Multisectorial Paren de Fumigarnos - Santa Fe -

Foto del sitio: Diario El Argentino de Gualeguaychu
Comunicado de prensa de la Multisectorial Paren de Fumigarnos – Santa Fe

Desde septiembre y hasta mayo aproximadamente, en Santa Fe, como así también en las otras provincias de la “pampa húmeda”, se desarrolla la llamada “campaña de cosecha gruesa” (soja, maíz, sorgo, girasol). Y en estos meses, se utilizan una cantidad muy importante de agrotoxicos (herbicidas, fungicidas, bactericidas, insecticidas), es decir, una buena parte de los mas de 500 millones de L/kg que se utilizan por año en la Argentina para el barbecho químico y las aplicaciones durante el desarrollo de la planta y previo a su cosecha.

¡Alerta! ¡Nos están fumigando!

Foto del sitio: El Litoral
Comunicado de prensa

La Multisectorial Paren de Fumigarnos felicita a la comunidad de Sastre y Ortíz y celebra la digna decisión del Juez Duilio Hail, de hacer justicia, ya que es la primera vez que una medida judicial, en el marco de un amparo ambiental, protege a toda una población en la provincia de Santa Fe.

Fallo histórico restringe a mil metros las fumigaciones con agrotóxicos en la localidad de Sastre y Ortíz

Foto de La Nueva Mañana

La Multisectorial Paren de Fumigarnos respalda el proyecto presentado por el Diputado Nacional Leonardo Grosso sobre presupuestos mínimos para la aplicación de agroquímicos.

Apoyo al Proyecto de Ley de presupuestos mínimos de protección ambiental para la aplicación de productos agroquímicos

La venenodemia nunca se detuvo

Mientras que desde todos los estamentos de gobierno nos dicen “quedate en casa”, y que debemos descuidar nuestra economía y ver rebajados los salarios, los poderosos del sistema productivo nunca se detuvieron. Nos referimos a las megamineras, los agroexportadores, los fumigadores con mosquito o aviones. 

La venenodemia nunca se detuvo

Multisectorial Paren de Fumigarnos - Santa Fe: Es un avance, pero la salud no puede esperar

"Creemos que la lucha, la presión constante y la verdad que nos asiste, permitió que tenga media sanción en la Cámara de Diputados de Santa Fe el proyecto de los diputados Mascheroni/Real, que plantea un área de resguardo de 1000 metros libres de fumigaciones con agrotóxicos alrededor de los municipios, pueblos, escuelas rurales, cursos de agua, etc. Y 5.000 metros para las fumigaciones aéreas, tal como lo estipula la FAO".

Multisectorial Paren de Fumigarnos - Santa Fe: Es un avance, pero la salud no puede esperar

Buenas Prácticas Agrícolas (BPA): O como maquillar un genocidio

En los últimos 20 años, la cantidad de agrotóxicos arrojados en la parte más poblada de la Argentina, aumentó en más del 1000 % pasando ya cómodamente los 500 millones de litros anuales. La resistencia de las malezas aumenta, las inundaciones se hacen cíclicas y el cambio climático se hace sentir. La deforestación y la pérdida de biodiversidad son incesantes. Todo inherente y consecuencia de este modelo agrícola químico dependiente, inventado por las corporaciones y avalado por todos los gobiernos de turno.

Buenas Prácticas Agrícolas (BPA): O como maquillar un genocidio

¿Cumbre del Mercosur o Cumbre de la República Unida de la Soja?

En el año 2003, la corporación Syngenta publicó un aviso publicitando sus servicios en los suplementos rurales de los diarios argentinos Clarín y La Nación bautizando con el nombre de “República Unida de la Soja” a los territorios del Cono Sur en los que se sembraba soja, integrados por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

¿Cumbre del Mercosur o Cumbre de la República Unida de la Soja?

Inundaciones y modelo productivo

Las lluvias provocaron que la llamada “zona núcleo sojera”: Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y otras provincias norteñas tengan buena parte de su territorio bajo agua. Todas estas tierras tienen un denominador común: la explotación extensiva de la soja transgénica, resistente al Glifosato y otros herbicidas que son letales para el resto de los vegetales y nocivas para la vida y el ambiente en general, esterilizando y volviendo además impermeable al suelo.

Inundaciones y modelo productivo