión mixta entre empresas chinas y argentinas”.

Soledad Barruti: "Instalar megagranjas de cerdos es comprarnos un megaproblema"

Por AM 750
Autosuficiencia alimentaria para las trasnacionales

La columna vertebral para la recuperación del campo que propone el gobierno federal es la autosuficiencia alimentaria. Pero ésta es imposible con un mercado abierto, ya que las importaciones no ocurren sólo por falta de producción, sino por ventajas en las condiciones financieras, logísticas, de precios, influidas por las condiciones climáticas y los subsidios que otorgan otros países a la producción y exportación de sus productos.

Autosuficiencia alimentaria para las trasnacionales

- Foto de Agencia Periodística de Buenos Aires.

En el marco de la pandemia por Covid19 que este año puso en evidencia la insoslayable crisis civilizatoria por la que atraviesa el mundo, compartimos nuestra perspectiva y análisis alrededor del avance de las corporaciones de las comunicaciones como Google y Facebook y de las grandes del comercio electrónico, y su vinculación con el vertiginoso desarrollo de la digitalización del sistema agroalimentario (agricultura 4.0). 

Las corporaciones alimentarias y del comercio electrónico fusionadas: ¿el negocio que se viene?

Foto: Vicky Cuomo

A pesar del argumento de que aquí se producen alimentos para 400 millones de personas, en el país es cada vez más costoso acceder a productos sanos y las cifras de pobreza van de la mano de datos alarmantes sobre malnutrición y obesidad. Tercera nota del ciclo “¿Quiénes nos alimentan?”.

La trampa alimentaria argentina: estómagos dañados y precios descuidados

-Foto de El País

La revista Fronteras que hoy llega a sus manos, lo hace bajo un escenario creciente de complejidades, desafíos e incertidumbres. El tema que ocupa la estructura troncal de nuestro Número, se centra en los sistemas alimentarios y los impactos y relaciones en distintas escalas con las ciudades, sus entornos y los desafíos actuales y futuros de un mundo en transformación. Nuestra ‘‘normalidad’’ ha cambiado y posiblemente, sólo quizás posiblemente, esa normalidad nos lleve a una nueva transformación socioambiental.

Revista Fronteras N° 18

Por GEPAMA
El hambre, la gran pandemia

"Que la mitad del mundo ateste los contenedores con alimentos pasados de fecha mientras la otra mitad muere por inanición supone una forma suprema de oprobio. Pero también una grave agresión para nuestros recursos naturales. «Para producir esos 1.300 millones de alimentos que no va a comer nadie estamos utilizando 1.400 millones de hectáreas de terreno, es decir, 28 veces la superficie de nuestro país si toda España fuera fértil, la cuarta parte del agua dulce del planeta y 300 millones de barriles de petróleo. Y emitimos el 12% de los gases de efecto invernadero. ¿Qué justicia, eficacia y sostenibilidad tiene el sistema agrolimentario?" reflexiona José Esquinas Alcázar.

El hambre, la gran pandemia

La pandemia en la pandemia: cómo la industria alimentaria está destruyendo América Latina

En Marzo dos fenómenos derrumbaron nuestra aparente normalidad: la pandemia por covid-19 y el confinamiento – por ley o voluntad – para frenar la propagación del virus. Si bien es obvio que ambos están interconectados, los estamos pensando, experimentamos y padeciendo como eventos paralelos. El asunto se hace evidente de un modo particular en la alimentación. Porque asumimos que necesitamos estar saludables e incluso elevar la inmunidad, pero nuestra estrategia para enfrentar la nueva amenaza es – y ha sido desde el primer momento –  salir a supermercados, abastecernos de productos ultraprocesados (congelados, enlatados, secos). Al mismo tiempo, desplazamos el consumo de frutas y verduras hacia su mínima expresión, como si el verdadero desafío fuera cómo sobrevivir al encierro y no como enfrentar un virus con estos cuerpos que somos.

La pandemia en la pandemia: cómo la industria alimentaria está destruyendo América Latina