Amigos de la Tierra Países Bajos presenta citación judicial en histórica demanda contra Shell por el clima

Idioma Español
País Europa

En el día de hoy, Amigos de la Tierra Países Bajos presentará una citación judicial a Shell para obligarla jurídicamente a que deje de destruir el clima, en nombre de más de 30.000 personas de 70 países. Esta tarde, Amigos de la Tierra Países Bajos, ActionAid Países Bajo, Both ENDS, Fossielvrij Países Bajos, Greenpeace Países Bajos, Jóvenes Amigos de la Tierra Países Bajos, Waddenvereniging y un grupo de 500 co-demandantes le presentarán a Shell su demanda de 236 páginas en la sede internacional de la empresa en La Haya, Países Bajos.

Donald Pols, director of Friends of the Earth Netherlands said: “Los directores de Shell aún no quieren decirle adiós al petróleo y el gas. Arrastrarían al mundo al abismo. Los jueces de la corte pueden evitar que esto suceda”.En la citación judicial, Amigos de la Tierra Países Bajos describe por qué está llevando adelante esta demanda sin precedentes contra Shell, destacando que la empresa era consciente desde hace tiempo del cambio climáticoy de su propio papel en provocarlo. A pesar de reconocer que la industria de los combustibles fósiles tiene la responsabilidad de actuar frente al cambio climático y afirmar que “apoya plenamente” el Acuerdo de París, Shell sigue cabildeando y presionando en contra de las políticas climáticas e invierte miles de millones en la extracción de petróleo y gas. Esto es incompatible con las metas mundiales en materia de cambio climático.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicado en 2018, que constituye y se presenta como una prueba clave en esta demanda, subraya la importancia de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius para que podamos proteger los ecosistemas y las vidas humanas, y destaca la devastación y los impactos potencialmente irreversibles de cualquier “calentamiento adicional”.

La citación prueba que las ambiciones climáticas actuales de Shell no garantizan ninguna reducción de las emisiones, sino que de hecho contribuirían a traspasar ampliamente el umbral de 1,5 grados de calentamiento global. Los demandantes sostienen que Shell está violando su deber de vigilancia y cuidado y poniendo en riesgo el disfrute de los derechos humanos al socavar, a sabiendas y con conocimiento de causa, las chances que tenemos como mundo entero de mantener el calentamiento por debajo de 1,5°C.

Además, los demandantes argumentan que Shell viola los artículos 2 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos: el derecho a la vida y el derecho a la vida privada e intimidad familiar. En el histórico caso judicial de Urgenda contra el Estado de Países Bajos, el Tribunal de Apelaciones de Países Bajos sentó precedente al dictaminar que el incumplimiento de las metas en materia climática conlleva violaciones de derechos humanos. El tribunal le ordenó al Estado de Países Bajos que redujera sus emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 25% antes de fines de 2020.

Roger Cox, que fue quien representó en un principio a Urgenda, ahora encabeza la demanda de Amigos de la Tierra contra Shell. Roger afirmó:

“Este caso es único, ya que sería la primera vez que una de las multinacionales más grandes del mundo se vería obligada a modificar sus operaciones empresariales. A su vez esperamos que si ganamos, esta victoria siente un precedente para otras empresas de combustibles fósiles, e incremente la presión sobre las mismas para que también cambien sus conductas.”

Si esta demanda judicial resulta exitosa, la corte dictaminaría que Shell tiene que reducir sus emisiones de CO2 en un 45% antes de 2030 en comparación con los niveles de 2010, y a cero antes de 2050, de conformidad con el Acuerdo de París sobre el Clima. Esto tendría implicaciones importantes, ya que le exigiría a Shell desistir de los combustibles fósiles. 

La coordinadora de campañas por justicia climática y energía de Amigos de la Tierra Internacional, Sara Shaw, afirmó:

“En los documentos de la empresa que se filtraron y que fueron escritos en la década de 1990, Shell predijo que las organizaciones ambientalistas empezarían a demandar a la empresa por provocar el cambio climático si no escuchaba las advertencias de sus propios científicos. Bueno, ese día llegó. Esta marea creciente de litigios por el clima finalmente les exigirá cuentas a las empresas como Shell que destruyen el clima y les pondrá freno”.

A nivel mundial existen varias demandas judiciales exigiéndoles cuentas a las empresas contaminantes por contribuir al cambio climático. En 2016, un agricultor peruano demandó a la empresa alemana de carbón RWE por su contribución al derretimiento de los glaciares. En 2017, varias ciudades y estados estadounidenses iniciaron demandas climáticas contra Shell, BP, ExxonMobil y Chevron.

Contactos para los medios:

Lowie Kok, Amigos de la Tierra Países Bajos
teléfono fijo: +31 (0) 20 550 7333
teléfono móvil: +31 (0) 63 4930173

Sara Shaw, Amigos de la Tierra Internacional
+44 (0)7974 008 270
press[at]foei.org

Por consultas generales de los medios:

Amelia Collins
press[at]foei.org
+447740979709

Fuente: Amigos de la Tierra Internacional

Temas: Corporaciones, Crisis climática

Comentarios