bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Boletin_N_581_de_la_RALLT_-_NO_a_los_abroles_transgenicos
Autor RALLT Idioma Español Pais Internacional Publicado 18 septiembre 2014 10:41

Boletín N° 581 de la RALLT - NO a los ábroles transgénicos

| Más

El modelo de desarrollo que subyace en la propuesta de los árboles transgénicos - ya sea manipulado para reducir el contenido de lignina, o para resistir a los insectos, o para crecer más rápido o soportar el frío - converge con el modelo de los monocultivos de árboles: ambos son negocios que pretenden crecer al infinito a cualquier costo, y que se nutren del exterminio de los ecosistemas naturales.

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 581

Contenido

BRASIL Y EEUU AUTORIZARÁN LOS PRIMEROS EUCALIPTOS TRANSGÉNICOS

COMUNICADO DE LA RALLT A LA VII REUNIÓN DE LAS PARTES DEL PROTOCOLO DE CARTAGENA, SOBRE ÁRBOLES TRANSGÉNICOS

=========================================================

BRASIL Y EEUU AUTORIZARÁN LOS PRIMEROS EUCALIPTOS TRANSGÉNICOS

Por Carey L. Biron

WASHINGTON, 21 ago 2014 (IPS) - Brasil y Estados Unidos están por culminar el proceso para aprobar por primera vez en el mundo el uso comercial de eucaliptos genéticamente modificados en sus territorios.

El gobierno brasileño recibirá las consultas del público sobre la comercialización de estos árboles transgénicos durante la primera semana de septiembre. De manera similar, las autoridades de Estados Unidos divulgarán en forma inminente el borrador de una evaluación de impacto ambiental que comenzó a principios de 2013.

Pese a que la industria papelera afirma lo contrario, voces críticas advierten que el uso de los árboles genéticamente modificados (GM) agravará la deforestación. Las aprobaciones oficiales de Washington y Brasilia significarían el punto de partida para toda una gama nueva de productos que desarrollarían también otros países.

La técnica Christine Berry revisa manzanos y durazneros en un huerto “futurista”. Cada recipiente contiene diminutos árboles experimentales cultivados a partir de células con genes incorporados por científicos.

La técnica Christine Berry revisa manzanos y durazneros en un huerto “futurista”. Cada recipiente contiene diminutos árboles experimentales cultivados a partir de células con genes incorporados por científicos.

“Si Brasil y Estados Unidos reciben el permiso para comercializar estos árboles, nada impediría que exporten esos productos para que otros países los cultiven”, opinó Anne Petermann, directora ejecutiva de la organización ecologista Proyecto Ecologista por la Justicia Mundial (GJEP) y coordinadora de la Campaña para Detener a los Árboles GM, una red que anunció una iniciativa mundial el miércoles 20.

Los “árboles GM crecerían más rápidamente y tendrían un valor económico mayor, así que… las plantaciones convencionales actuales se convertirían a plantaciones transgénicas en muchas partes de África, América Latina y Asia”, señaló en diálogo con IPS.

“Además, tanto Europa como Estados Unidos están estudiando otros árboles con ingeniería genética que generarían toda una serie adicional de posibles impactos”, aseguró Petermann.

Hasta ahora, Estados Unidos solo autorizó el uso de dos árboles frutales transgénicos. El eucalipto será la primera especie forestal GM con aprobación oficial. La Unión Europea, Australia y otros países consideran aprobaciones similares, mientras que China produce ya álamos transgénicos.

El enfoque de las plantaciones

El eucalipto es un árbol especialmente lucrativo y es la madera dura que más se planta en el mundo. Se utiliza sobre todo para producir pulpa y productos derivados del papel.

Estados Unidos probablemente utilizará el eucalipto también para alimentar la creciente demanda mundial de biocombustibles, en particular en la forma de pellets de madera o briquetas. El país es el mayor productor mundial de briquetas, y solo en 2012 sus exportaciones crecieron 70 por ciento.

Las autoridades de Estados Unidos estudian dos tipos de eucalipto modificado genéticamente para resistir las heladas y ciertos antibióticos, lo que permitiría tener plantaciones mucho más al norte. La empresa que solicitó la aprobación oficial, ArborGen, sostiene que con la introducción de sus plántulas se ampliaría por cuatro las zonas de este país que podrían plantar eucaliptos.

ArborGen calcula que la autorización oficial multiplicaría por 20 sus ventas, a unos 500 millones de dólares al año en 2017, según un informe publicado en 2013 por el Centro para la Seguridad Alimentaria. Del mismo modo, analistas brasileños prevén que el mercado de productos de eucalipto se expanda 500 por ciento en los próximos 20 años.

Pero está comprobado que el eucalipto, que se cultivó en plantaciones convencionales durante años, es especialmente problemático y hasta peligroso como monocultivo.

El eucalipto necesita un volumen de agua sumamente alto para crecer y es muy invasivo. Los árboles también son altamente combustibles. Se calcula que casi tres cuartas partes de la energía de las llamas de un incendio devastador en el occidental estado de California en los años 90 provenía de eucaliptos.

Muchos temen que el sello oficial de Estados Unidos y Brasil impulse el modelo de producción del monocultivo.

“Se demostró que este modelo es muy negativo para las comunidades y la naturaleza locales, ya que expulsa y limita el acceso de la gente a sus territorios y deteriora y contamina los recursos de agua, especialmente en el Sur mundial”, advirtió Winfridus Overbeek, coordinador del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, en diálogo con IPS desde Uruguay.

“Muchas de estas plantaciones en Brasil son un obstáculo para la muy necesaria reforma agraria que permitiría a mucha gente que pasa hambre finalmente producir alimentos en sus propias tierras. Pero con el modelo de las plantaciones, la mayor parte de la madera que se produce se destina a la exportación, para atender la demanda de papel cada vez mayor en otros lugares”, explicó.

Como dicen los campesinos brasileños, “el eucalipto no se puede comer”, destacó Overbeek.

Más madera, más tierra

A pesar del auge de los medios digitales, la industria papelera mundial sigue siendo un gigante que se alimenta de la demanda diaria de un millón de toneladas de papel y sus productos derivados. En 2010 se utilizaron 400 millones de toneladas de papel, según el Fondo Mundial para la Naturaleza, y la cifra podría aumentar a 500 millones de toneladas al año a fines de esta década.

====================================================

COMUNICADO DE LA RALLT A LA VII REUNIÓN DE LAS PARTES DEL PROTOCOLO DE CARTAGENA, SOBRE ÁRBOLES TRANSGÉNICOS

La red para una América Latina Libre de Transgénicos dice detener el exterminio de la Biodiversidad - detener los árboles genéticamente modificados

La Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) que nace de la Cumbre de la Tierra de 1992, debería ser un instrumento jurídico internacional para garantizar la protección de la biodiversidad-reconocido como un activo mundial de gran valor para la supervivencia de las generaciones presentes y futuras. Se suponía que iba a reconocer la necesidad de viajar en un camino que no implican la destrucción de la biodiversidad y que tenía un marco de justicia social.

Hoy reafirmamos esta necesidad, pero tenga en cuenta que estamos llegando más lejos de la meta. El mundo está siendo arrastrado por poderosas fuerzas empresariales cuya consideración principal es el lucro, lo que lleva a un desarrollo basado en el exterminio, la explotación y la exclusión.

Estas fuerzas son también en el trabajo en el CDB, como lo demuestra el esfuerzo por legitimar árboles-una ingeniería genética nueva herramienta de control, dominación y exterminio.

Hay dos aspectos muy peligrosos en el modelo de los árboles transgénicos: por un lado está la ingeniería genética - con sus muchas preguntas sin respuesta y las consecuencias a largo plazo aun poco entendidas, - y por otro, el modelo de monocultivo, con base en el control absoluto de los territorios donde se asientan. Los monocultivos requieren la apropiación de cantidades de tierra, a expensas de la soberanía alimentaria de los pueblos. Son el resultado en el exterminio de los ecosistemas, el suelo, el agua y las comunidades que viven en y con estos ecosistemas.

La ingeniería genética de los cultivos agrícolas tienen como principal objetivo aumentar las ganancias de las corporaciones propietarias de patentes, mientras que han generado una gran devastación de la biodiversidad en los territorios donde se ha adoptado masivamente esta tecnología.

El modelo de desarrollo que subyace en la propuesta de los árboles transgénicos - ya sea manipulado para reducir el contenido de lignina, o para resistir a los insectos, o para crecer más rápido o soportar el frío - converge con el modelo de los monocultivos de árboles: ambos son negocios que pretenden crecer al infinito a cualquier costo, y que se nutren del exterminio de los ecosistemas naturales.

Los árboles transgénicos tienen la amenaza adicional: la de invadir y contaminar los bosques naturales, aumentando así la amenaza a la biodiversidad.

Los monocultivos de árboles, junto con la investigación en ingeniería genética, acentuarán el modelo de acaparamiento de tierras, a expensas de la soberanía alimentaria. También destruirán ecosistemas, suelos, aguas y empeorarán las condiciones de vida de las comunidades que viven en estos ecosistemas.

En relación con el uso de agroquímicos, el argumento utilizado por el lobby de la biotecnología es que con la introducción de los cultivos transgénicos - como la soja y el maíz – se usará menos pesticidas y fertilizantes, lo que ya se ha demostrado que es falso. No hay ninguna razón plausible para esperar que el uso de "productos químicos", entre ellos los agrotóxicos, van disminuir como resultado con la adopción de árboles transgénicos. Por el contrario, se incrementará su uso al mismo ritmo con el que con el aumentará la ocupación de los territorios y el agotamiento de los nutrientes del suelo.

La Red por una América Latina Libre de Transgénicos (RALLT) cree que sólo las empresas que se benefician del negocio de los árboles transgénicos recibirán algún beneficio, mientras que grandes territorios estará expuestos a esta peligrosa tecnología, junto con las comunidades que los habita .

Por eso decimos NO a la liberación de árboles transgénicos en América Latina.
____________
RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad