María Fernanda Lizcano

Palma, ganado y coca acaban con los bosques de los Jiw en el Meta

Los Jiw cada vez tienen menos territorio. Las épocas en las que cazaban y vivían de lo que el bosque les daba, quedaron atrás. De seminómadas pasaron a sedentarios. De comer dantas, tatabros y saínos, ahora se resignaron a tener “al menos” maíz y fariña —harina de yuca—. Las 3275 hectáreas que conforman el resguardo Caño La Sal, ubicado en el municipio de Puerto Concordia, del departamento del Meta, están rodeadas de palma de aceite, ganado, coca y varios actores armados ilegales que intentan tomar el control del territorio. De la selva solo queda una frágil y difusa ilusión.

Palma, ganado y coca acaban con los bosques de los Jiw en el Meta

Palma de aceite: el monocultivo que puso en jaque la biodiversidad del Pacífico colombiano

La apuesta por la palma de aceite le quitó terreno a cultivos nativos. Una grave enfermedad atacó también al tradicional chontaduro. Los químicos usados habrían afectado a los polinizadores de plátano, banano y otras plantas.

Palma de aceite: el monocultivo que puso en jaque la biodiversidad del Pacífico colombiano

MAPA-ACUMULACIÓN-alta-01-01

Funcionarios públicos como notarios, registradores y jueces se alían con los criminales para amenazar a los campesinos y obligarlos a vender a precios muy por debajo del valor real de los predios.

Así se roban la tierra en Colombia