bienvenidas y bienvenidos a

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

Link de este artículo: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Las_aguas_bajan_turbias_estudios_demuestran_contaminacion_con_agrotoxicos_de_rios_Parana_y_Paraguay
Autor BASE Investigaciones Sociales Idioma Español Pais América del Sur Publicado 9 mayo 2018 10:26

Las aguas bajan turbias: estudios demuestran contaminación con agrotóxicos de ríos Paraná y Paraguay

| Más

Estudios publicados recientemente en Brasil y Argentina demuestran que las cuencas de los ríos Paraná y Paraguay se encuentran contaminadas por la presencia de agrotóxicos, particularmente sustancias derivadas del glifosato y otros pesticidas de uso agrícola.

Por su parte la FAO emitió ayer un informe advirtiendo de la contaminación creciente de recursos hídricos por parte del agronegocio.

Según publicó ayer el Ministerio Público de Mato Grosso, un informe técnico elaborado por el Núcleo de Estudios Ambientales y Salud del Trabajador – NEAST del Instituto de Salud Colectiva – ISC de la Universidad Federal de Mato Grosso (UFMT) detectó contaminación por agrotóxicos en el Área de Protección Ambiental Estadual Nacientes del Río Paraguay. En las muestras de agua analizadas se detectaron principios activos de sustancias que no están permitidas en Brasil, tanto para agua potable como para agua superficial, como el Clomazone, Imidacloprido, Propoxur y Tiametoxam. Este informe fue enviado al Poder judicial del vecino país a fin de que se tomen las medidas correspondientes contra los responsables de haber contaminado aguas subterráneas y superficiales.

Por otra parte a principios de año investigación a cargo de científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina concluyó que la cuenca del Río Paraná se encuentra altamente contaminada por la presencia de agrotóxicos, principalmente glifosato y productos derivados. Según señaló Damián Marino, científico argentino y responsable de la investigación, “La publicación científica validada a nivel mundial dice que todas las muestras de agua superaron para, al menos alguno de los plaguicidas, el nivel guía recomendado para toda la biota acuática y recomienda articular políticas inmediatas. Hoy, en el mercado mundial, el 90% de los plaguicidas es glifosato y el 10% restante se reparte entre clirpirifós, cipermetrina y endosulfán” agregó. Se obtuvieron resultados similares en el Río Paraguay, que también se incluyó en el trabajo.

A estas publicaciones se suma un Informe de la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), donde se detalla cómo el modelo de agronegocios afecta gravemente a los suelos y las aguas vertiendo en ellos miles de litros de venenos que terminan afectando la salud humana y al medioambiente.

“Insecticidas, herbicidas y fungicidas también se aplican intensamente en muchos países, tanto desarrollados como en desarrollo, lo que provoca la contaminación del agua dulce con compuestos carcinógenos y otros venenos que afectan al ser humano y a muchas formas de vida silvestre. Los plaguicidas también reducen la biodiversidad, ya que destruyen hierbas e insectos y con ellos las especies que sirven de alimento a pájaros y otros animales” señala el informe de la FAO. Durante el Simposio Mundial sobre la Contaminación del Suelo, la experta de la FAO Sara Marjani señaló que la agricultura y la ganadería son las dos actividades primarias que vierten más contaminantes al agua, como el nitrato, el fosfato y los pesticidas y agregó que la producción ganadera y de cultivos representa un gran porcentaje de los contaminantes que entran en el ambiente

Mientras a nivel mundial y regional estudios científicos advierten sobre la contaminación de los cauces hídricos y aguas subterráneas, Paraguay no cuenta con datos certeros respecto a la contaminación de las grandes reservas de agua dulce que existen en el país. Tampoco existe certeza respecto a la calidad del agua que consume la población paraguaya y el Estado no invierte en investigaciones ni medidas de protección que puedan ayudar a evitar los daños al ambiente y a la salud generados por el uso intensivo de agrotóxicos.

Incluso varios de los productos químicos encontrados en las cuencas del Paraná y el Paraguay siguen siendo utilizados por parte de los grandes productores de soja en zonas de recarga del Acuífero Guaraní, donde hace años los montes fueron reemplazados por extensas zonas de monocultivo mecanizado. También cabe recordar que la toma de agua de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay, para abastecer de agua corriente a más de un millón y medio de personas, se encuentra a solo metros del puerto granelero Unión, donde existe un incesante tráfico de granos regados con agrotóxicos.

Fuente y foto: Base Investigaciones Sociales (BASE IS)

Temas: Agrotóxicos

¡Comente este artículo!

| 1999-2018 Biodiversidad