bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Colombia_Carta_abierta_a_concejales_alcaldes_y_organizaciones_del_Suroeste_de_Antioquia
Autor Cinturón Occiental Ambiental - COA Idioma Español Pais Colombia Publicado 23 junio 2017 13:20

Colombia: Carta abierta a concejales, alcaldes y organizaciones del Suroeste de Antioquia

| Más

"Nuestra historia de movilización social surge del corazón de nuestra gente, como ustedes hermanos concejales y alcaldes, no necesitamos de partidos políticos porque la defensa del agua, como patrimonio universal, le compete a la humanidad. Por eso serán bienvenidos a este proceso las personas, que somos miles en Colombia y en el mundo, que se movilizan por la defensa de la vida."

El Cinturón Occidental Ambiental – COA – como articulación de organizaciones indígenas, campesinas, sociales y ambientales, de jóvenes, hombres y mujeres de los municipios de Caramanta, Támesis, Pueblorrico, Santa Bárbara, Jardín, Tarso, Betulia, Ciudad Bolívar, Valparaíso, entre otros más, además de los resguardos indígenas del suroeste de Antioquia, queremos manifestar que:

Nos sentimos orgullosos por reconocer y defender la historia indígena y campesina, del legado cultural heredado de nuestros ancestros y la madre tierra, que han sido y seguirán siendo un principio de vida que debe regir nuestro presente y futuro territorial.

Nuestra riqueza no se reduce a la existencia del oro y otros minerales de la Tierra, las prácticas indígenas y campesinas son nuestra VIDA la cual adquiere suprema importancia a partir de nuestras cosmovisiones y sentidos del territorio.

Los megaproyectos nunca fueron consultados con las comunidades y, por esa razón, los consideramos irresponsables. Su presencia, real e inminente, siguen invisibilizando y afectando patrimonios comunes, además de nuestras formas concretas de participación social efectiva.

El bienestar de estas tierras las construimos a partir de la vocación histórica del suroeste, de las prácticas agrícolas y pecuarias, además de los procesos actuales de agroecología y circuitos económicos y solidarios que, a pesar de las dificultades y limitaciones, hemos sacado adelante. La dureza del campo nos ha permitido ser indígenas y campesinos verracos, echados pa’ delante y amorosos con la vida. No nos intimida conquistar con esfuerzo nuestra propia dignidad.

La Vida, el Agua y el Territorio han sido declarados derechos sagrados, y bajo este principio, organizaciones indígenas y campesinas del Suroeste de Antioquia seguimos construyendo Planes de Vida Comunitarios donde están plasmados los sueños de niños, jóvenes, mujeres y hombres, indígenas y campesinos. Nos enorgullece ser agricultores e hijos del agua y la montaña.

Nuestros gritos son cantos a la vida que acompañamos con comparsas, chirimías, teatro y danzas. Nuestras movilizaciones se han caracterizado por ser pacíficas y culturales. Con ustedes señores concejales y alcaldes, hemos calmado fatiga con limonada y sancocho campesino.

Nuestra historia de movilización social surge del corazón de nuestra gente, como ustedes hermanos concejales y alcaldes, no necesitamos de partidos políticos porque la defensa del agua, como patrimonio universal, le compete a la humanidad. Por eso serán bienvenidos a este proceso las personas, que somos miles en Colombia y en el mundo, que se movilizan por la defensa de la vida. Sean bienvenidos todos los colores del universo, del cielo, del agua, de la montaña, de las flores, de los animales. La humanidad, en sus diferencias, hoy se moviliza para defender la Vida.

En la universidad, en los colegios, en las escuelas, en los barrios, en las casas, en las familias, en las relaciones cotidianas, hemos formado campesinos, indígenas, mujeres, jóvenes y hombres, quienes les pueden contar cómo las semillas, los árboles, los animales y los humanos podemos vivir bajo el principio de la sustentabilidad de la vida, rechazando megaproyectos extractivos y potenciando los Planes de Vida Comunitarios.

Justamente pensando en el bienestar, futuro y buen vivir del suroeste de Antioquia y en general del país, es que somos conscientes al igual que ustedes, de las fuertes afectaciones de la actividad minera, la cual quiere ser impuesta por personas ajenas al territorio y que por tanto no tendrán que vivir sus consecuencias.

No basta una carta como esta para enumerar y explicar los fuertes impactos ambientales, económicos, políticos y sociales. Conocer de primera mano la realidad (diferente a lo que mencionan las empresas multinacionales) de los territorios cercanos a las explotaciones de Cerrejón, Cerromatoso, Drummond y Mineros S.A. demuestra la inexistencia de la llamada minería responsable, la cual es responsable del despojo, pobreza, destrucción de las buenas costumbres y otras múltiples implicaciones negativas.

Colombia y en particular nuestro territorio tienen su gran riqueza en la diversidad cultural, hídrica y biológica. Con el oro nunca podrán comprar la vida, el agua limpia, la tranquilidad, ni devolver el tiempo para decir NO a sus daños. El momento es ahora, no podemos permitir la degradación del territorio que tanto nos enorgullece y que con mucho trabajo ha logrado la admiración de todo el país.

Estamos prestos a acompañar y a construir ejercicios reales de participación social, ser facilitadores y motivadores para que todas y todos podamos fortalecer las iniciativas locales de economías propias y podamos seguir definiendo nuestro presente y futuro a partir de Planes de Vida Comunitarios.

Caramanta, Valparaíso, Támesis, Jericó, Pueblorrico, Tarso, Jardín, Hispania, Santa Bárbara, Venecia, Ciudad Bolívar, Andes, Karmata Rua, Bernandino Panchí, Hermenegildo Chakiama, Marcelino Tascón, Miguel Cértiga, entre otros municipios y comunidades del país, nos hemos unido, hagámoslo juntos, demos ejemplo al mundo de cómo se construye dignidad, una oportunidad para que nuestros jóvenes, y los que han de llegar, puedan seguir defendiendo con orgullo el Patrimonio Común por el cual estamos luchando.

Concejales, Alcaldes y Organizaciones Sociales, no tengamos miedo a defender nuestra historia, nuestro presente y futuro, nuestra dignidad, no le temamos a los ingenieros y demás técnicos que no conocen el territorio, la cultura y nuestros sentidos de vida, no le hagamos juego a quienes nos estigmatizan, sigamos metiendo verraquera para que nuestros hijos y familias definan su buen vivir y podamos defenderla con todas nuestras fuerzas. No permitamos que ellos decidan por nosotros.

Ustedes no están solos, manifestamos nuestro apoyo incondicional y ratificamos el Mandato de defender la Vida, el Agua y el Territorio con nuestra propia vida!

POSDATA: Exhortamos a todas las organizaciones sociales, ambientales, agrarias, étnicas, campesinas y académicas del país para rechazar las desafortunadas palabras del señor Oswaldo Ordóñez Carmona que, con mentiras y odio, continúa estigmatizando a personas y procesos, poniendo en riesgo la vida de nuestros líderes.

CINTURÓN OCCIDENTAL AMBIENTAL – COA

Suroeste de Antioquia: Territorio Sagrado para la Vida

Fuente: CENSAT - Agua Viva


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad