bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Noticias/Haiti_Ni_hibridos_ni_OGM_sino_semillas_campesinas
Autor Frédéric Guérin Idioma Español Pais Haití Publicado 26 octubre 2016 10:52

Haití: "Ni hibridos, ni OGM, sino semillas campesinas"

| Más

Entrevista con Jean-Baptiste Chavannes, portavoz del Mouvement paysan de Papaye en Haïtí, por Frédéric Guérin, administrador de Inf’OGM y Claire Chauvet, sobre la situación general en Haití tras sufrir el ciclón Matthew, y sobre la realidad de la agricultura, el campesinado y la ayuda internacional.

- Portavoz del Mouvement paysan de Papaye (Movimiento campesino de la Papaya, MPP - Vía Campesina) en Haïtí:

Inf’OGM - ¿Cuál es la situación de los agricultores tras haber sufrido el ciclón Matthew ? Los medios de comunicación en occidente hablan de riesgo de hambrunas…

Jean-Baptiste Chavannes, MPP - La situación de las familias campesinas ya era muy difícil antes de sufrir el ciclón, porque el año anterior, debido a una sequía, se perdióel 80% de la cosecha. Con lo cual, el ciclón Matthew encontró a los campesinos en medio de una inseguridad alimentaria aguda. El Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria (CNSA), una institución anquilosada que por lo general subestima la realidad, hablaba de cuatro millones de personas en estado de inseguridad alimentaria grave en julio del 2015. Mientras que según nuestros cálculos, son ocho millones de personas en estado de inseguridad alimentaria grave, la mayoría de los cuales, paradójicamente, se encuentran en el medio rural (y sufrieron hambrunas el pasado año).

El ciclón solo ha hecho que agravar una realidad ya de por sí muy crítica. Ahora ya estamos hablando de una verdadera catástrofe alimentaria. El hambre se ha instalado en las zonas más afectadas por el huracán. Matthew destruyó sistemáticamente la producción agrícola en seis de las diez provinicias de las que consta el país. Tres más han resultado parcialmente afectadas. Los próximos meses el hambre será devastadora.

En cuanto a los agricultores, ¿tienen necesidades (urgentes o no)?, y ¿cuáles serían?

JCB - Hoy en día, la supervivencia misma de la mayoría de las familias campesinas está amenazada no únicamente por la hambruna, sino también por la enfermedad. El cólera arrasa en las provincias aniquiladas por el huracán, especialmente en cuatro de ellas. Existe el peligro de que esto se extienda rápidamente si no se hace nada para poner freno a una enfermedad tan contagiosa.

Las familias campesinas, después de la fase de máxima urgencia que se resume en necesidad de alimento, agua potable, ropa y cobijo provisinal, entrarán en la fase de retomar la producción agrícola en tierras completamente áridas. Necesitarán herramientas de cultivo, semillas de frijol, maíz, mijo, verduras, brotes de mandioca, patata, caña de azúcar, iñame, esquejes de banana, etc. Las semillas más urgentes son las de frijol, maíz y verduras porque es necesaria la producción rápida de alimento. Es imprescindible distribuir semillas porque las aguas arrasaron con todo en las zonas azotadas por el huracán. En las provincias menos afectadas se podrían adquirir las semillas pero está claro que habrá carencias.

Desde el punto de vista de la ayuda exterior, teme la repetición de la situación que hubo tras el terremoto del 2010 ?

JCB - En efecto, tenemos mucho miedo de que se repita algo similar a lo que vimos tras el terremoto del 2010. En ese momento, Monsanto nos ofreció un regalo envenenado: 400 toneladas de semillas de maíz híbridas. Como Monsanto es el rey del maíz transgénico, es muy difícil encontrar semillas de Monsanto libres de OMG. El MPP había ya emprendido una campaña de mobilización contra este proyecto a nivel nacional e internacional. Pero no somos ingenuos: el peligro es constante cuando hay ONGs estadounidenses actuando sobre el terreno.

Existe el grave riesgo de que ciertas empresas o organizaciones se aprovechen de esta situación de crisis y distribuyan en el país semillas comerciales que son nefastas para las semillas campesinas, porque son híbridas o transgénicas. Por este motivo ya estamos reflexionando sobre como hacer llegar simientes de Cuba, Brasil u otros países latinoamericanos o de organizaciones campesinas que defiendan la semilla local y fértil. Por desgracia, las organizaciones campesinas haitianas carecen de los recursos financieros para importar este tipo de semillas.

¿Qué expectativas concretas tiene de la comunidad internacional a día de hoy para que venga a ayudar al campesinado haitiano?

JCB - La necesidad tras el desastre es ingente. Hay que impulsar de nuevo la agricultura campesina, replantar frutales y reforestar: hay que recuperar el bosque que ya era prácticamente inexistente antes del huracán. También hay que trabajar en la fertilidad de los terrenos y a su protección. No esperamos nada de la comunidad internacional porque la ayuda que llega de los países, digamos desarrollados, no es inocente. Su objetivo es eliminar la agricultura campesina y al productor a pequeña escala. Lo que sí queremos, por el contrario, es la solidaridad de otras organizaciones campesinas de ámbito internacional. Nos pueden ayudar a encontrar semillas campesinas, útiles de labranza, a reubicar viveros para árboles frutales y de bosque, etc. Algunas ONG solidarias también pueden contribuir a estos programas. Todo el apoyo es bienvenido: por ejemplo medicación contra el cólera, productos para el tratamiento del agua…

¿Hay alguna legislación en vigor contra los OMG?

JCB - No, actualmente en Haití no existe ninguna regulación respecto a los OGM.

Fuente: Vía Campesina


¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad