Alejandro Tena

- Foto de Bruno Keely.

Las primeras reacciones ante una pandemia como la del coronavirus tratan de buscar culpables. El pangolín o el murciélago podrían estar detrás de la propagación del virus. Sin embargo, los expertos señalan al ser humano que, a través de la deforestación, la tala y el comercio con animales exóticos, se expone a estas enfermedades.

La destrucción de los ecosistemas, el primer paso hacia las pandemias

Soja, palma, azúcar... Monocultivos para que crezca el dinero, no para alimentar

Los campos ya no siembran alimentos. Las grandes extensiones de tierra del planeta se vuelven uniformes. El huertito de aquel pequeño campesino autónomo se extingue ante el despliegue de un imperio agrario que se extiende por todo el globo sur. Las plantaciones hace tiempo que dejaron de dar comida para los pueblos. Ahora, las semillas, homogéneas, se cultivan como monedas. 

Soja, palma, azúcar... Monocultivos para que crezca el dinero, no para alimentar

El precio de defender la tierra: dos de cada tres activistas asesinados pertenecen a movimientos medioambientales

Las mujeres que buscan la protección de los derechos de las comunidades indígenas tienen que hacer frente a la represión de los poderes económicos, pero también a la coacción y violencia que hay dentro de las propias comunidades indígenas que, ancladas en la tradición patriarcal, impiden que las mujeres tengan relevancia dentro de las decisiones políticas.

El precio de defender la tierra: dos de cada tres activistas asesinados pertenecen a movimientos medioambientales