Luis E. Sabini Fernández

Crisis climática

El clima siempre ha sido excusa de conversación. El “tiempo”, en realidad. –¡Qué tiempo loco! debe ser una de las muletillas más usadas. Al menos debe haberlo sido, en esas circunstancias, tan propias de ciertos fingimientos sociales, tal vez hoy en trance de desaparición, cuando uno no tenía de qué hablar y las circunstancias “obligaban” a ello.

Clima, inundaciones, responsabilidades

Agrotóxicos

Parece que la “conspiración de silencio” sobre la presencia de agrotóxicos en “los campos de la patria” empieza a resquebrajarse. Una invisibilización de décadas está llegando a su fin.

Argentina: agrotóxicos a la vista (y paciencia)

Geopolítica y militarismo

Desde hace unos años han recrudecido las notas que señalan algo tenebroso alrededor del proyecto HAARP, un engendro de los militares estaodunidenses para el control del clima con fines militares. Para algunos científicos un uso desconsiderado de ondas electromagnéticas, incluidas en los proyectos HAARP, podría incluir cataclismos ambientales.

HAARP: los “músicos” que nos quieren hacer tocar el arpa

Crisis capitalista / Alternativas de los pueblos

"Con la crisis financiera de 2008 se ha desatado, una vez más, la actualidad del concepto de crisis en que estamos situados, sumergidos, bregando a brazo partido, aplastando al vecino (cada uno elegirá la acción). Crisis financiera, energética, sanitaria, alimentaria, ambiental."

Argetina: Seminario de ecología en la UBA

Agronegocio

"La soja tuvo una inteligentísima prensa. EE.UU. cuenta con verdaderos ejércitos de lavacerebros que planifican y trabajan a largo plazo. ¿Recuerdan la historia con el aceite de oliva? Cuando en EE.UU. comienza la producción a gran escala de aceite de maíz, investigadores descubren, justo entonces, una enorme cantidad de desventajas nutricionales del aceite de oliva..."

Soja e imperio

Pocas veces se ve tan claramente el papel parásito del mundo financiero sobre las actividades económicas, sobre la elaboración de productos que los humanos necesitamos para vivir, sobre los alimentos, nada menos.

Los nuevos especuladores

Valiéndose de la política de los hechos consumados (los alimentos transgénicos se empezaron a producir, y a consumir en el país sin que existiera la menor legislación al respecto; se podría decir que son perfectamente ilegales), barriendo con obstáculos, invadiendo tierras que eran de selva (de enorme valor ambiental) u “ocupadas” por campesinos pobres y sin títulos (por más que el mismísimo derecho burgués les tendría que haber otorgado la titularidad mediante la usucapión muchas décadas atrás) y que para tales trabajadores y habitantes eran de enorme valor social y económico; barriendo también con explotación lechera (miles de tambos “convertidos” a la soja; pensemos lo pesado o imposible de la reconversión), y hasta con algo de la producción de trigo, alimento humano por excelencia, concentrando los planteles vacunos en feed lot con lo cual aumentan los rendimientos a un costo sanitario no calculado e incalculable, usando –los protagonistas madeinUSA– las tierras argentinas como cabecera de puente para contrabandear material transgénico a Brasil (país que resistiera la penetración de Monsanto y el USDA, seguramente porque no gozó de las “relaciones carnales” que hicieron la delicia del menemato), la soja se ha convertido en “reina”, al decir de sus cultores, ideólogos y abanderados.

La aceptación social de los monocultivos en la periferia planetaria

"Los nuevos aires que han oxigenado la cuestión rural en Argentina, pueden servir para impulsar una lucha contra el reinado de la soja que es el del desmantelamiento de los alimentos sanos que iban quedando. No parece fácil el enfrentamiento a la política irresponsable de la contaminación generalizada e impune. Y menos todavía luchar contra la dependencia alimentaria, con el infame sistema “del barco a la boca” que propugnan los Avery y los Block de “allá” y los Menem y los Grobocopatel de “acá”, que no afecta a la Argentina directamente (o lo hace en mínima medida)."

Argentina: alud de soja y salud en crisis