bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Transgenicos/Monsanto_sigue_envenenandonos
Autor Alfredo Embid Idioma Español Pais Internacional Publicado 11 abril 2005 16:26

Monsanto sigue envenenándonos

| Más

Rechazaron las demandas de la Asociación Vietnamita de Víctimas del Agente Naranja con el que el ejército norteamericano envenenó a la población de Vietnam y a sus propios soldados. Las multinacionales que lo fabricaron siguen envenenándonos impunemente a todos con productos presentes en nuestra vida cotidiana. Las multinacionales que fabricaron el agente naranja fueron Monsanto, Down Chemical, Uniroyal, Hercules, Diamond Shamrock, Thompson chemical, TH

No hay castigo para quienes mataron con el Agente Naranja en Vietnam

La Asociación Vietnamita de Víctimas del Agente Naranja (VAVA. Vietnamese Association of Victims of Agent Orange) había planteado las demandas en enero de 2004 en los juzgados de Nueva York contra Monsanto y las otras compañías que fabricaron esta arma química que contenía dioxinas.

Los demandantes y sus abogados deliberadamente escogieron el juzgado que llevó los procesos a instancias de los veteranos del ejército norteamericano contaminados. El mismo juez -Jack Weinstein- es también el que se ocupa del caso. Recordemos que unos 10.000 de ellos o sus familias recibieron compensaciones por muerte o por el deterioro de su estado de salud ligado al agente naranja.

A finales de febrero de 2005 el juez Jack Weinstein afirmó sin vergüenza que "no existen bases legales que justifiquen las demandas de las 4.000.000 de víctimas vietnamitas del agente naranja."

El abogado de las víctimas dijo que apelaría. "El uso de este agente químico en Vietnam fue un escándalo desde el comienzo y el fallo de esta corte es una continuación de este escándalo" dijo William Goodman que ha acusado a las compañías de crímenes de guerra. Fuentes: Agencias Thanh Nien, AP, BBC.

En 1984, se acordó que Monsanto y 6 compañías norteamericanas químicas pagasen 180 millones de dólares a 291.000 norteamericanos durante un periodo de 12 años. El pago fue acordado como una coartada después de que el juez Weinstein persuadiese a las compañías para que evitasen un litigio más prolongado y su culpabilidad en crímenes de guerra como parte de la demanda.

Las compañías alegaron que "la ciencia" no había probado que el Agente Naranja fuese responsable de los horrores que se le imputaban. Pero mienten como hemos demostrado en trabajos anteriores.

En el Tu Du, hospital de Saigon, el Dr Nguyen Thi Phuong Tan, muestra una colección de grotescos fetos y niños nacidos con dos cabezas, sin brazos, sin piernas. Esos tuvieron suerte, están muertos, pero otros no.

El año pasado visité en septiembre un centro modelo de acogida para los afectados, "El pueblo de la amistad", que se llama así porque fue construido en parte con dinero aportado por los veteranos del mismo ejército norteamericano que los envenenó.

Este centro era muy diferente de otros que había visitado en 1997 donde están acogidos los niños que siguen naciendo deformes o con graves discapacidades. Iba acompañado de varios médicos del Hospital de Medicina Tradicional de Hanoi que presta su ayuda para su mantenimiento y de unos 20 alumnos españoles que pasaban un mes de prácticas médicas en él.

El dantesco espectáculo de docenas de niños deformes con cabezas y miembros monstruosos nos conmovió a todos profundamente. Muchos no pudieron soportarlo; a la mayoría se nos saltaban las lágrimas. Sus gritos escalofriantes aún resuenan en mi cabeza.

Eran niños afectados de la tercera generación, más de 30 años después acabada la guerra.

Las multinacionales que fabricaron el agente naranja fueron Monsanto, Down Chemical, Uniroyal, Hercules, Diamond Shamrock, Thompson chemical, TH. Sus actividades siguen afectándote aunque los medios de comunicación hagan todo lo posible para que no te enteres.

Veamos un ejemplo. Monsanto es una de las multinacionales responsable la fabricación de este arma de destrucción masiva. Las ventas de sus productos al año ascienden a la friolera de más de 4.000.millones de dólares en el 2002.

Monsanto sigue fabricando herbicidas, como el Roundup, que se siguen utilizando como arma química en Colombia con la excusa de la lucha contra la droga. Como el agente naranja, está acusado de producir linfomas a bajas dosis.

Monsanto desde los años 30 ha contaminado hasta el Polo con los bifenilos policlorados (PCBs), cancerígenos, que alteran el sistema endocrino y los sistemas neurológicos e inmunológicos. Son tóxicos persistentes que se prohibieron (en los 70) cuando a era demasiado tarde y se siguen acumulando en las cadenas alimenticias.

Monsanto es el principal productor de cultivos transgénicos que están contaminando en todo el planeta a los cultivos que no lo son. Como por ejemplo al maíz en la cuna del maíz: México. De esta forma la lucha de los ecologistas por el etiquetado de los transgénicos quedará pronto obsoleta y habrá sido una pérdida de tiempo.

Monsanto es el principal inductor de la campaña internacional de desinformación sobre la soja ocultando sus graves efectos sobre la salud a los ingenuos partidarios de la New Age y al público en general. Por ejemplo, los niños alimentados con leche de soja tienen el doble o el triple de enfermedades autoinmunes del tiroides.

Monsanto fabrica hormonas de síntesis adictivas para las vacas que pasan a la leche y están acusadas de favorecer el cáncer en las personas. Y por supuesto también fabrica medicamentos con los mismos criterios.

Monsanto se ha asociado y ha absorbido a algunas de las empresas farmacéuticas más lucrativas. Por ejemplo Pharmacia, Searle, American Home Products.

Dios los cría y ellos se juntan

Monsanto padece una extraña perversión que le hace comprar compañías de dudosa reputación, acusadas y procesadas por actividades delictivas y criminales. En 1985, Monsanto compró Searle, fabricante de la primera hormona y del aspartamo.

Monsanto fabrica edulcorantes adictivos y neurotóxicos como el aspartamo. El aspartamo es vendido bajo los nombres comerciales de Nutrasweet y Equal y se oculta bajo la denominación de E 951 o en el caso de algunos industriales (como Coca Cola) bajo la equívoca denominación de "contiene una fuente de fenilalanina" que efectivamente forma el 50% del aspartamo. Se encuentra en miles de productos (especialmente los Light, considerados ingenuamente como más sanos por los consumidores desinformados) y lo que es más grave, en muchos productos para niños.

El aspartamo tiene una capacidad adictiva superior a la del alcohol como ha demostrado el Dr. H.J. Roberts (1) lo que lejos de ser un problema es una ventaja evidente para Monsanto. Hacer adictos a los ciudadanos, desde la infancia, a drogas legales resulta, sin la menor duda, un excelente negocio.

En un trabajo publicado hace años ya denuncié el papel de Searle en la génesis de la píldora anticonceptiva y en la ocultación de sus efectos secundarios en lo que constituye uno de los mayores casos de cobayismo humano de la historia de la medicina(2).

El 1 de junio de 1998, American Home Products Corporation (AHP) se fusionó con Monsanto (3). Ver aquí. AHP, es un conglomerado de compañías que incluye American Cyanamid, Cyamid Agricultural Products Group, Wyeth Ayerst, AH Robbins and Company, Genetic Institute, Solvay, Dekalb Genetics, Calgene Inc. y Delta & Pine Land, Solgar entre otras. Produce herbicidas, insecticidas, fungicidas productos farmacéuticos (Advil, Robitussin, Fenfluramine, Redux , Enbrel, Effexor, Dalkon Shield, Premarin, Norplant, etc.), vacunas (Meningitec), biotecnología, productos veterinarios y productos de medicina natural (compró a la empresa Solgar).

American Home ha luchado legalmente contra varias empresas de seguros por el pago de la limpieza de 37 terrenos contaminados por residuos peligrosos de la AHP en 11 estados de EE.UU. y en Puerto Rico (4). Tenía además una preciosa colección de demandas de los consumidores que ascendían a unos 4.000 millones de dólares (5).

Algunos de sus productos tienen ventas multimillonarias. Effexor, antidepresivo, obtuvo unas ventas de 1.200 millones de dólares en 2000. Enbrel, un antiartrítico de gran éxito comercial que alcanzó unas ventas de 700 millones de dólares en su segundo año en el mercado (6).

En España Enbrel está comercializado por Wyeth desde el año 2000 y cuesta la friolera de 550 euros (4 ampollas). Algo caro para un medicamento que no cura la artritis y además produce reconocidamente por el propio laboratorio: anemia aplásica, pancitopenia (algunas mortales), inmunosupresión, un aumento de infecciones graves, (algunas mortales ) sepsis, reacciones alérgicas, urticaria, angiodemas graves, enfermedades desmielinizantes del SNC (esclerosis múltiple), empeoramiento de enfermedades cardiacas congestivas. El laboratorio reconoce que no se conoce su seguridad a largo plazo en el tratamiento de enfermedades autoinmunes (pero lo recomienda para la poliartritis reumatoide que lo es) ni tampoco cuando se utiliza con otros antirreumáticos y que no se sabe si puede influir en el desarrollo de cánceres, curándose en salud de las crecientes acusaciones en este sentido. Los médicos lo están recetando actualmente para rematar los graves efectos adversos de otros medicamentos ineficaces contra la artritis.

Sus fármacos adelgazantes Fenfluramine y Redux se retiraron del mercado por sus efectos secundarios: graves daños en las válvulas cardíacas, hipertensión pulmonar primaria (7).

Pero el interés de AHP por las mujeres no se limita a los adelgazantes. Uno de los productos favoritos de la empresa son los anticonceptivos femeninos. Por ejemplo el Dalkon Shield (Escudo Dalkon) acusado en cientos de miles de denuncias de producir enfermedades inflamatorias, daños permanentes en los órganos reproductores e infertilidad, era fabricado por AH Robbins and Company, comprada por AHP (8).

Fabrica algunos de los medicamentos hormonales más utilizados como el Premarín para los desarreglos menstruales y la menopausia que según hemos denunciado tiene numerosos efectos secundarios entre los que se incluyen aumento de cánceres , enfermedades cardiovasculares y pulmonares (9).

Si esto os parece grave, no es nada comparado con su producto estrella.

Hemos hablado extensamente en números anteriores del siniestro anticonceptivo hormonal implantable "norplant" comercializado en EE.UU. en 1991 (10). Más de 50.000 mujeres en occidente han demandado a AHP ( Laboratorios Wyth-Ayerst) por sus efectos secundarios: aumento de peso, hemorragias, pérdidas de cabello, problemas de ovarios, anemia, acné, fuertes dolores de cabeza, pérdidas de visión, problemas para evacuar y tumores cerebrales. Este anticonceptivo de larga duración (5 años o más) se ha implantado criminalmente en la carne de millones de mujeres del tercer mundo que no podrán retirarlo ni demandar al laboratorio a pesar de que la operación se hizo en muchos casos sin su consentimiento y en todos ocultándoles sus terribles efectos secundarios.

¡Que maravilloso negocio!

Hacer adictas a sus productos (aspartamo) a las personas desde la infancia, pero también a las vacas (rHGB) y, hasta a las plantas que requieren dosis crecientes de su herbicida (Roundup)

Conseguir multar y encarcelar a los agricultores encima de haber contaminado sus cosechas con los productos transgénicos de la compañía.

Proponer como solución a la constatada diseminación de los cultivos transgénicos a otros que no lo son, la utilización de semillas estériles (la tecnología Terminator) que ellos mismos fabrican y de paso impedir que los agricultores guarden las semillas.

Destruir la autonomía alimenticia y someter a países enteros, sin desembarcar a los marines ni tirar un solo misil, con cultivos transgénicos utilizados como arma alimentaria. Y todo ello con fines humanitarios con la excusa de acabar con el hambre que ellos mismos contribuyen a generalizar.

Y todo esto con la bendición de los "expertos" de organismos nacionales que supuestamente pagamos para proteger nuestra salud y de las más prestigiosas agencias internacionales (FDA, CDC, OMS, etc..) cuyo supuesto objetivo es mejorar la salud de la humanidad.

Pero esto no es todo

En los años 50 Monsanto y otras compañías participan en el lobby nuclear surgido a partir del proyecto Manhatan que obsequió a la humanidad con las primeras bombas atómicas. La energía nuclear supuso para el sector privado (como Union Carbide, Monsanto Chemical Co., General Electric, Bechtel Corporation, DuPont, Martin Marietta y otros) la oportunidad de unirse a la élite del "complejo militar-industrial" sobre cuyo creciente poder político advirtió el Presidente Eisenhower en su alocución final al Congreso en 1959 (11).

El 20 de Junio de 1950, el vicepresidente de Monsanto, Charles A Thomas, envió una carta a la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos proponiendo la creación de centrales nucleares con la excusa de la producción civil de energía para cubrir las necesidades de plutonio que necesitaba la industria militar para desarrollar su creciente arsenal de bombas nucleares (12).

Nótese que el plutonio es un elemento artificial producido en las centrales nucleares presentado oficialmente como deshecho pero en realidad es uno de los elementos base de las bombas atómicas. El plutonio es el veneno mas tóxico que existe, una bola del tamaño de una mandarina basta para acabar con toda la población del planeta (13), si su contenido fuese democráticamente repartido.

Como anécdota recordemos que la empresa Monsanto Research Corporation tuvo la buena idea de proponer una cafetera que funcionaba con plutonio, que podría hervir agua durante 100 años sin tener que ser recargada (14).

Apenas habían pasado siete años después del crimen de Hiroshima y Nagasaki cuando el lobby militar-industrial decidió demostrar que la radiactividad no era tan mala con el programa "Átomos para la Paz" y convencer al mundo de que los reactores de energía nuclear debían ser desarrollados con los impuestos para producir una electricidad "demasiado barata para medirla" (15) como coartada para su uso militar. Exactamente como propuso Monsanto.

Notas:

1 Dr. H.J. Roberts. " Aspartamo" Revista Medicina Holística nº 65 pgna 87.

2 Alfredo Embid "Lo que no le han contado sobre la anticoncepci¢n" Revista de Medicina Holística nº 59, pgna. 21.

3 Elizabeth Bravo V. "soberania alimentaria: biodiversidad, derechos de propiedad intelectual", Acción ecológica

4 Empleados de Wausau versus American Home Products. "NY CT: State Law Applies Regarding Contamination of In-State Sites". Hazardous Waste Litigation Reporter. 7 de julio de 1997.

5 Mark Tran, Mark Millner, Lisa Buckingham, "Deal a Day for Wheat Belts Corn: Monsanto Merger Creates a Life-Sciences Monster" The Guardian (Londres), 6 de junio de 1998

6 Servicio Especial de Financial Times. 21 de junio de 2001

7 Informe de 1996 publicado en el New England Journal of Medicine, Estudio de la Clínica Mayo, julio de 1997. Brenda Sapino Jeffreys "Fat City: The Fen-Phen Feeding Frency", Texas Lawyer, 9, febrero 1998.

8 Andrew Kimbrell. La empresa Frankestein: La fusión de Monsanto con American Home Products. "The Ecologist" en castellano nº 1

9 A. Embid " lo que no le han contado sobre los tratamientos hormonales de la menausia." Revista de Medicina Holística 60.

10 A. Embid " del control de la natalidad al genocidio 1º parte" Revista de Medicina Holística 59. A. Embid " del control de la natalidad al genocidio 2º parte" Revista de Medicina Holística 60.

11 La Causa Más Importante del Cáncer - Parte 1, Marzo 16, 2000

12 Reactor Science and Technology October 1952 TID-2003 (DEL) Vol. 2 No. 3
[US] Atomic Energy Commission. Pagina 5 T Keith Glennan - Editorial. Parrafos 2 - 5

13 Revista le sauvage. París nº 20, abril 1975.

14 Catherine Caufield."MULTIPLE EXPOSURES: CHRONICLES OF THE RADIATION AGE ("EXPOSICIONES MULTIPLES: CRONICAS DE LA ERA DE LA RADIACION")", [4, pág. 227] .

15 Arjun Makhijani y Scott Saleska, THE NUCLEAR POWER DECEPTION; U.S. NUCLEAR MYTHOLOGY FROM ELECTRICITY "TOO CHEAP TO METER" TO "INHERENTLY SAFE" REACTORS (New York: The Apex Press, 1999). ISBN 0-945257-75-9.

Fuente: BolPress


Comentarios

SOLGAR NO ES DE MONSANTO, por maria (26/09/2012)

LE COMENTO QUE ESA INFORMACION NO ES DEL TODO CORRECTA Y LE RECOMIENDO QUE HABLE CON SOLGAR EN ESPAÑA PARA QUE PUEDAN DARLE LA INFORMACION VERIDICA, TAL Y COMO HICE YO

respuesta a Maria, por Ana Valeria (04/10/2012)

Me parece muy bien el artículo, por supuesto hay mucha información y por ahí podemos llegar a pensar si será todo cierto, lo cual es bueno, la duda siempre nos ayuda a avanzar. Pienso que el comentario de María que dice que "la información no es tan cierta" no ayuda sino que hecha un manto de duda sobre todo lo dicho. Creo que ella debería comentar qué le dijeron en Solgar, ya que tiene esa información.Y más allá de su comentario, vemos día a día en nuestro país (Argentina) cómo Monsanto somete a agricultores ingenuos y algo ambiciosos con su propaganda y su paquete técnico y se empeña en patentar nuestras plantas. Muchas gracias por la lucha en pos de lograr el bien y felicidad de los pueblos. Ana

MONSANTO Y SOLGAR, por MARIA (05/02/2013)

Solgar nunca ha perenecido a Montsanto. HAcia el año 1998 Solgar fue adquirido por AHP (american Home Product) y fue encontonces cuando Montsanto quiso adquirirlo pero NUNCA fue realizada la operacion,igualmente Solgar ya no pertenecen a ese gurpo sino a NBTY. por lo que deberian confirmar LO QUE AFIRMAN YA QUE ES FALSO


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad