bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/La_historia_del_pequeno_diario_familiar_que_se_enfrento_a_Monsanto_y_ha_ganado_un_Pulitzer
Autor La Vanguardia Idioma Español Pais América del Norte Publicado 19 abril 2017 09:31

La historia del pequeño diario familiar que se enfrentó a Monsanto y ha ganado un Pulitzer

| Más

Su crítico trabajo en los editoriales contra las poderosas compañías agrícolas que operan en Iowa fueron “impulsadas por informes tenaces, una impresionante experiencia y escritura atractiva que desafió con éxito los poderosos intereses agrícolas”, destacó el comité Pulitzer.

La persistencia, la precisa presión, la calidad, la certeza, el trabajo bien hecho y, en definitiva el buen periodismo, el gran periodismo, tienen premio. No se necesitan grandes recursos, ni inmensas plataformas, sólo trabajo duro, libertad, tiempo y creer en que el fruto del esfuerzo es útil más allá del día a día, que uno puede dejar huella en el mundo.

Pero todo esto no es lo primero que pensó Art Cullen, flamante ganador del premio Pulitzer al artículo editorial. “Holy shit”, gritó Art a su hermano John cuando se enteró de la noticia. Ambos son los propietarios del The Storm Lake Times de Iowa, y el galardón le fue otorgado a Art por 10 editoriales entre marzo y noviembre de 2016. Todos ellos eran la clara muestra de un enfrentamiento a las grandes empresas con intereses agrícolas más poderosas, como Koch Industries, Cargill y Monsanto.

Este diario sólo tiene 10 trabajadores y tiene una tirada de 3.000 ejemplares dos veces a la semana. Se distribuye en Storm Lake, una pequeña población de poco menos de 11.000 habitantes. Obtuvo su licenciatura en periodismo de la Universidad de St. Thomas en St. Paul, Minnesota. Actualmente trabaja en el diario junto a su mujer, que es fotógrafa, y su hijo Tom, reportero.

Y es desde esta plataforma tan pequeña, tan familiar, que Art Cullen ha ganado el Pulitzer por la redacción editorial, valorado con 15.000 dólares. Para valorar la excelencia del trabajo realizado, la organización, en este apartado, valora “la claridad de estilo, el propósito moral, el buen razonamiento y el poder de influir en la opinión pública en lo que el escritor concibe como la dirección correcta, usando cualquier herramienta periodística disponible”.

Un premio humilde:

Art Cullen ganó el premio por delante del The Washington Post y el Houston Chronicle, ambos medios con tiradas e infraestructuras mucho mayores

“Art ha atacado a granjeros locales, a abogados, supervisores de condado, Monsanto, los hermanos Koch, responsables de agricultura del partido republicano...”, recuerda Richard Longworth, un reportero retirado del Chicago Tribune. “El Pulitzer de Art es una recompensa a la virtud. A veces los buenos realmente ganan”.

Su crítico trabajo en los editoriales contra las poderosas compañías agrícolas que operan en Iowa fueron “impulsadas por informes tenaces, una impresionante experiencia y escritura atractiva que desafió con éxito los poderosos intereses agrícolas”, destacó el comité Pulitzer.

En sus editoriales, Cullen ataca a las corporaciones por financiar de forma secreta la defensa del gobierno del condado de Buena vista en una gran demanda ambiental interpuesta en 2015 por la compañía Des Moines Water Works por los altos niveles de concentración de nitratos en el río Raccoon, la principal fuente de agua que usa la empresa para suministrar agua potable a residentes del centro del estado de Iowa.

La investigación se llevó a cabo durante tres años e involucraba a los hermanos Koch, Cargill y, entre otras, Monsanto, que conspiraban para subvencionar la defensa. Cullen destaca que, durante su investigación, trabajaron con el Consejo de libertad de información de Iowa. Con su colaboración, el medio exigió acceso a los registros, públicos según la ley del estado. “No los liberaron, se negaron a dar su lista de ‘cientos de donantes’, pero cerraron el fondo. Hasta el abogado principal de los condados, Crowell Moring, también se retiró. Todo es cuestión de transparencia en la financiación gubernamental”, destaca.

“Pensamos que el público merecía saber quién está pagando nuestras facturas”, dijo Cullen a Poynter, una escuela de periodismo sin ánimo de lucro.

Fuente y foto: La Vanguardia


¡Comente este artículo!

| 1999-2017 Biodiversidad