bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos_N_564_-_Mosquitos_transgenicos_en_America_Latina
Autor RALLT Idioma Español Pais América Latina y El Caribe Publicado 23 abril 2014 13:58

Boletín de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos N° 564 - Mosquitos transgénicos en América Latina

| Más

El 10 de abril de este año, La agencia oficial de bioseguridad de Brasil CNT BIO aprobó la liberación comercial de un mosquito transgénico transmisor del dengue de la empresa británica Oxitec. "El OX513A es el primer insecto genéticamente modificado que obtiene esa licencia en el país", informó el organismo de bioseguridad del gobierno brasileño (CTN-Bio) en un comunicado.

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 564

MOSQUITOS TRANSGÉNICOS EN AMÉRICA LATINA

BRASIL: SE APROBÓ EL MOSQUITO TRANSGÉNICO CON FINES COMERCIALES

RALLT

El 10 de abril de este año, La agencia oficial de bioseguridad de Brasil CNT BIO aprobó la liberación comercial de un mosquito transgénico transmisor del dengue de la empresa británica Oxitec.

"El OX513A es el primer insecto genéticamente modificado que obtiene esa licencia en el país", informó el organismo de bioseguridad del gobierno brasileño (CTN-Bio) en un comunicado.

La empresa británica Oxitec que lo produce necesita todavía registro y autorización de la agencia sanitaria brasileña. La tecnología consiste en la inserción de dos genes en mosquitos machos que, liberados, se reproducen generando descendientes que no llegan a la fase adulta.

La ciudad de Juazeiro, en el interior del Estado de Bahía, se ha convertido en el primer laboratorio vivo para probar el mosquito. Allí se inauguró la primera biofábrica de la empresa Moscamed, donde se crían semanalmente medio millón de Aedes aegypti genéticamente modificados. En la misma ciudad, los investigadores de Moscamed han soltado cada semana millones de insectos transgénicos para evaluar su comportamiento.

Esto ha despertado la preocupación de varios grupos de la sociedad ambientales y civiles, quienes advirtieron a la CTNBio, que no se debería aprobar la liberación comercial de los mosquitos transgénicos en ese país sin que haya un proceso de consulta pública que cuente con información sobre ensayos de campo ensayos concluyentes sobre los riesgos de esta tecnología y un plan de seguimiento posterior a la liberación. Los grupos advirtieron que las consecuencias para la salud humana y el medio ambiente son poco conocidos y que no se ha realizado una evaluación de riesgos.

Los mosquitos transgénicos Aedes aegypti son producidos por la empresa británica Oxitec y la decisión es el resultado de una intensa presión ejercido por el gobierno del Reino Unido para tratar de crear un mercado de exportación para sus productos. La compañía, que tiene estrechos vínculos con la multinacional de agronegocios Syngenta, también ha desarrollado plagas agrícolas transgénicas, tales como moscas de la fruta transgénicas, y que están en una etapa y la aprobación para que se hagan ensayos de campo experimental en Brasil.

Gabriel Fernandes, asesor de la organización brasileña AS- PTA dijo que "No hay datos que demuestran que este mosquito transgénico en realidad reduce la incidencia del dengue. En el caso de ser aprobado para su uso comercial, la decisión se habría basado mucho más en propaganda que en datos concretos a partir de los estudios de campo".

Por su parte, la Dra. Helen Wallace , Directora de GeneWatch en el Reino Unido dijo que "Los insectos transgénicos de Oxitec son ineficaces y arriesgados; son un mal escaparate para las exportaciones británicas a Brasil, un deseo desesperado de apuntalar británica de biotecnología y recompensar a los inversores de capital de riesgo. Esta tecnología no debería cegar a las autoridades del Reino Unido y Brasil dado los riesgos de esta tecnología"

Oxitec aún no tiene resultados concluyentes de las pruebas que ya ha hecho en Brasil que se iniciaron en febrero de 2011. Los resultados de los ensayos anteriores con el mismo mosquito transgénico en las Islas Caimán muestran que se requiere una liberación previa de más de 7 millones de mosquitos transgénicos a la semana para reprimir una población silvestre de sólo 20.000 mosquitos inicialmente, seguido de una relación de liberación continua de 2,8 millones a la semana. El número de mosquitos en las áreas circundantes también parecen aumentar durante las liberaciones.

La liberación de los mosquitos transgénicos plantean riesgos poco conocidos para la salud humana y el medio ambiente.

Los experimentos de Oxitec no han incluido ningún seguimiento de los impactos sobre la enfermedad en los lugares donde ha liberado sus mosquitos transgénico, y la empresa ha dejado de considerar los posibles impactos negativos sobre la incidencia de dengue o el dengue hemorrágico (la forma más grave de la enfermedad). Esta es una omisión grave, porque la fiebre del dengue podría empeorar si la tecnología funciona sólo de manera temporal o es parcialmente efectiva, debido a los efectos complejos sobre la inmunidad humana a los cuatro tipos de virus del dengue.

Un riesgo ecológico importante es que las poblaciones de Aedes albopictus (mosquito tigre asiático , que también transminte dengue, pueden aumentar como resultado de las liberaciones y establecerse en nuevas áreas.

No existen pruebas de toxicidad publicadas que demuestran que ser mordidos por mosquitos transgénicos hembras (que podrían escaparse) es seguro para los seres humanos, los animales domésticos y la fauna silvestre.

La tecnología que limita la reproducción de los mosquitos transgénicos es probable que se rompa si se encuentran con tetraciclina, antibiótico común en el medio ambiente, o si con el tiempo evolucionan la resistencia al mecanismo de matanza genética. La descendencia de los mosquitos transgénicos de Oxitec tienen una tasa de supervivencia de 3%, pero se eleva al 18% cuando se alimentan de comida para gatos que contiene pollo cultivado industrialmente contaminado con tetraciclina.

Camilo Rodríguez Beltrán, investigador de la Universidad del Desarrollo de Chile, dice que es necesario completar todas las pruebas antes de aplicarla en campo. “El problema es que la estrategia tiene un bache: hay una cantidad de mosquitos que van a sobrevivir”, dice en conversación con BBC Mundo. “Varios de los insectos genéticamente modificados van a permanecer en la naturaleza, y algunos serán hembras que transmiten el dengue”, añade. Habría, entonces, una nueva población de Aedes modificados sin presencia previa en los ecosistemas. Hasta ahora se desconoce el impacto que tendrían en el entorno.

===================================================

PANAMÁ:

LOS RIESGOS DE LOS EXPERIMENTOS CON MOSQUITOS TRANSGÉNICOS EN PANAMÁ NO DEBEN OCULTARSE A LA POBLACIÓN

GeneWatch UK ha advertido de que la liberación de millones de mosquitos transgénicos producidos por la empresa británica Oxitec no debe efectuarse en Panamá hasta que la población haya sido debidamente informada de los riesgos. GeneWatch también difundió un proyecto de evaluación de riesgos presentado por Oxitec al Departamento de Agricultura de los EE.UU. en 2011, inédito hasta la fecha, donde la propia empresa admite la existencia de ciertos riesgos (1). Entre ellos está el riesgo de que se introduzcan en la zona mosquitos tigre (Aedes albopictus), una especie más invasiva, y de que se produzca un aumento del número de casos de dengue hemorrágico (FDH), el cual es potencialmente letal.

Los experimentos tienen previsto iniciarse el 15 de febrero en Nuevo Chorrillo, en el distrito de Arraiján. Dichos experimentos han sido aprobados por el Ministerio de Salud, pero no se ha informado al público sobre sus aspectos negativos apropiadamente.

“Antes de comenzar los experimentos, se debe solicitar el consentimiento plenamente informado de la población de Panamá”, declaró la Dra. Helen Wallace, directora de GeneWatch UK, “Esto significa que la empresa no debe ocultar los riesgos. La población tiene derecho a debatir sobre los pros y los contras de estos experimentos y expresar su opinión”.

Los mosquitos transgénicos de Oxitec Aedes aegypti han sido programados genéticamente para morir en fase larval. Se crían en laboratorios en presencia de un antídoto contra el mecanismo genético que les causa la muerte (un antibiótico de uso común, la tetraciclina). Posteriormente, un gran número de machos se libera en el medio ambiente (millones en el caso de la liberación experimental; miles de millones en la comercial), de forma que superen en número a la población de machos silvestres y se crucen con las hembras silvestres. Dado que la mayoría de las crías mueren antes de alcanzar la edad adulta, esta técnica tiene por objeto reducir la población silvestre de mosquitos Aedes aegypti, que transmiten la enfermedad tropical del dengue.

Oxitec llevó a cabo sus primeras liberaciones experimentales de mosquitos transgénicos en las Islas Caimán en 2009-10, y posteriormente en un experimento a menor escala en Malasia en 2010-11. Ambos países han paralizado las liberaciones. En febrero de 2011 se iniciaron en Brasil experimentos a mayor escala, que todavía no han concluido. Pese a que Oxitec ha anunciado reiteradamente su éxito en la prensa, hasta la fecha no se han publicado resultados de los experimentos de Brasil en ninguna revista científica (2). El impacto en la epidemia del dengue no se ha medido ni divulgado. Se ha propuesto realizar experimentos en EE.UU. (Cayos de Florida), pero estos no han sido aprobados aún por la FDA.

“Los mosquitos Aedes aegypti forman parte de un complejo sistema que incluye a otras especies de mosquitos, los virus que portan, y los humanos a los que pican”, afirmó la Dra. Wallace, “La población local debe ser consciente de que la liberación de un gran número de mosquitos transgénicos puede suponer un riesgo para la salud y el medio ambiente. También es necesario saber quién asumirá la responsabilidad si algo sale mal: ¿En caso de problemas, Oxitec dará la cara o se lavará las manos?”

En su advertencia, GeneWatch UK hizo hincapié en los riesgos que deben tenerse en cuenta y de los que debe informarse a la población local (3). Algunos de estos riesgos se recogen en un proyecto de evaluación de riesgos presentado por Oxitec al USDA, que GeneWatch también ha difundido a través de internet (1).

Los principales problemas son:

1. Impacto en las poblaciones de mosquitos. Oxitec no ha evaluado la posibilidad de que el número de mosquitos en las zonas cercanas al emplazamiento de las pruebas aumente como consecuencia de los experimentos, ni ha considerado el grave riesgo de que otra especie de mosquito transmisor del dengue, el Aedes albopictus (mosquito tigre asiático), aumente con la disminución del Aedes aegypti. Investigadores de la Universidad de Panamá han descrito al Aedes albopictus como más peligroso que el Aedes aegypti, y se le considera una especie más invasiva que podría ser difícil de combatir si se introduce en la zona (4). En su proyecto de evaluación de riesgos presentado a las autoridades en EE.UU., Oxitec afirma (5): “No está claro hasta qué punto el Ae. albopictus podría expandirse a las zonas actualmente dominadas por el Ae. aegypti, ni si lo haría, pero parece lógico esperar cierto grado de expansión si no se toman medidas compensatorias”.

2. Impacto en la fiebre del dengue. Oxitec no ha publicado pruebas de que la erradicación de la población de mosquitos Aedes aegypti de la zona en cuestión reduzca realmente la incidencia o gravedad de la fiebre del dengue o de la forma más grave de la enfermedad, la fiebre dengue hemorrágica (FDH). En el proyecto de evaluación de riesgos que presentó a las autoridades en EE.UU. Oxitec (6) afirma: “Existe la hipótesis de que en los países con altas tasas de transmisión, reducir la transmisión podría aumentar la frecuencia de la fiebre dengue hemorrágica (FDH), pese a disminuir la incidencia de la fiebre del dengue ”. Seguidamente, Oxitec desestima esta alegación afirmando (sin pruebas) que la reducción de la transmisión estará muy por debajo del nivel necesario y señalando que esto no es motivo de preocupación en los EE.UU. (donde la fiebre del dengue no es endémica). Sin embargo, este riesgo es de gran relevancia en Panamá.

3. Liberación de hembras picadoras. Oxitec ha publicado recientemente cifras sobre el número de hembras picadoras de los mosquitos transgénicos que son liberadas involuntariamente (7). Si los datos son correctos, esto supondría la liberación de 200 hembras picadoras transgénicas por cada millón de machos, lo que significa que habrá personas que reciban inevitablemente una picadura. La producción actual de mosquitos transgénicos de Oxitec en Brasil es de 4 millones por semana. En las Islas Caimán, la clasificación mecánica resultó menos eficaz, por lo que las cifras son de unos 5.000 mosquitos hembra picadores por cada millón de machos.

4. Supervivencia y propagación de los mosquitos transgénicos. En el laboratorio, el 3% de las crías de los mosquitos transgénicos de Oxitec sobreviven hasta la edad adulta, incluso en ausencia del antídoto de tetraciclina. Este porcentaje podría aumentar con el desarrollo gradual de resistencia contra el mecanismo genético que les causa la muerte. Cuando se alimentó a los mosquitos transgénicos con comida de gato elaborada con pollos criados industrialmente, que contiene el antibiótico tetraciclina, la tasa de supervivencia aumentó al 18% (8). Varios estudios han revelado que los mosquitos Aedes aegypti pueden reproducirse en fosas sépticas con altos niveles de contaminación con antibióticos como la tetraciclina. También viven con frecuencia en zonas donde los desechos de comida rápida suelen contener carne contaminada con dicho antibiótico. El aumento de la tasa de supervivencia reduciría con el tiempo la efectividad de cualquier efecto de erradicación de la población, aumentaría el número de hembras picadoras transgénicas y podría favorecer el establecimiento de los mosquitos transgénicos en la naturaleza.

5. Transferencia de otros rasgos a los mosquitos silvestres. Cuando los mosquitos transgénicos de Oxitec se crucen con mosquitos silvestres, algunos de sus rasgos genéticos se transmitirán a la población local de mosquitos silvestres. En cada zona existen diferentes cepas de la misma especie, y algunas cepas son más resistentes a los insecticidas o mayores transmisoras de la enfermedad. Los mosquitos transgénicos de Oxitec no se han desarrollado a partir de una cepa nativa, por lo que deben tenerse en cuenta las consecuencias de la posible introducción de dichos rasgos. Existen cuatro tipos diferentes del virus del dengue, y su impacto en la salud humana podría aumentar si la cepa introducida transmite algunos tipos más fácilmente que las especies silvestres presentes en la zona. Los mosquitos Aedes aegypti transmiten además otros virus, como la fiebre amarilla, y el impacto de la nueva cepa en su transmisión debe también considerarse.

Si desea obtener más información, póngase en contacto con:

Dr Helen Wallace: +44-1298-24300 (oficina);+44-7903-311584 (móvil).

Notas para los editores:

(1) Proyecto de evaluación medioambiental de Oxitec. Febrero de 2011. http://www.genewatch.org

(2) Oxitec afirma con frecuencia que sus experimentos han conseguido erradicar con éxito la población salvaje de mosquitos Aedes aegypti, pero solo ha publicado en la literatura científica los resultados de un ensayo de erradicación de la población (en las Islas Caimán). Estos ensayos no tuvieron éxito hasta que Oxitec aumentó significativamente el número de mosquitos transgénicos liberados y distribuyó además larvas de mosquitos transgénicos a intervalos regulares por la zona del ensayo. En Brasil, los experimentos de Oxitec en Itaberaba, Juazeiro, requirieron liberar 54 mosquitos transgénicos por cada mosquito silvestre, lo cual apunta a que la tecnología no es efectiva. Los experimentos más recientes en Mandacaru tuvieron lugar solo durante la estación seca, época en que la presencia de mosquitos es muy baja.

(3) Mosquitos Genéticamente Modificados: Preocupaciones Actuales. Por Helen Wallace. 2013. TWN Serie en Biotecnología y Bioseguridad 15. http://www.twnside.org.

(4) www.panamaamerica.com.pa

(5) Página 25 de la Ref. (1).

(6) Página 72 de la Ref. (1).

(7) http://www.jove.com/ Señala que el promedio de contaminación por hembras es del 0,02%.

(8) En un principio, Oxitec ocultó esta información (véase: http://www.genewatch.org/article.shtml?als[cid]=492860&als[itemid]=569476) pero posteriormente reconoció una tasa de supervivencia del 18% en larvas alimentadas con comida de gato en un artículo publicado: http://www.ncbi.nlm.nih.gov. La empresa aún sostiene que el Aedes aegypti no encontrará cantidades suficientes de tetraciclina en el medio ambiente, a pesar de la amplia presencia de pollos criados industrialmente y de que el Aedes aegypti también se reproduce en fosas sépticas donde suele haber altos niveles de antibióticos.

RALLT


Comentarios

MOSQUITOS TRANSGÉNICOS AEDES E, por LUIS RAFAEL VIDAL LOPEZ (24/04/2014)

LA LIBERACION DE ESTOS MOSQUITOS TRANS, POR EMPRESA EXTRANJERAS TRANSNACIONALES ES UNA FORMA DE PERDER SOBERANÍA Y ES EXPRESION MUY NEGATIVA DEL LIBRE COMERCIO, QUE RELACIONA A LOS PAISES COMO MULA Y JINETE. RESISTENCIA Y LUCHA CONTRA ELLOS.


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad