bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Noticias/Se-llevan-todo-y-no-dejan-nada
Autor BASE Investigaciones Sociales Idioma Español Pais Paraguay Publicado 8 noviembre 2018 10:14

Se llevan todo y no dejan nada

| Más

El debate desatado a partir del próximo tratamiento del proyecto de Ley que grava la exportación de granos en estado natural, ha vuelto a dejar en evidencia el bajo aporte que realiza el sector agropecuario al fisco paraguayo a pesar de ser uno de los sectores que más fuertes de la economía nacional. Según estimaciones el Sector Agropecuario representa al rededor del 25% del Producto Interno Bruto Paraguayo, sin embargo su aporte a las recaudaciones estatales no pasa del 6% del total de lo recaudado en el país.

- Foto por BASE IS

Multinacionales agroexportadoras aportan apenas el 0,6% de lo recaudado por el fisco.

Tres multinacionales del agronegocio, Cargill, ADM y Bunge, concentran el 64% de las exportaciones de soja en estado natural. El principal rubro de exportación del país genera millonarias ganancias que quedan en manos de estas gigantescas compañías.

Más de siete millones de toneladas de soja se exportaron desde Paraguay en el año 2017, por un valor superior a los dos mil quinientos millones de dólares, de cada diez toneladas de soja exportada cerca de 6.5 pertenecen a Cargill, ADM y Bunge. Sin embargo las multinacionales agroexportadoras apenas aportaron el 0,6% de lo recaudado por el fisco en materia de impuestos; siendo el eslabón que menos contribuye al fisco dentro del sector agropecuario.

“El sector agropecuario es uno de los más beneficiados con los privilegios tributarios, tasas más bajas y exoneraciones o deducciones tributarias, lo que determina el bajo aporte al fisco, frente a los beneficios que recibe del crecimiento económico” señala la economista Verónica Serafini en el Informe Con la Soja al Cuello 2017, y agrega que la ciudadanía e incluso organismos internacionales sugieren ampliar la base impositiva de manera a aumentar la contribución del sector agrícola a las recaudaciones tributarias (ver aquí).

Según estimaciones recientemente publicadas el impuesto a la exportación de granos que se estudiará el próximo 15 de noviembre en Cámara de Senadores podría dejar al país unos 300 millones de dólares. Según los proyectistas este monto será distribuido en un 50% a la compra de tierra para beneficiarios de la reforma agraria, 20% para la asistencia a la agricultura familiar campesina, 20% para la atención primaria en salud y victimas de intoxicaciones por plaguicidas y un 10% para la construcción y reparación de caminos vecinales (ver aquí).

La iniciativa de gravar la exportación de granos en estado natural lleva ya varios años, en 2013 el entonces Presidente Horacio Cartes había vetado una Ley similar que había sido aprobada por el congreso. El actual proyecto de Ley cuenta con aprobación en general en la Cámara de Senadores desde junio del 2017, sin embargo recién será tratado el próximo jueves en medio de una tensa situación en el campo debido a los constantes ataques de sojeros brasileños contra campesinos paraguayos que resisten en sus territorios al avance del modelo de agronegocios y del monocultivo de soja.

El cultivo de soja transgénica en Paraguay, ocupa alrededor de 3.5 millones de hectáreas generando costos sociales y ambientales sumamente elevados. Los casos de afectaciones a la salud humana por el uso de plaguicidas, el desplazamiento de miles de campesinos que se ver forzados a abandonar sus tierras, el acelerado deterioro medioambiental y la deforestación son algunos de los efectos más graves que genera la actividad sojera en el campo paraguayo.

Fuente: Base Investigaciones Sociales (BASE IS)

Temas: Agronegocio

¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad