bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Boletin_N_525_de_la_RALLT_-_Maiz_transgenico
Autor RALLT Idioma Español Pais Internacional Publicado 22 julio 2013 11:56

Boletín N° 525 de la RALLT - Maíz transgénico

| Más

"El Centro Africano para la Bioseguridad manifiesta su alarma ante el hecho de que las autoridades sudafricanas dieron luz verde a la exportación de más de 25 mil toneladas de maíz transgénico hacia Zimbawe. Paralelamente se autorizaron 150 mil toneladas de maíz transgénico para exportación a México, centro de origen de este vital cultivo." Boletín N° 525 de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos

RED POR UNA AMÉRICA LATINA
LIBRE DE TRASNGÉNICOS
BOLETÍN 525

Contenido:

MAÍZ TRANSGÉNICO DE SUDÁFRICA: IMPOSICIÓN EN MÉXICO Y ZIMBAWE

México:

CARTA A OLIVER DE SCHUTTER, RELATOR POR EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

Multimedia

PARA LOS QUE NO QUIEREN VER

==============================================================================

MAÍZ TRANSGÉNICO DE SUDÁFRICA: IMPOSICIÓN EN MÉXICO Y ZIMBAWE

Johannesburgo, Harare y Ciudad de México 15 de abril de 2013

- Nuevas importaciones de maíz transgénico de Sudáfrica a México

- Cargamentos no autorizados hacia Zimbawe

- En peligro el centro de origen y las formas de vida campesinas del maíz en Mesoamérica y en África

El Centro Africano para la Bioseguridad (ACB, African Center for Biosafety) manifiesta su alarma ante el hecho de que las autoridades sudafricanas dieron luz verde a la exportación de más de 25 mil toneladas de maíz transgénico hacia Zimbawe. Es la primera vez que los granos de maíz transgénico provenientes de Sudáfrica seexportan con fines comerciales hacia ese país, lo que se suma a la creciente lista de naciones africanas que están recibiendo embarques de maíz transgénico de Sudáfrica, como Suazilandia, Mozambique, Kenia y Somalia.

Según el vocero de Food Matters Zimbabwe, los habitantes de Zimbawe pensaban que las importaciones provenían de Zambia y están alarmados al saber que son cargamentos de maíz transgénico de Sudáfrica. “El gobierno de Zimbawe promueve el uso de variedades de semillas con polinización abierta para fortalecer la autoconfianza de los agricultores. Esta importación de maíz genéticamente modificado constituye un riesgo muy serio de contaminación de nuestras variedades de polinización abierta. Como mínimo, este maíz debería molerse antes de entrar al país.”

La legalidad de estos embarques está fuertemente cuestionada. Hay dudas sobre el hecho de que las autoridades responsables de los transgénicos en Sudáfrica realmente hayan recibido una autorización explícita, por escrito, del gobierno de Zimbawe para la importación de maíztransgénico. Según Andrew Mushita del CTDT, quien ha estado en contacto con las autoridades en Zimbawe, “la postura oficial del gobierno de Zimbawe es que no hay importación de maíz genéticamente modificado de Sudáfrica. Para asegurar que no entra maíz transgénico, el gobierno instaló laboratorios para hacer pruebas a los granos en el puerto de frontera. Cualquier carga que dé positivo será devuelta a Sudáfrica.”

Paralelamente se autorizaron 150 mil toneladas de maíz transgénico para exportación a México, centro de origen de este vital cultivo. En los últimos dos años, aproximadamente dos millones de toneladas de maíz genéticamente modificado se exportaron a México desde Sudáfrica. México es el reservorio mundial de diversidad genética de maíz, uno de los tres granos básicos más importantes del mundo. Con la exportación de maíz transgénico de Sudáfrica y la aceptación por parte de México, ambos gobiernos promueven la contaminación de las variedades campesinas en su centro de origen, amenazando la biodiversidad y la soberanía alimentaria de todo el planeta.

El maíz es central para la dieta y cultura del pueblo mexicano y los líderes campesinos incluso protestaron en enero con una huelga de hambre contra los planes de siembra comercial de maíz transgénico en el país. Existe un rechazo cada vez más amplio al maíz transgénico en México de parte de científicos, agricultores, consumidores, estudiantes, organizaciones ambientalistas y otros. Después de su visita oficial a México en 2011, el Relator Especial para el Derecho a la Alimentación de la ONU, Olivier de Schutter recomendó la reinstalación inmediata de la moratoria sobre el maíz transgénico establecida desde 1999.

Para peor, hay un mínimo de 150 mil toneladas de maíz no transgénico, producido por agricultores mexicanos, que se encuentra almacenado desde hace tres meses, pues no han podido venderlo, mientras las compañías prefieren importar maíz de Sudáfrica, a pesar de los costos asociados, ambientales y de transporte, además del daño económico a la producción nacional.

“México no necesita importar maíz para su propia población, pues la producción doméstica no solamente satisface, sino que excede las necesidades para consumo humano. Esas importaciones van principalmente para alimentación animal en cría industrial, controlada por compañías trasnacionales. El maíz exportado por Sudáfrica y autorizado por México es solamente para satisfacer las necesidades y afán de lucro de las corporaciones”, dijo Silvia Ribeiro del Grupo ETC en México.

“Es muy deprimente comprender que el propósito principal de nuestro sistema alimentario no es brindar alimentos adecuados, accesibles y nutritivos para todos los sudafricanos, sino asegurar que las ganancias de algunas de las corporaciones más grandes del mundo continúen aumentando”, concluyó Mariam Mayet, directora del ACB.

La lista de autorizaciones de exportaciones de maíz transgénico del gobierno de Sudáfrica puede consultarse: aquí

Contacto:

Silvia Ribeiro, Grupo ETC, México silvia@etcgroup.org
Verónica Villa, Grupo ETC, México, veronica@etcgroup.org

======================================================

México

CARTA A OLIVER DE SCHUTTER, RELATOR POR EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

D. Oliver De Schutter,

Relator por el Derecho a la Alimentación de las Naciones Unidas

México D.F. a 18 de octubre de 2012.

P r e s e n t e

Estimado Oliver,

Le saludamos con gusto y nos permitimos informarle la situación actual sobre las siembras de transgénicos en México. Consideramos necesario brindarle un breve panorama de lo acontecido desde que tuvimos el gusto de recibirlo en la visita oficial en 2011.

La recomendación emitida por usted al finalizar su visita y el informe oficial de la misma, dado a conocer en marzo de este año, fueron recibidos por el Gobierno mexicano con desagrado, buscando minimizar su relevancia. Por el contrario, la mayor parte de la sociedad mexicana, considera la siembra de transgénicos como un peligro en diversos ámbitos, por lo que su visita y sus resultados fueron sumamente trascendentes. Contar con su opinión ha sido un referente básico entre los argumentos esgrimidos en contra de la liberación de permisos siembra de transgénicos en México.

Este año, el Gobierno mexicano ha otorgado más permisos para maíz genéticamente modificado en fase experimental y dio paso a la fase piloto. Además, ha intentado inundar el sureste con soya transgénica.

El 6 de junio de 2012 se otorgó el primer permiso para siembra comercial de soya transgénica en más de 200,000 hectáreas en ocho estados de la República mexicana: desde Tamaulipas hasta Yucatán. Además del acaparamiento de tierras que esto presupone y el cambio en la dieta tradicional, la siembra de soya transgénica atenta contra la apicultura que se desarrolla en esta región del país por pequeños productores. México es reconocido como una potencia mundial en producción y exportación de miel, durante el período 2000 a 2007 se mantuvo en el tercer lugar mundial por volúmenes de exportación (después de China y Argentina). La miel contaminada con Transgénicos es rechazada por la Unión Europea, sin embargo el gobierno mexicano argumenta que se trata de barreras comerciales. Gracias al amparo concedido por un Juez en Campeche el permiso se encuentra suspendido, sin embargo existe mucha presión para dar marcha atrás a la suspensión, incluso se realizarán Foros de manera conjunta con la USDA (United States Departament of Agriculture) en este mes en el sureste mexicano.

En cuanto al maíz, el Gobierno mexicano ha intentado- sin lograrlo- cumplir con los pendientes que integran el marco de bisoseguridad que determina la Ley. En primera instancia no ha elaborado las normas oficiales que la Ley determina.

Tampoco se ha cumplido con el Acuerdo para determinar los Centros de Origen y los Centros de Diversidad Genética, en especial del maíz. En diciembre de 2011 la Secretaria de Medio Ambiente puso a consulta el Anteproyecto de Acuerdo por el que se determinan los centros de origen y los centros de diversidad genética del maíz en el cual presentó un mapa de la República que dejaba un 15%, aproximadamente, del territorio nacional fuera de la definición de centros de origen y diversidad genética del maíz en México. Las superficies que quedaron fuera se ubicaron en estados tan importantes por su diversidad como Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Yucatán; en los que se podría sembrar maíz transgénico. No hubo resolución sobre este Anteproyecto, pero siete meses después, la Secretaria de Agricultura, puso a consulta un Anteproyecto en el que sólo menciona ocho estados del norte del país en los que nuevamente se dejan estos manchones susceptibles a sembrarse con maíz transgénico. Este Anteproyecto es rechazado por la sociedad civil, pues pretende dividir el territorio cuando se ha dicho por parte de científicos, organizaciones campesinas y ambientalistas, que es indispensable considerar en su totalidad el territorio de México como centro de origen y diversificación constante del maíz.

En cuanto a nuevos estudios y evidencias, destaca el estudio coordinado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) llamado Proyecto Global de Maíces Nativos (PGMN)[1], que tiene como objetivo poner al día el conocimiento de la diversidad de los maíces nativos y ubicar su presencia geográfica en el territorio mexicano. Este proyecto es de gran importancia, reunió a 235 personas y 70 instituciones, la mayor parte investigadores de instituciones y académicas nacionales y el Gobierno mexicano gastó entre 2006 y 2010 más de 15 millones de pesos en su ejecución.

El Dr. Sarukhán resumió las conclusiones en la revistas Nature: “Algunas de éstas son: primero, que un gran número de variedades de maíz aún están siendo cultivadas ampliamente en México; en segundo lugar, la diversidad en las variedades criollas (nativas) de maíz de cultivo es superior a lo que se creía que existía originalmente, antes del inicio del estudio (en particular de los estados del norte de México); y tercero, probablemente nuevas variedades criollas de maíz han sido identificadas y la diversidad dentro de las razas criollas es mayor de lo que antes se pensaba (tales como Tuxpeño, que es el número uno como proveedor de germoplasma para la mayor parte del maíz conocido en la cría comercial), y nuevas poblaciones de teocintle (el progenitor más probable de maíz) han sido identificados.”[2]

Además, se cuenta ahora con la investigación que publicó en la revista científica, Food and Chemical Toxicology, el doctor Séralini, de la Universidad de Caen, Francia. Esta investigación es de gran relevancia para el mundo entero, pues los resultados de alimentar a ratas de laboratorio con maíz transgénico NK603 de Monsanto y con glifosato, son muy alarmantes, ya que los animales sufrieron muerte prematura y desarrollaron tumores y problemas hepatorrenales graves. La preocupación ha llevado a que tanto Francia, como Rusia, suspendan de inmediato la importación de maíz transgénico.

Mientras que en el mundo entero crece la alarma y se plantean nuevos estudios, el Gobierno mexicano admitió 5 solicitudes de siembra comercial de maíz transgénico, 3 de ellas que involucran a este tipo de maíz. Monsanto hizo solicitudes para sembrar comercialmente 700,000 hectáreas en el estado de Sinaloa del maíz NK603 y en Tamaulipas son dos solicitudes de la empresa Pioneer, cada una para sembrar 351,000 has. con maíz NK603 y con un combinado que incluye el NK603.

Sinaloa abastece la mayor parte del maíz blanco que consumimos cotidianamente los mexicanos, esa producción de maíz es única en el mundo. Si se contamina con este transgén el granero de donde comemos los mexicanos enfrentaremos una situación que no tiene marcha atrás y pondría en grave peligro la salud del pueblo mexicano.

Por todo lo anterior, le solicitamos atentamente que emita una declaración sobre el inminente peligro en que se encuentra nuestro país y quienes nos alimentamos cotidianamente con maíz, no sólo las y los mexicanos, sino todos los pueblos latinoamericanos y africanos que tenemos al maíz como base de nuestra dieta. Consideramos que la responsabilidad del Estado mexicano es suspender cualquier permiso de transgénicos de inmediato.

Como ya lo hizo con anterioridad, sería fundamental recomendar a las autoridades mexicanas se declare lo antes posible, el regreso a la moratoria sobre las pruebas de campo y en el cultivo comercial de maíz transgénico, con el fin de proteger sobre todo la salud de quienes nos alimentamos con este grano y la biodiversidad del maíz, única en esta región del planeta.

Agradeciendo de antemano su compromiso y reconociendo su fundamental contribución a la situación tan delicada por la que atraviesa la humanidad en el tema alimentario,

Le saluda cordialmente

Campaña Nacional Sin maíz no hay país

[1] Ver aquí

[2] Sarukhan, et al, 2011. ¿Es el maíz transgénico lo qué realmente México necesita? En Revista Nature. Volumen 29, Number 1. Enero. Pp. 23 y 24.

===================================================

Multimedia

PARA LOS QUE NO QUIEREN VER

Ver video AQUÍ

RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad