bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Colombia_Mientras_suspenden_glifosato_se_han_fumigado_9.500_hectareas_de_coca
Autor El Tiempo Idioma Español Pais Colombia Publicado 2 julio 2015 10:41

Colombia: Mientras suspenden glifosato, se han fumigado 9.500 hectáreas de coca

| Más

Aunque el 14 de mayo pasado el Consejo Nacional de Estupefacientes, después de cuatro horas de discusión, ordenó suspender el uso del glifosato en fumigaciones de cultivos ilícitos, la medida aún no está en firme.

Por eso, las labores de aspersión que realiza la Policía Antinarcóticos, de la mano con pilotos contratados por la Embajada de Estados Unidos, continúa activa en el país. De hecho, están concentradas en los departamentos de Nariño y Putumayo, donde hay alta incidencia de sembradíos de coca.

Hasta ahora, según fuentes que participan en esas jornadas, el gran obstáculo ha sido el clima, que ha obligado a suspender algunos días la intervención.

Cifras de la Policía dan cuenta de que desde mayo pasado han sido fumigadas con glifosato 9.500 hectáreas con coca. A la fecha, en todo el país van 24.500 hectáreas.

¿Por qué no está en firme la orden?

Fuentes en el Gobierno explicaron que para la suspensión del glifosato primero se debe revocar o modificar el artículo primero de la resolución 0013 del 27 de junio del 2003, en el que se avalaron las fumigaciones con el herbicida en todo el territorio nacional.

Además, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) debe revocar o suspender el Plan de Manejo Ambiental, que se fijó a través de la resolución 1065 del 15 de junio del 2001, y que fue modificada por última vez en el 2013.

Esos trámites aún están en proceso, y podrían tardar hasta dos o tres meses más.

Entre tanto, una Comisión Técnica, conformada por los delegados de los miembros del Consejo de Estupefacientes, trabaja en una propuesta de plan integral para luchar contra los cultivos ilícitos, que deberá ser entregada esta semana. Incluso, la fecha se cumplió este 29 de junio, pues el plazo fijado fue de un mes partiendo de la fecha de la expedición de la resolución del Consejo de Estupefacientes, la cual fue firmada el 29 de mayo.

Fuentes en el Gobierno dijeron que esa hoja de ruta por ahora no incluye el uso de otro herbicida. Sin embargo, peritos de la Policía y del Ministerio de Defensa trabajan en hacer pruebas de al menos cinco moléculas que podrían reemplazar el glifosato, y que de aprobarse una de ellas sería usada en zonas de difícil acceso.

El Ministerio de Justicia y la UNODC coinciden en que el 70 por ciento de los cultivos en el país están en zonas donde hoy no está permitida la aspersión: en el Catatumbo, Norte de Santander, y en Parques Nacionales, resguardos indígenas y territorios de afrodescendientes.

Por eso, en el ambiente en la misma Policía ya empieza a sentar fuerza el aceptar que la estrategia de fumigación llegó a su fin. Por eso, en las propuestas planteadas en el Comité Técnico el énfasis está en comenzar un trabajo articulado para cerrar el paso al ingreso de insumos químicos a zonas de producción de base de coca y clorhidrato de cocaína, así como la salida de esas sustancias.

También, potencializar labores de interdicción, tanto en la destrucción de laboratorios, incautación de insumos y de coca. Además, identificar las cabezas de las redes mafiosas y sus bienes.

Esa propuesta de hoja de ruta fue socializada con las Fuerzas Militares, que tendrán un rol más activo en la lucha contra los cultivos ilícitos.

Esta semana, el Sistema Integrado de Monitorio de Cultivos Ilícitos (Simci) de la ONU revelará (el 2 de julio) la cifra oficial de cultivos ilícitos con los que cerró el país en el 2014.

Tanto el Ministerio de Justicia como el de Defensa han anticipado que luego de dos años de estabilidad en los cultivos (48.000 hectáreas) en el 2014 hubo un aumento.

Las cifras conocidas por este diario dan cuenta que el aumento sería de unas 14.000 hectáreas, con lo que ascendería a 62.000 hectáreas con matas de coca.

Así, el reto será diseñar un plan integral que sin fumigación vuelva a marcar una reducción en los sembradíos. El Gobierno apuesta a lograrlo con intervención de la Fuerza Pública y con sustitución de cultivos.

Fuente: El Tiempo

Temas: Agrotóxicos

¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad