Luis E. Sabini Fernández

Líbranos señor de nuestros amigos, que de nuestros enemigos...

Análisis sobre los presuntos "equidistantes" respecto de la técnica transgénica

Ampliación de la frontera agropecuaria vendida como modernización y desarrollo. Como si la modernización fuera buena-en-sí y como si el desarrollo de los grandes conglomerados agroindustriales no fueran a la vez el destrozo y la calamidad para los campesinos pequeños, las economías locales, la soberanía alimentaria y la nutrición de la gente de a pie. Como si el desarrollo pregonado no fuera, en rigor, concentración de los bienes económicos y de los poderes consiguientes. Y como si ello no significara marginación para muchos. Pero el asunto es otro: esos muchos no cuentan

Las mentiras verdaderas de la ingeniería genética agroindustrial

Como Monsieur Jourdan, que escribía prosa sin saberlo, la diputada María Elena Talotti ha hecho una llamativa aplicación de la Ley de Murphy con su proyecto de ley para hacer obligatorio el consumo de soja en los comedores públicos de la capital, con el que quiere enfrentar "la desnutrición y la profunda crisis actual [que] nos obliga como sociedad a buscar una solución alternativa y de fácil aplicación"

Argentina: de frente march... ¡sojaún! ¡sojadó!

"El problema en Argentina, con el hambre, es que la gente no come, o no come lo suficiente. Y que la “soja solidaria” ha sido presentada como el sustituto de otros alimentos y no como su complemento"

Argentina: soja, pediatría, esquizofrenia, por Luis E. Sabini Fernández

Las redes imperiales o imperialistas siempre han configurado países monoproductores. Concentrados en la exportación de su producto (a veces, ni siquiera autóctono), siempre para satisfacción de las metrópolis. Es una definición clásica de relación dependiente. Para quebrar cualquier desarrollo autónomo. Cuba y el azúcar, Sudán y el algodón, Senegal y el maní

Argentina: instrucciones para una republiqueta sojera, por Luis E. Sabini Fernández

Cuando se observa lo acontecido con la distancia que da el tiempo y con los atributos que uno entonces les puede adjudicar a tales acontecimientos, todo resulta fácil, por lo menos mucho más fácil que cuando uno se encuentra inmerso en los acontecimientos, presentes, actuantes. Argentina se encuentra, por ejemplo, en un proceso de monoculturización relativa -pero monoculturización al fin- y quienes vivimos inmersos en él y en la vida cotidiana no percibimos en general tales rasgos

Argentina: "Soja Solidaria" y sometimiento, por Luis E. Sabini Fernández*