Emiliano Teran Mantovani

- Imagen de portada US Today.

"La pandemia, como acontecimiento global, ha sido una bofetada que quebró el efecto narcotizador de la vieja “normalidad” y nos permitió no sólo ver con más claridad que las cosas estaban realmente mal, sino también que son varios los ámbitos de la vida socio-ecológica que se nos muestran cada vez más inviables para la vida humana y de otras especies. Es cierto que con la pandemia diversos procesos, patrones y rutas de acumulación globales de capital han sido trastocados o han entrado ya en una fase de agotamiento, lo cual sacude de manera determinante al sistema capitalista. Pero una debacle económica global luce pequeña ante la situación límite, de muy alto riesgo ambiental a la que hemos llegado a escala planetaria. Por eso ya no se puede tapar el sol con un dedo".

Pandemia, recesión y crisis ambiental: ¿hacia una nueva reestructuración capitalista “verde”?

¿Neoliberalismo del mundo post-pandemia? El nuevo asalto al agua y las rutas del capitalismo azul

"Los contratos de futuros de derechos de uso del agua, surgen de la previsión de escasez del líquido para los próximos años –sobre todo en zonas geográficas más secas–, algo sobre lo que se han venido generando fuertes alarmas a lo largo del siglo XXI. El capital financiero parece darnos otra señal más de que el ‘futuro’ nos ha alcanzado. Y aunque algunos tratan de minimizar el hecho, sus implicaciones son múltiples: expresa un claro avance para convertir el agua en un indiscutible commodity –y derrocar toda su tradición de bien público y común–, abre la puerta a una clara inserción del vital líquido en la desquiciada lógica del capital financiero –dominada por el lucro de un puñado de grupos–, y revela un escalofriante acelerón hacia el abismo, cuando más bien todas la voces y fuerzas sociales y políticas sensatas en el mundo están clamando por cambios urgentes para evitar un escenario ambientalmente catastrófico".

¿Neoliberalismo del mundo post-pandemia? El nuevo asalto al agua y las rutas del capitalismo azul

Los ritmos de la ‘nueva normalidad’: coordenadas del extractivismo en la pandemia en América Latina

A pesar de la crisis que ha desatado la pandemia, el extractivismo no está confinado: aunque con altibajos, sigue operando y se reposiciona estratégicamente. Esto ocurre mientras el grueso de la población se encuentra agobiada y restringida por la situación. En este artículo intentamos cartografiar las coordenadas del extractivismo en la pandemia en América Latina, sus ritmos, reajustes y atajos. Resaltamos sus políticas para la expansión de fronteras, impulsar una ola de neoliberalización e imponer formas de secutirización de la vida. Finalmente, destacamos las movilizaciones, re-existencias y alternativas ante la compleja situación.

Los ritmos de la ‘nueva normalidad’: coordenadas del extractivismo en la pandemia en América Latina

- Foto de Reuters: Athit Perawongmetha.

"La actual pandemia podría causar más daño, o bien podría ser superada. No lo sabemos hasta el momento. Pero parece que todo esto que está ocurriendo, nos dice muchas cosas más. Por eso también necesitamos tratar de interpretar qué expresa esta pandemia, más allá de ella misma; qué significado tiene en este preciso tiempo (geo)político; qué nos dice del particular mundo que hoy enfrentamos".

El Coronavirus más allá del Coronavirus: umbrales, biopolítica y emergencias

- Fotografía de Glenn Nelson, 2009.

El tiempo que vivimos es un tiempo extraordinario. Todo está en juego. Las posibilidades de vida en el planeta Tierra, tal y como las conocemos, pueden cambiar radicalmente. Eso, más allá de diversos imaginarios sociales sobre colapsos y apocalipsis, tiene efectos concretos en los marcos de convivencia social, los ciclos de lluvia y períodos secos, en las migraciones, la producción y distribución de alimentos, la pérdida de los últimos refugios ecológicos, la conflictividad social y geopolítica por los recursos indispensables para la vida, el nivel de los océanos, el mantenimiento de las instituciones sociales y las infraestructuras, y un muy largo etcétera.

¿Por qué hablamos de crisis civilizatoria? Breve genealogía de nuestro actual tiempo extraordinario

Transformar en tiempos de crisis: algunas coordenadas para transitar el post-extractivismo en Venezuela

"El siguiente texto se propone (re) pensar las posibilidades y tránsitos hacia modelos alternativos, en los cuales se puedan recentrar el rol de los tejidos comunitarios, de las soberanías populares-territoriales, así como de otras formas de relacionarse con la naturaleza, con la vida ecológica".

Transformar en tiempos de crisis: algunas coordenadas para transitar el post-extractivismo en Venezuela

Riesgos de la apuesta rentista y mitos sobre “diversificación productiva”

El caso venezolano puede ser útil para re-pensarse esta metáfora de “sembrar el petróleo”, objetivo que, proponemos, es inviable. Esto, al menos por tres razones: a) no se puede salir del rentismo con más rentismo; b) más que pensar en la renta petrolera como un factor dinamizador de los sectores productivos, habría que pensarla como un obstáculo; y c) no hay ningún “futuro productivo” en un territorio que socava las fuentes de vida, la productividad de los ecosistemas y particularidades socio-culturales de la zona.

Riesgos de la apuesta rentista y mitos sobre “diversificación productiva”

Hombres y mujeres de ríos y mares. Los pescadores y pescadoras también luchan contra el despojo en América Latina

Si hay un sector de la sociedad que con frecuencia ha sido invisibilizado, marginado y discriminado, este ha sido el de los pescadores y las pescadoras. No sólo por el sistema de dominación capitalista moderno/colonial: cuando pensamos en las ruralidades, solemos hablar de los campesinos, olvidando el importante rol que juegan los pescadores, muy buena parte de ellos integrantes de comunidades que, por el fuerte arraigo con sus territorios y esta actividad de subsistencia, se constituyen como guardianes de las costas, defensores de los ríos, las ciénagas, los manglares.

Hombres y mujeres de ríos y mares. Los pescadores y pescadoras también luchan contra el despojo en América Latina