Biodiversidad, sustento y culturas #98

En este número Biodiversidad sustento y culturas busca sistematizar las luchas en torno al agua y las visiones que de ellas podemos invocar para entender la complejidad y la urgencia de defenderla. Además, una infaltable historia de los orígenes de la agricultura y el fiasco de que la Universidad de Harvard sea acaparadora de tierra completan esta entrega.

Contenidos

Editorial

El fiasco de Harvard: mil millones de dólares en tierras agrícolas

Una breve historia de los orígenes de la agricultura, la domesticación y la diversidad de los cultivos

Paraguay: No sólo se apropian de la vida sino de su fuente misma

De un vistazo y muchas aristas: El agua como espejo de las luchas

Editorial

La foto de la portada nos muestra a un niño jugando a la orilla de un charco grande, un agua capturada en el reflujo del posible caudal que pueda impulsar el movimiento líquido.

Pero la escena es de zozobra.

Una zozobra que nos va fluyendo por dentro (en nuestra propia agua orgánica) y por fuera en la lucha social que se va configurando para oponernos a los designios de las corporaciones, dispuestas siempre al acaparamiento, a la desviación de cauces, al entubamiento, a las grandes obras de infraestructura, con dispendios millonarios, que “resolverán todos los problemas”, casi que en el mismo discurso sobado de los merolicos de feria que con un solo remedio pretenden componerlo todo. Y en realidad, la vida marcha al revés.

Los poderes de la derecha (como un agua podrida) reptan y se van apoderando de aquellas poblaciones que, en la confusión y el fragor de la vida, confunden las rupturas en el marasmo de los años con las verdaderas transformaciones que deberíamos emprender.

El triunfo de Bolsonaro en Brasil, como antes el de Trump en EUA o el de Macri en Argentina (los tres agreden sin miramientos a los pueblos en sus declaraciones), nos alertan de esta confusión que buscan imponernos con tanta estafa, perorata, desinformación y un flujo interminable de distracciones a veces muy nocivas.

Es urgente romper las inercias que nos perpetúan en situaciones de opresión, confusión y fragmentación individual y mutua, pero no todo lo que aparece novedoso puede ni debe sustituir lo que se ha mantenido por años, siglos y milenios siendo fruto del legado común que hemos tejido en las conversaciones entre nuestra socialidad y la socialidad de la naturaleza: entre nosotras y nosotros.

En estos tiempos oscuros, cuando 17 mil personas centroamericanas (familias enteras) huyen de la violencia, la miseria y el hambre que les tienen destinadas, cuando las luchas en defensa de los territorios (cuya integralidad agua-tierra, entorno natural y espiritual la mantienen vigente los pueblos), tenemos que retornar a la defensa de lo comunitario, anticapitalista y antipatriarcal. Reivindiquemos la historia de nuestras luces y logros comunes. La historia de nuestros cuidados cotidianos y mutuos. La responsabilidad compartida de cuidar la vida, la ética, la igualdad y la justicia. Debemos oponernos a las persecuciones, a la devastación, al despojo y al maltrato, pero sobre todo, al robo del sentido de nuestra existencia común como mujeres y hombres que buscamos la plenitud caminando a la par, acompañándonos en nuestra mutualidad.

Nuestra revista Biodiversidad, sustento y culturas se propone como herramienta para entender y buscar luces en común en esta noche que intentan imponernos y donde no nos reconocemos.

Biodiversidad

Descargar la revista en PDF (7,66 MB)

Comentarios

28/11/2018
crisis del agua, por domingo richter
participo en un grupo de vecinos auto convocados "centenario libre de fracking" presentamos un proyecto de ordenanza en el año 2013 como principal objetivo la PROHIBICIÓN de la actividad de exploración y explotación de gas y petróleo de yacimientos NO convencionales bajo la técnica de fractura hidráulica o frackyng en todo el ejido de la ciudad de centenario.
nuestro proyecto no prosperó y en la actualidad, en pleno desarrollo de vaca muerta, con preocupación vemos que el agua de nuestro río neuquén es aprovechado para esta práctica, estamos cambiando el agua de la vida por petroleo y gas, nuestra zona del alto valle, valle medio siempre fue un oasis de vida, y ahora con el ejemplo de la ciudad de allen que prácticamente es destruida por esta práctica, nos vemos en la necesidad de salir a denunciar lo que para las futuras generaciones será el sacrificio y la muerte.sin agua, no hay vida.-