bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Menu_Derecha/Prensa/Mexico_el_poder_de_los_consumidores
Autor Areli Carreón Idioma Español Pais México Publicado 12 septiembre 2006 14:38

México: el poder de los consumidores

| Más

La sociedad civil tiene un poder real, pacífico y legal que ha sido poco usado en México: su poder de elegir lo que quiere consumir

Millones de ciudadanos en todo el planeta han ejercido este poder de elección y han participado en campañas de boicot, es decir, campañas en las que mediante su decisión o fuerza aplicada al consumo obligan a empresas y gobiernos a respetar el medio ambiente, los derechos humanos y civiles.

Existen cientos de ejemplos exitosos de esta poderosa fuerza civil en acción, entre ellos destacan: el boicot de 1985 a comercios de personas blancas en Sudáfrica que contribuyó a terminar con el apartheid, o recientemente el de los consumidores europeos que ha obligado a todos los fabricantes de alimentos a no usar ingredientes transgénicos, riesgosos para la salud y el medio ambiente. Corporaciones trasnacionales como Nestlé, Nike, Texaco, Exxon Mobil, McDonald's y Coca-Cola se han visto forzadas a cambiar algunas de sus prácticas o políticas cuando los consumidores dejan de comprar sus productos. La pérdida de ganancias y de clientes va directamente en contra de los fines de lucro de estas corporaciones.

El poder del consumidor es demoledor primero que nada porque es legal y legítimo, puesto que decidir lo que uno compra o deja de comprar es un derecho incuestionable.

Nadie puede obligarnos a comprar lo que no deseamos, así que pacíficamente podemos demostrar nuestro rechazo o apoyo a las conductas de las empresas. Este poder no se ejerce una vez cada seis años, sino todos los días. El poder de elegir se transforma en una poderosa fuerza cívica que está en manos de las personas, no de los políticos ni de las instituciones.

Participar en un boicot es sencillo, fácil y cotidiano, por lo que muchas personas diferentes con distinta disponibilidad de tiempo puedan colaborar en este tipo de esfuerzos sin importar en qué parte del país se encuentren: entre más personas colaboren con un boicot, más poderosa es la capacidad de cambio que se ejerce sobre una compañía.

Los boicots tienen una fuerza moral que no puede ser expropiada, porque permiten expresar de forma pacífica, legal y legítima el compromiso de los ciudadanos con principios morales como el respeto al medio ambiente y a los derechos humanos, laborales o cívicos, por encima de las pugnas de la clase política. El boicot es una herramienta de democracia directa para que los ciudadanos ejerciten su poder real, sin intermediarios.

¿Cómo se hace un boicot?

Primero que nada se identifica a una institución o corporación con una conducta ambiental, social o cívica claramente inaceptable. Se documenta esta conducta antisocial de una manera clara y sencilla, pero con datos verificables. Se difunde esta información lo más ampliamente posible por cartas a periódicos, estaciones de radio, mensajes de Internet, páginas web, carteles, volantes, etiquetas, etcétera. Se comunica claramente a la empresa la conducta que debe modificar y cómo hacerlo.

Por ejemplo, se demanda a Maseca que deje de utilizar maíz transgénico importado en nuestras tortillas, ¿cómo? comprando solamente maíz mexicano. Si la compañía no responde, entonces se llama al boicot, invitando a la mayor cantidad posible de personas a que a partir de una fecha claramente estipulada dejen de comprar el producto de la compañía.

El boicot, para ser exitoso, debe organizarse para que los consumidores que participen le informen a la compañía que no comprarán su producto e invitarán a más personas a no comprarlo hasta que la compañía cambie. Esta presión sobre la compañía debe ser constante hasta que se logre el cambio demandado y debe contemplar mecanismos para saber cuántas personas están sumándose a él.

Cada día que pase sin que la compañía modifique su conducta, es una oportunidad para que más personas se sumen a este mecanismo de participación ciudadana, lo que significará pérdidas económicas crecientes para la empresa en cuestión.

Por lo general, muchas compañías responden rápidamente ante los boicots, porque están diseñadas para responder a las demandas del cliente, reduciendo las pérdidas.

Grandes corporaciones trasnacionales que ya han experimentado la fuerza de los consumidores, intentan ignorar o minimizar el impacto del boicot para tratar de controlar el daño que le hace a la compañía, pero un boicot con demandas claras, bien difundido y bien organizado es prácticamente invencible.

En México es urgente aprender a poner en práctica este poder ciudadano para nuestro propio beneficio. Si como consumidores no aprendemos a demandar responsabilidad, calidad, servicio y ética, muchas compañías continuarán ofreciéndonos transgénicos, como Maseca; y contaminando el medio ambiente con productos tóxicos de los que no se hacen responsables o deforestando nuestros bosques mediante la tala ilegal.

Con nuestra fuerza de consumo también podemos premiar a las compañías comprando preferencialmente productos orgánicos, de comercio justo o a las empresas que hacen negocios de manera responsable, respetando a los consumidores, al medio ambiente y al bienestar común.

La Jornada, México, 10-9-06


Comentarios

México: el poder de los consumidores, por ecumene (13/09/2006)

realmente he disfrutado leyendo el artículo, me parece un razonamiento sumamente claro, impecable. Os comento sobre un boicot al que me he sumado propuesto por la -Plataforma Aturem la Guerra- Siguiendo los acontecimientos de la situación caótica e infiernal que se encuentra la región de Oriente Medio, me parece interesante participar en esta campaña de boicot preventivo. Información en :www.aturemlaguerra.org/ El grupo animalista de Barcelona participamos en la manifestación unitaria contra la invasión de Irak con una pancarta que ponía”los animales también sufren en las guerras”, y podríamos denunciar también que sufren “para” las guerras , es atroz, se permiten experimentar con ellos cualquier barbaridad. No a la Guerras NO! Saludos post relacionado con el tema en http://ecumenecumenic.blogspot.com/ Posted by ecumene_ecumenic to ecumenecumenic at 7/17/2006 11:56:00 PM

EL PODER DE LOS CONSUMIDORES, por Michelle Ricoy (13/09/2006)

Bravo por este artículo. Los mexicanos no estamos acostumbrados a usar el boicot como una herramienta para que mejoren su calidad, servicios y actitudes las empresas tanto mexicanas como extranjeras, los gobiernos y los países que pasan leyes abominables apoyando la matanza de miles de animales indefensos. Yo empecé por voicotear todos los productos procedentes de Canadá porque estoy totalmente en contra de la cruel matanza de focas bebés que transcurre año tras año. Estoy boicoteando a Kentucky Fried Chicken por su manera tan cruel de tener y matar a sus pollos. Tengo un boicot en contra de los Restaurantes Red Lobster en los Estados Unidos porque no dejan de comprar productos de Canadá. Tengo boicot en contra de la firma de Burberry's porque usa piel de animales en sus productos. Hice un boicot en contra del departamento del Distrito Federal al sacar las placas de mi coche en el Estado de México porque no quiero que mi dinero siga pagando los plantones del PRD. Si todos los ciudadanos nos uniéramos con un mismo fin, las cosas cambiarían. ¡Qué bueno que me entere de lo de Maseca! En mi casa no entrará ningún producto de esta empresa hasta que no cambien sus políticas. El poder del boicot es tan grande que por ejemplo cuando en Estados Unidos de Norteamérica querían subir el precio del café y de la carne, la gente simplemente dejó de comprar. Y. ¿què pasó? Ni subieron los precios del café ni de la carne. Nosotros los mexicanos nos quejamos de lo caro que son las tarifas de las compañìas de los celulares y sin embargo seguimos usándolos como si se fueran a terminar. Pregunto yo, ¿qué pasaría si la gran mayoría dejara de usarlos por un muy buen tiempo? Claro, las compañías tendrían que bajar sus tarifas. Lo que pasa con nosotros los mexicanos es que no queremos pasar incomodidades y nos conformamos con quejarnos y no hacer nada al respecto. ¿Qué pasó con el impuesto de tenencia? Iba a ser por un corto tiempo. ¿Cuantos años llevamos pagándolo? Y ahora se puso peor porque si no tienes tu tenencia pagada no puedes verificar tu coche. ¿Qué hacemos nosotros, agachar la cabeza y quejarnos amargamente, pero sin hacer nada al respecto. Yo animo a mis concuidadanos a que nos pongamos de acuerdo y hagamos un boicot contra algo que es totalmente injusto. claro está, no podemos boicotear todo de una vez, pero de poquito en poquito tienen que ir cambiando las cosas. Preguntémonos, ¿qué nos está afectando mas en estos momentos? Ya que tengamos la respuesta, boicot contra ese producto, industria, bienes del extranjero, plantones, etc. Para eso tenemos que ser un país unido y desgraciadamente no lo somos. Cada mexicano ve por si mismo y por nadie mas. Tenemos que recordar que la unión hace la fuerza. Hay tanto que arreglar, como por ejemplo la compañía Colgate que hace pruebas de laboratorio con animales bajo unas condiciones deplorables. ¿Por qué no dejar de comprar sus productos hasta que entiendan que lo que hacen está mal y que pueden perder todo si continúan con esas practicas tan sádicas? ¿Por qué no cambiar de placas del D. F. al Estado de México a los que nos molesta este plantón tan agresivo pasivo en Paseo de la Reforma? Hay tantas y tantas cosas que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida y no lo vemos. Los invito a reflexionar sobre esto. La verdad, ¿no quieren vivir mejor? ¿No quieren pagar precios justos? ¿No quieren dejar de pagar una tenencia que iba a durar un año en 1968? Yo no me opondría a pagar tal tenencia si tuviéramos calles y periféricos increibles que evitaran tantos embotellamientos. ¿Ustedes si? ¿Por qué quejarnos de nuestra fuerza policiaca cuando lo primero que hacemos darles una mordida cuando cometemos una infracción? ¿Por qué pagar esas tarifas tan elevadas de electricidad cuando tenemos un tan mal servicio? Por favor háganse todas estas preguntas y verán que juntos podemos hacer una gran diferencia. Yo se que estoy sola en muchos de mis boicots, pero estoy convencida de que cada granito de arena sirve a la larga, cuan mas rápido sería si fuéramos millones y millones de granitos, ¿no creen? Gracias por darme la oportunidad de expresarme. Atentamente, Michelle Tatiana Ricoy Luviano

CONTRA LAS LAS CORRIDAS , por Melotxu (18/09/2006)

"Los grupos que minimizan y sostienen la esclavitud animal están involucrados en sus beneficios. Creemos que desvelar las distintas formas de explotación contribuirá a despertar la sensibilidad y la reflexión de quienes, por desinformación o influencia de la cultura dominante, consienten esta gran iniquidad" BOICOT A LAS EMPRESAS QUE APOYAN LAS CORRIDAS DE TOROS!

Apoyo al boicot, por Dulce Escorza (12/04/2008)

Si unidos podemos lograr algo boicoteando los artìculos Chinos, tenemos que hacerlo, en todo el mundo debemos respetar cualquier manifestaciòn de vida. Esto involucra tambièn el repudio por las corridas de toros.

contra las corridas de toros , por dolors (27/06/2008)

esta salvajada que la llaman fiesta nacional haciendo sufrir aun animal que emvite por lo asustado que esta,y por intereses creados lo llaman fiesta acosta del sufrimiento lento del animal.ellos tambien sienten dolor frio hambre etc .soy española y odio alos que se hacen ricos a costa del sufrimiento de los pobres toros.soy antitaurina radical


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad