bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Bill_Gates_y_los_transgenicos._Boletin_646_de_la_RALLT
Autor RALLT Idioma Español Pais Internacional Publicado 28 marzo 2016 15:46

Bill Gates y los transgénicos. Boletín 646 de la RALLT

| Más

"Lejos de “repartir la caridad de forma neutral”, la Fundación Gates trata de beneficiar a las Grandes Empresas, especialmente en los ámbitos de la Agricultura y la Salud, a través de “un compromiso ideológico para promover políticas neoliberales y la Globalización Corporativa”, según el Informe publicado por la organización Justicia Global. Su influencia está “generando un peligroso sesgo” en sus prioridades de ayuda, dice la organización."

RED POR UNA AMERICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 646

Contenidos:

LA FUNDACIÓN GATES O EL IMPULSO DE LA GLOBALIZACIÓN CORPORATIVA

MONSANTO Y LA FUNDACIÓN GATES PRESIONAN A KENIA PARA LEVANTAR LA PROHIBICIÓN SOBRE TRANSGÉNICOS

=====================================================================

LA FUNDACIÓN GATES O EL IMPULSO DE LA GLOBALIZACIÓN CORPORATIVA

Un polémico Informe solicita que la Fundación Filantrópica de Bill Gates se someta a una investigación internacional

Por David Connett - 19 de enero de 2016

Independent

Se encuentra entre las personas más ricas del mundo; ha merecido honores por luchar contra alguna de las enfermedades más mortíferas, y ha donado miles de millones de dólares para llevar la educación y alimentos a los más pobres y así avanzar hacia un mundo mejor.

A pesar de ello, Bill y Melinda Gates deberían dar cuentas de su fundación filantrópica, a través de la cual han donado miles de millones de dólares, y ser objeto de una investigación internacional según se solicita en un reciente y controvertido Informe.

Lejos de “repartir la caridad de forma neutral”, la Fundación Gates trata de beneficiar a las Grandes Empresas, especialmente en los ámbitos de la Agricultura y la Salud, a través de “un compromiso ideológico para promover políticas neoliberales y la Globalización Corporativa”, según el Informe publicado por la organización Justicia Global. Su influencia está “generando un peligroso sesgo” en sus prioridades de ayuda, dice la organización.

Bill Gates posee una mansión que tiene un valor de 123 millones de dólares.

“Está vendiendo al mundo el mito de que su Fundación filantrópica privada está dando soluciones a muchos de los problemas del mundo, cuando en realidad lo que hace es impulsar al mundo en direcciones no deseadas”, afirma el Informe. A la Fundación Gates se “la está dando un excesivo protagonismo, y muchos actores del desarrollo internacional están siguiendo las prioridades establecidas por la Fundación”.

La organización acusa a la Fundación de Bill y Melinda Gates de beneficiar a las empresas privadas del ámbito de la salud

Incluso la organización llega a decir de la Fundación Gates: “…a menudo se comporta como una gran Corporación Multinacional, jerarquizada verticalmente, controlando paso a paso la cadena de suministro, desde la sala de juntas con sede en Seatle… hasta los millones de consumidores de pueblos de África y el Sur de Asia”.

El enfoque de la Fundación

Esta Fundación es el mayor patrocinador a nivel mundial en la investigación de cultivos transgénicos, afirma el Informe. Grandes Corporaciones como Monsanto, Syngenta, Bayer y Dupont, son las principales beneficiarias de sus proyectos.

“La Fundación Gates prepara el terreno para abrir nuevos mercados en los países en desarrollo, que estaban cerrados hasta ahora, sobre todo en África. La Fundación está presionando especialmente para que África acepte los cultivos transgénicos”.

Uno de los proyectos pretende desarrollar plátanos transgénicos enriquecidos con vitamina A, en Uganda. Pero las investigaciones de campo han sido tachadas de biopiratería, ya que el gen original que se utilizó para desarrollar estos superplátanos se recogió en Papúa Nueva Guinea.

Alabado por su trabajo en pro de la erradicación de la poliomielitis y la malaria, entre otras enfermedades, el Informe acusa a la Fundación Gates de privatizar la salud y promocionar la educación privada. El peligro, según el Informe, es que “convierte las necesidades básicas en mercancías controladas por los mercados”; dichos servicios son susceptibles de ser utilizados casi exclusivamente por los tienen un alto nivel de ingresos. También realiza una crítica al poner el énfasis en ciertas enfermedades, abandonando los sistemas básicos de salud. También señala que con el brote de Ébola en África Occidental, la asistencia sanitaria básica se hizo añicos en algunas partes de la región.

También critica las estrechas relaciones entre la Fundación y las Grandes Corporaciones Farmacéuticas Internacionales, y señala que esta mismas empresas han sido acusadas de establecer unos precios muy elevados en las vacunas que podrían salvar vidas. Se advierte que la influencia de la Fundación filantrópica está estableciendo un sesgo en las prioridades de salud “favoreciendo los intereses de los donantes ricos (vacunas) en perjuicio del mantenimiento de los sistemas básicos de salud”.

Se acusa a la Fundación Gates de favorecer determinadas prioridades por medio de subvenciones a la agricultura, algunas de las cuales van en contra de los intereses de los pequeños agricultores. Entre estas prioridades se incluyen el impulso a la Agricultura Industrial, el uso de los costosos fertilizantes químicos, las patentes de semillas y la promoción de las semillas transgénicas. “Gran parte de la labor de la Fundación parece pasar por alto el saber de las comunidades locales”, afirma el Informe.

La crítica se hace eco de las acusaciones realizadas por la científico India Vandana Shiva, quien ha dicho de la Fundación Gates que “es la mayor amenaza mundial para los agricultores de los países en desarrollo”.

El énfasis que pone la Fundación en “las soluciones tecnológicas” ignora aquellas soluciones que conllevan una mayor justicia social y económica, se argumenta. “ No se trata sólo de desarrollar un cultivo resistente a las diferentes condiciones climáticas o un teléfono barato, sino que los cambios deben afectar al Sistema social, económico y a las políticas que se llevan a cabo, temas sobre los que la Fundación no tiene establecidas sus prioridades de financiación”.

Se solicita a la Organización de Cooperación Económica y de Desarrollo que lleve a cabo una investigación sobre el trabajo de la Fundación en una investigación del Parlamento Británico.

La Fundación Gates ha dicho que el citado Informe tergiversa su labor. “Nuestra misión es la de mejorar la calidad de vida de las personas más pobres del mundo. Se trata de un complejo desafío y la solución requiere de una serie de enfoques, así como la colaboración de los Gobiernos, organizaciones no gubernamentales, instituciones académicas, empresas sin fines lucrativos y organizaciones filantrópicas. Los Gobiernos se encuentran en la mejor situación para ejercer el liderazgo y proporcionar los recursos necesarios para hacer frente a las desigualdades estructurales y asegurar que las soluciones adecuadas lleguen a los más necesitados. El sector privado tiene acceso a estas innovaciones, por ejemplo, en los ámbitos de la Ciencia, la Medicina y la Tecnología, y pueden salvar vidas. Creemos que las organizaciones filantrópicas pueden asumir un papel donde otros no quieren hacerlo”.

Insiste en que todo el trabajo está dirigido por sus socios. Refutando las afirmaciones de irresponsables, afirma que fue una de las primeras fundaciones en unirse a la Iniciativa Internacional para la Transparencia de las Ayudas, así como la presentación de Informes a la OCDE.

http://www.independent.co.uk/...

===============================================================

MONSANTO Y LA FUNDACIÓN GATES PRESIONAN A KENIA PARA LEVANTAR LA PROHIBICIÓN SOBRE TRANSGÉNICOS

Domingo, 10 Enero 2016

Pablo Herakleo - Ecowatch

Kenia está a punto de derogar su prohibición sobre los organismos genéticamente modificados (OGM). Este país del África Oriental, que ha prohibido la importación y los cultivo de transgénicos desde 2012 debido a preocupaciones sanitarias, pronto podría permitir el cultivo de maíz y el algodón transgénicos, después de la presión que pesa sobre ese país para su aprobación por parte de las organizaciones pro-transgénicos, entre ellas Monsanto, el gigante agroindustrial y el productor de semillas más grande del mundo.

Si lo hace, Kenia se convertirá en el cuarto país africano en permitir el cultivo de cultivos GM después de Sudáfrica, Burkina Faso y Sudán.

Según Mail & Guardian Africa, este posible retroceso en la normativa relativa con los cultivos transgénicos en Kenia se produce después de que la Autoridad Nacional de Bioseguridad del país recibiera dos solicitudes para liberar OGM en el país.

La primera es de la Organización de Investigaciones Agrícolas y Ganaderas de Kenia (KALRO) y la Fundación Africana de Tecnología de la Agricultura AATF, quienes planean liberar maíz Bt.

La segunda solicitud es de la filial de Monsanto en Kenia, empresa que quiere liberar algodón Bt en ese país.

Los cultivos Bt han sido manipulados genéticamente con genes de la bacteria Bacillus thuringiensis, que producen unas toxinas que matan las larvas de polillas y mariposas; es decir, son cultivos que producen sus propios insecticidas.

El director de la la Autoridad Nacional de Bioseguridad Willy Tonui dijo “Recomendamos el levantamiento de la prohibición” puesto que “Ahora que tenemos el control de las fronteras, y un fuerte sistema de vigilancia y regulatorio”.

El 21 de noviembre de 2012, el Ministerio de Salud Pública de Kenia ordenó a los funcionarios de salud pública que eliminaran todos los alimentos transgénicos del mercado y y que se prohíban todas las importaciones de OGM. El Ministro de Salud Pública, Beth Mugo, presentó su duda sobre la seguridad de los OMG durante una reunión del gabinete de Kenia, citando un estudio francés que relacionaba el cáncer en ratas con el consumo de alimentos transgénicos.

La Autoridad Nacional de Bioseguridad de Kenia podría tomar su decisión sobre las semillas transgénicas de maíz Bt el 31 de enero de 2016; y el 28 de febrero para la semilla de algodón Bt, según Tonui.

Los científicos de la KALRO y de la AATF quieren que se permita sembrar las semillas de maíz Bt para la producción masiva entre los agricultores. Como se describe Bloomberg, el maíz es un alimento básico importante en Kenia y se beneficiarían de los cultivos resistentes a plagas:

"Kenia es el mayor consumidor de maíz per cápita de África y el segundo mayor mercado de semillas, según Bloomberg Inteligencia. El consumo anual de maíz se estima en 103 kilogramos (227 libras) por persona, según la Organización para la Agricultura y la Alimentación [FAO]. En 2011, Kenia se convirtió en la primera nación africana en informar de un brote de la Enfermedad de la Necrosis Letal Maíz, que puede acabar con cosechas enteras de agricultores, dice la FAO en su web".

En un informe sobre “Investigaciones del Progreso del Algodón Bt” de Charles Waturu, uno de los científicos líderes en el desarrollo del algodón Bt, dice que “La industria ha estado en un estado lamentable”. En 1985, se solían producir 70.000 fardos de algodón, pero en 2013 sólo podíamos producir 20.000. En ese mismo año, Tanzania y Uganda produjeron 700.000 y 400.000 fardos, respectivamente ".

Aún así, la aprobación inminente de transgénicos en Kenia ha sido recibida con fuertes protestas de sus opositores. En septiembre de 2015, los activistas se reunieron en Nairobi contra el levantamiento de la prohibición de los OGM, alegando motivos de salud.

"Tenemos que resistir por la economía de nuestro país y luchar por los derechos de nuestros agricultores. La biotecnología no es mala, pero la introducción de los alimentos modificados genéticamente es antiético y peligroso ", dijo la experta en nutrición Hellen Ngema.

El levantamiento de la prohibición también se percibe como una movida que sólo beneficiará a las grandes multinacionales como Monsanto y otras poderosas organizaciones.

La posible derogación de la prohibición de los cultivos transgénicos en Kenia se produce después de una fuerte presión de Monsanto, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID, y la Fundación Gates.

El artículo cita el "Maíz Eficiente en el uso de Agua para África" de Monsanto, un proyecto quinquenal de desarrollo conducido por la AATF con sede en Kenia que tiene como objetivo desarrollar una variedad de semillas de maíz tolerantes a la sequía. Por cierto, como el sitio web señala, el proyecto recibe fondos de la Fundación Gates, la USAID y la Fundación G. Buffett.

(Al respecto hay que mencionar que la resistencia a las sequías no es algo que esté determinado por uno de dos genes, pues interviene varios factores genéticos y ambientales, por lo que se duda la efectividad de estas semillas).

En 2008, la AATF recibió $ 47 millones de la Fundación Gates.

El argumento a favor de los transgénicos es controvertido, como mínimo. Quienes defienden a los OGM dicen esta tecnología es una solución a la desnutrición y la seguridad alimentaria mundial, ya que estos cultivos han sido manipuladis genéticamente con ciertos beneficios nutricionales y/o para resistir ciertos patógenos.

Bill Gates, es conocido por ser pro-transgénico, especialmente por los supuestos beneficios de los cultivos a los países de África propensos a la sequía, y ha financiado fuertemente su desarrollo e implementación.

En febrero de 2015, el magnate y filántropo dijo a la revista The Verge que "las semillas transgénicas proporcionarán mucha mejor productividad, mejor tolerancia a la sequía, tolerancia a la salinidad, y si la seguridad es probada, entonces los países africanos estarán entre los mayores beneficiarios."

The Verge apunta en un informe que la Gates Fundación Assest Trust, que administra los bienes de la fundación, que ha comprado acciones de Monsanto. De hecho, en 2010, se reveló que la cartera de inversiones de la Fundación Gates contó con 500.000 acciones de Monsanto con un valor estimado de 23.100.000 dólares compradas en el segundo trimestre de 2010.

El Portavoz de la Fundación, Alex Reid dijo a The Verge que el Trust no ha comprado acciones de Monsanto “desde hace unos años” y añadió que el Trust es administrado por separado y no recibe información sobre las inversiones de la Fundación.

Mientras tanto, Monsanto ocupa titulares por sus problemas de negocio y exiguos beneficios.

Según Associated Press 6/1/2016, Monsanto “eliminará otros 1.000 puestos de trabajo y pondrá en marcha un plan de reducción de costos diseñado para hacer frente a la caída de las ventas de semillas de biotecnología de maíz y otros contratiempos financieros”.

Monsanto recortará 3.600 empleos en los próximos dos años, más o menos el 16 % de su fuerza laboral global.

----

Aquí un post de cómo se produce y producirá el acaparamiento de tierras y la deforestación a escala planetaria, ejemplificado en Kenia, debido a presiones corporativas Kenia de retirar la prohibición a los cultivos transgénicos con todo lo que ello implica. A quién no le convenzan los argumentos sanitarios sobre los riesgos de estos cultivos se pueden fijar en los argumentos económicos, ambientales o climáticos.

Las corporaciones han decidido que el para África se convierta en el futuro granero del mundo, y esta decisión está retrasada por motivos ajenos como el avance del extractivismo o por el belicismo regional. La propaganda con la que se venden estos planes, es que se está llevando a cabo una Nueva Revolución Verde para el África (AGRA) que incluye agricultura hiperintensiva y supercultivos, lo que ha sido empujado por la nueva crisis alimentaria que ha sido creada por el sistema capitalista, ergo corporaciones.

Continúan los esfuerzos de las grandes corporaciones por introducir los transgénico a cualquier precio. ¿Por qué? En vista de las resistencias encontradas en todo el planeta ¿No sería lógico producir semillas no modificadas? Evidentemente no por tres motivos fundamentales, tres mercados:

- El mercado de semillas, que es más rentable que el de las semillas convencionales. Su .objetivo también es acabar con la costumbre que tienen los agricultores de guardar y volver a usar sus semillas

- El mercado de agrotóxicos, porque las semillas modificadas son resistentes a agrotóxico.

- Las semillas son el medio usado para vender paquetes de productos, los mercados terciarios o auxiliares: seguros, equipo agrario, tecnológico y servicios.

Las semillas se usan como si fueran divisas: las semillas se prestan, se aseguran, el producto de la cosecha (los granos) se vende, se procesa y se vuelve a vender, y las pocas corporaciones que participan en estas movidas se convierten en monopolios y monopsodios (hay un comprador y muchos vendedores).

Por último se compran grandes extensiones de tierra, que se arriendan a los productores, creándose una dependencia total. El resultado es una disminución de la población rural, que se dirige a los engrosar los guetos de las ciudades.

Fuente - http://tarcoteca.blogspot.co.uk/...

______________

Fuente: RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad