bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Otros_Recursos/Boletin_de_la_Red_por_una_America_Latina_Libre_de_Transgenicos/Son_los_transgenicos_sustancialmente_equivalentes_a_los_alimentos_naturales_Boletin_626_de_la_RALLT
Autor RALLT Idioma Español Pais Internacional Publicado 2 octubre 2015 11:31

¿Son los transgénicos sustancialmente equivalentes a los alimentos naturales? Boletín 626 de la RALLT

| Más

En este boletín compartimos el resumen de dos artículos científicos que tratan el tema de la equivalencia sustancial de los alimentos transgénicos, distribuido por el Servicio de Bioseguridad de la Red del Tercer Mundo.

RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGÉNICOS

BOLETÍN 626

¿SON LOS TRANSGÉNICOS SUSTANCIALMENTE EQUIVALENTES A LOS ALIMENTOS NATURALES?

En este boletín compartimos el resumen de dos artículos científicos que tratan el tema de la equivalencia sustancial de los alimentos transgénicos, distribuido por el Servicio de Bioseguridad de la Red del Tercer Mundo.

La evaluación de la seguridad de los organismos modificados genéticamente (OMG) o transgénicos es un tema polémico. En Estados Unidos el debate se centra en la metodología utilizada para determinar los criterios de equivalencia sustancial (si los transgénicos son"equivalentes" a sus contrapartes no-transgénicos).

Un nuevo estudio de revisión por pares, basado en un análisis computarizado de sistemas biológicos, ha encontrado que la modificacióngenética y la soja transgénica, altera la capacidad natural de la planta para controlar el estrés y provoca acumulación de formaldehído, unconocido carcinógeno de clase 1, asó como así el agotamiento dramático del glutatión, un antioxidante importante, necesario para la desintoxicación celular.

La biología de sistemas analiza la complejidad de todo el organismo como un sistema en lugar de estudiar sólo sus partes. Los autoressostienen que este tipo de análisis proporciona un marco más apropiado para medir cómo los transgénicos afectan las propiedades emergentes de todo un sistema.

El estudio concluye que el estándar usado actualmente por el gobierno de Estados Unidos para evaluar la inocuidad de los transgénicos, basado en el principio de "equivalencia sustancial", es anticuado y poco científico cuando se aplica a los alimentos genéticamente modificados, ya que fue desarrollado originalmente para evaluar la seguridad de los dispositivos médicos en la década de 1970.

Si el formaldehído y el glutatión se utilizaron como criterios de distinción entre, la soja transgénica y su contraparte convencional, es probable que no se las consideraría "equivalentes". Esto pone en entredicho las normas de seguridad alimentaria de la FDA para el país entero (y para otros países que con frecuencia usan los criterios de la FDA en el proceso de toma de decisiones).

El estudio pone de relieve la urgente necesidad de modernizar las evaluaciones de seguridad de los alimentos transgénicos y sostiene que "Esta no es una pregunta pro- o anti-OGM. Sin embargo, estamos siguiendo el método científico para contestar la pregunta de si las normas actuales garantizan la seguridad de nuestro suministro de alimentos. Ahora , la respuesta es 'no'. Necesitamos y podemos, si nos involucramos en un debate científico abierto, transparente y colaborativo, basado en un enfoque de la biología de sistemas".

Más información puede ser encontrada en:

http://www.biosafety-info.net/ y http://www.twn.my/

==========================================================

La soja transgénica acumula formaldehído y el equilibrio de sus sistemas moleculares está perturbado

La evaluación sobre los riesgos de los organismos modificados genéticamente (OMG) es un tema polémico. Los defensores de los transgénicos afirman que los éstos son seguros, ya que la política de la FDA sobre equivalencia sustancial considera que los OGM son"equivalentes" a sus homólogos no modificados genéticamente, y argumentan que la modificación genética (GM) es simplemente una extensión de un proceso "natural" de fitomejoramiento, que es una forma de "modificación genética", aunque que es hecho en escalas de tiempo más cortas.

Los activistas anti-OGM replican que los transgénicos no son seguros, ya que la equivalencia sustancial no es científica y es un método anticuado, la misma que se originó en la década de 1970 para evaluar la seguridad de los dispositivos médicos, que no son comparables a la complejidad de los sistemas biológicos, y sostienen que dirige GM no es el fitomejoramiento.

Parecería que en el centro del debate está la metodología utilizada para determinar los criterios de equivalencia sustancial. La biología de sistemas, mira a los organismos en toda su complejidad, lo mira como un todo; como un sistema, en lugar de estudiar sus partes de manera reduccionista. Esta metodología puede proporcionar un marco para determinar los criterios adecuados para hacer una evaluación de los alimentos transgénicos, ya que reconoce que la modificación genética, grande o pequeña o grande, puede afectar propiedades emergentes de todo el sistema.

En un estudio, dirigido por el Dr. V. A. Shiva Ayyadurai, Ph.D., un biólogo sistemas entrenado MIT, utiliza su último invento, CytoSolve, un método de biología de sistemas para integrar 6497 estudios científicos in vitro e in vivo en experimentos de laboratorio, hechos en 184 instituciones científicas en 23 países, para descubrir que en la soja transgénica hay acumulación de formaldehído, un carcinógeno conocido en la soja transgénica, así como un agotamiento dramático del glutatión, un antioxidante necesario para la desintoxicación celular, por lo que esta soja no es sustancialmente equivalente a la soja convencional.

Con el uso del programa computacional de biología de sistemas se encontró perturbaciones en cinco biomoléculas causadas por el transgén CP4 EPSPS introducido en Glycine max L. (soja), en el metabolismo C1 y el estrés oxidativo (dos sistemas moleculares fundamental para la función de las plantas).

Los resultados predicen importante acumulación de formaldehído y el agotamiento simultáneo de glutatión en la soya transgénica. El glutatión es un compuesto químico crucial para el manejo del estrés biótico y abiótico en las plantas. El glutatión es necesario para la defensa contra algunas bacterias y hongos patógenos de plantas.

Esto sugiere que una pequeña modificación genética crea perturbaciones “grandes” y sistémicas en el equilibrios de los sistemas moleculares de la planta.

Los autores sugieren que las agencias reguladoras, deberían hacer una revisión de sus normas sobre la seguridad de los alimentos transgénicos, y adoptar un enfoque de la biología de sistemas, usando una combinación de métodos computacionales utilizados en el presente documento, y otros que usen diseños experimentales in vitro y in vivo, para desarrollar un entendimiento de sistemas sobre la “equivalencia”. Se debería utilizar biomarcadores, como el formaldehído y el glutatión, que predicen trastornos metabólicos. Es decir, sostienen que es necesario modernizar los marcos legales y metodológicos para la evaluación de la seguridad de los OGM.

Un nuevo estudio revela que la soja genéticamente modificada acumula formaldehído carcinógeno y altera su capacidad natural de controlar el estrés. Eso invalida el método de la 'equivalencia sustancial’, utilizado actualmente por la FDA (la entidad regulatoria en el ámbito nutricional de EE.UU.), y que para establecer si los OGM son aptos para el consumo humano tiene en cuenta características nutricionales básicas y superficiales como el sabor, el aspecto, el olor y la textura.

Los investigadores analizaron 6.497 experimentos de 184 instituciones científicas llevados a cabo en 23 países y detectaron en los granos de soja modificada genéticamente la acumulación de formaldehído carcinógeno y una disminución drástica de glutatión, un antioxidante necesario para la desintoxicación celular.

Esto cambia profundamente la percepción de los organismos genéticamente modificados (OGM) y pone de relieve que la llamada "equivalencia sustancial" de la FDA ignora los mecanismos químicos más profundos que ocurren en las plantas genéticamente modificadas. El científico principal de la investigación, Shiva Ayyadurai, se pronunció en este sentido: "Es increíble que todavía no existan normas [de la FDA] para las pruebas. La seguridad de los suministros de alimentos requiere que la ciencia desarrolle dichos estándares científicos modernos para la aprobación de los OGM".

Ray Seidler, un ex - investigador principal de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés), señaló: "El formaldehído es un conocido carcinógeno de clase 1. Su elevada presencia en la soja causada por la ingeniería genética común es alarmante y merece atención inmediata y la acción de la FDA y la Administración de Obama. La soja se cultiva y se consume ampliamente en EE.UU., incluso forma parte de alimentos infantiles. Un 94% de la soja cultivada aquí es genéticamente modificada".

Fuente: V. A. Shiva Ayyadurai and Prabhakar Deonikar

Systems Biology Group, International Center for Integrative Systems

http://actualidad.rt.com/...

______________

Fuente: RALLT


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad