bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Agencia_de_Noticias_Biodiversidadla/Argentina_el_MNCI_en_la_Cumbre_de_los_Pueblos_Queremos_que_mucha_gente_se_involucre_en_esta_lucha_la_de_la_reforma_agraria_y_la_soberania_alimentaria
Autor Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik - Agencia de Noticias Biodiversidadla Idioma Español Pais Argentina Publicado 19 mayo 2010 10:16

Argentina: el MNCI en la Cumbre de los Pueblos: "Queremos que mucha gente se involucre en esta lucha, la de la reforma agraria y la soberanía alimentaria"

| Más

"Tenemos que seguir organizados para poder cambiar esta situación de cambio climático que tenemos. La agricultura campesina indígena es un gran paso para cambiar esta situación y el Movimiento Nacional Campesino Indígena es uno de estos que están tratando de cambiarla. Queremos que mucha gente se involucre en esta lucha, que es la de la reforma agraria y la soberanía alimentaria."

Cuando la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático (CMPCC) llegaba a su fin, el pasado 22 de abril, Carolina Araya y su compañero Rubén Lobos, en representación del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), participaron del encuentro que la Vía Campesina mantuvo con el presidente de Bolivia, Evo Morales, promotor del evento que recibió por 3 días a unos 35.000 participantes de más de 140 países en la ciudad de Cochabamba. El diálogo de Morales con los 40 delegados campesinos fue franco, abierto y estuvo cargado de las anécdotas que éste recogió en sus tiempos de dirigente indígena, señalaron desde el MNCI.

Los delegados de la Vía Campesina le agradecieron a Morales que las voces de las organizaciones sociales, "en especial las propuestas desde los indígenas y campesinos", hayan sido escuchadas. Por su parte, Morales compartió sus expectativas sobre las acciones que piensa llevar adelante junto a los gobiernos "progresistas" y los movimientos sociales para construir "un planeta más habitable, mediante un desarrollo que descansa en el buen vivir, la defensa de los bienes comunes y la humanidad".

Araya (24), una joven campesina de la localidad mendocina de El Encón, es militante de la Unión Trabajadores Rurales Sin Tierra (UST). En el encuentro celebrado "entre viejos amigos", Carolina y Rubén pudieron informarle al jefe del Estado boliviano sobre la coyuntura argentina y lo invitaron a asistir al primer congreso nacional que el movimiento realizará en Buenos Aires en el mes de septiembre. "Hemos tenido una gran oportunidad para dialogar con un presidente que, en realidad, para nosotros es un compañero más, que lo creemos un compañero más que tenemos en esta lucha", dice Araya.

"Fue muy positivo comentar nuestras propuestas como movimientos sociales y como Movimiento Nacional Campesino Indígena para poder cambiar esta situación que están viviendo los pueblos. En este cambio climático el pueblo es el que sale perjudicado. Nos pareció muy importante hablar sobre la soberanía alimentaria, sobre cómo cuidar las semillas, la cuestión de los derechos campesinos e indígenas", recuerda.

―Desde el movimiento destacaron, tras la CMPCC, la importancia de avanzar hacia una nueva propuesta global para salvar a la humanidad, ¿en qué consiste esa propuesta?

Araya.―La propuesta siempre fue, antes de que esto del cambio climático sea como un boom en las noticias, la reforma agraria, la soberanía alimentaria, una cuestión que el movimiento nacional siempre vio como una bandera de lucha para cambiar el sistema capitalista, para cambiar ahora. En los medios de comunicación me parece que está saliendo mucho el tema de la contaminación, qué hacemos y todo eso. Nosotros desde siempre lo hemos estado hablando y lo hemos estado diciendo: la agricultura campesina, la agricultura indígena siempre está defendiendo y además protegiendo los recursos naturales y lo que es la naturaleza en sí.

―¿Cuál será el mecanismo para dar seguimiento a los acuerdos que se alcanzaron en la conferencia?, ¿existe un plan de trabajo?

Araya.―Como movimiento y como Vía Campesina Argentina siempre hemos estado con esta lucha sobre la reforma agraria y la soberanía alimentaria, sobre los derechos campesinos e indígenas y la soberanía de los pueblos. Es un plan y una estrategia que tenemos para hoy, mañana y el futuro no sólo como Vía Campesina Argentina, sino como Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC). Nos adecuamos a las distintas situaciones que tiene cada región. Nuestro trabajo es seguir con la reforma agraria y la soberanía alimentaria, y por eso en septiembre vamos a tener nuestro primer congreso nacional, donde vamos a estar discutiendo cómo vamos a organizarnos y seguir trabajando, buscando una estrategia de lucha frente al sistema capitalista y para defender la naturaleza y el medio ambiente.

―La solución para enfrentar el cambio climático y la construcción de alternativas de desarrollo sostenible, ¿están en manos de los gobiernos o de los pueblos?

Araya.―Creemos, en el movimiento y nuestras organizaciones, que el poder y la forma de cambiar están en el pueblo. El pueblo es el responsable de poder modificar esta situación climática que tenemos hoy en día, que en realidad lo estamos haciendo. Siempre se estuvo haciendo, nada más que empresas trasnacionales y los mismos gobiernos nunca nos dieron esta oportunidad de visualizar lo que se está haciendo. Esta ida a Cochabamba fue uno de los grandes pasos que el gobierno boliviano dio para que nosotros podamos visualizar y demostrar nuestras luchas en el mundo.

―Entonces, ¿tiene sentido interpelar a los gobiernos?

Araya.―Es una construcción que tenemos que hacer entre el pueblo y el Estado, y organizarnos no solamente los campesinos e indígenas, sino todos los sectores que están en el pueblo. Si nos organizamos y estamos decididos podemos cambiar la situación actual que tenemos en Latinoamérica, sino es muy fácil para las multinacionales y los grandes empresarios, al no poder seguir adelante con nuestras luchas.

― ¿Cómo evalúan que algunos gobiernos que han promovido la CMPCC y otros que no lo han hecho abiertamente, pero que comúnmente se los ubica en la línea de los gobiernos progresistas de la región, estén impulsando una agenda energética dependiente del petróleo y el desarrollo nuclear?

Araya.―Nosotros creemos que eso nos va a perjudicar mucho a los campesinos e indígenas, a todo el pueblo en realidad. Si no luchamos entre todos va a ser imposible cambiar esta situación, por eso es importante que empecemos con un gobierno, como lo es el boliviano, para seguir adelante y combatir esta situación. Seguir en la lucha y estar organizados, estar reunidos para ver cómo vamos a seguir. Todavía no hemos tenido la oportunidad de seguir evaluando cómo estos estados están viendo a la energía y al petróleo como una riqueza, una riqueza en dinero, y no como un recurso natural que es de todos. No hemos podido discutir cómo vamos a seguir con estos estados y cómo vamos a enfrentar esa situación.

―Invitaron a Morales al primer congreso del MNCI que tendrá lugar en el mes de septiembre, ¿les confirmó su participación?

Araya.―Lo invitamos al congreso del movimiento y también se lo ha invitado al congreso de la CLOC que se va hacer en octubre en Quito, Ecuador. A él se le complica estar por la cuestión de seguridad, no por estar con nosotros, sino para que el siga en la lucha y no sea uno más de los caídos, más que nada por una cuestión que tiene con algunos estados. Él nos dijo que le encantaría [participar] y que cuando deje de ser presidente obviamente iba a estar participando de todos los encuentros y congresos en los que pudiera.

―¿Hay algo que te gustaría agregar?

Araya.―Tenemos que seguir organizados para poder cambiar esta situación de cambio climático que tenemos. La agricultura campesina indígena es un gran paso para cambiar esta situación y el Movimiento Nacional Campesino Indígena es uno de estos que están tratando de cambiarla. Queremos que mucha gente se involucre en esta lucha, que es la de la reforma agraria y la soberanía alimentaria. El compañero Evo Morales cree que es muy importante que todos los sectores del pueblo estemos unidos y organizados para poder cambiar esta situación.

Por Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik para la Agencia de Noticias Biodiversidadla


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad