Argentina

Para salir de las pandemias, soberanía alimentaria

Tres pandemias acechan al mismo tiempo a nuestra humanidad compartida: la del Covid 19; la del sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas no transmisibles y la de la desigualdad. Las tres, relacionadas entre sí, están fuertemente asociadas a la degradación ambiental y al modelo agroindustrial dominante.

Para salir de las pandemias, soberanía alimentaria

- Foto de Internet

El discurso hegemónico del neoliberalismo globalizado, entre ellos el que promueve el uso de los agroquímicos biocidas, se sustenta en un grado muy significativo en la construcción de legitimidades de los procesos productivos insertos en la lógica tecno-económica que propone y promueve. Esa construcción es lograda en un grado muy importante a partir de las alteraciones, contradicciones, ocultamientos y falacias en los discursos construidos por quienes promueven esos procesos productivos.

La construcción del discurso agroquímico plaguicida

Fotos de Vicky Cuomo.

Así como hay un campo preocupado por el precio del dólar para exportar soja al exterior, hay otro conformado por familias productoras, cooperativas y organizaciones de base que deben superar diversos obstáculos para que sus alimentos lleguen a las mesas argentinas.

El campo que nutre la soberanía alimentaria

La salud empieza en la raíz

En el marco de la pandemia desatada por el Coronavirus, desde la UTT nos preguntamos qué tiene que ver el sistema agroalimentario y nuestra forma de alimentación con la salud y la propagación de los virus. “La integridad de nuestros sistemas inmunológicos depende de la salud de nuestros alimentos”, responde el doctor Damián Verzeñassi. En las próximas líneas, un referente de la ciencia y la medicina críticas nos comparte su mirada.

La salud empieza en la raíz

Estreno mundial: La vuelta al campo, luchas campesinas por el buen vivir

En este contexto neoliberal marcado por la violencia y la exclusión, los movimientos campesinos se encarnan como actores sociales de relevancia, exigiendo el cumplimiento de derechos, reclamando una redistribución de tierras justa y produciendo alimentos sanos para el pueblo. Es por esto que la vuelta al campo se propone como una salida a la crisis climática y alimentaria global, mostrando alternativas y herramientas concretas para los territorios.

Estreno mundial: La vuelta al campo, luchas campesinas por el buen vivir

¿De qué hablamos cuando decimos soberanía alimentaria?

El anuncio de la intervención y posterior expropiación del grupo Vicentin como parte de las acciones del gobierno nacional y de avanzar en la vía de la Soberanía Alimentaria es una paso necesario y estratégico para el desarrollo de nuestro país y afrontar el escenario excepcional de crisis combinada por la pandemia y la crisis en que nos sumergió Macri. El anuncio de la medida generó, como era de esperarse una ola de rechazo de los voceros de Juntos por el Cambio, que una vez más asume la representación del los sectores acomodados y concentrados de la economía argentina, los únicos que se beneficiaron ( como Vicentin) durante su gobierno.

¿De qué hablamos cuando decimos soberanía alimentaria?

Vicentin para la soberanía alimentaria de nuestro pueblo

La empresa agroexportadora Vicentin SAIC es un grupo que posee alrededor de 25 empresas, y que creció vertiginosamente en los últimos años. En el año 2015 ocupaba el puesto 19 entre las compañías de mayor facturación en Argentina, y a fines del 2019 asciende al 6to lugar. Exportaba alrededor del 10% de los cereales, oleaginosas y subproductos, constituyéndose en la primer cerealera de nuestro país. Además gestionaba otros negocios relacionados con el sector: carne vacuna, curtiembres, lechería, industria algodonera entre otras. Por otra parte, a partir del desguace de la Junta Nacional de Granos en 1991, posee el puerto de San Lorenzo, ubicado a unos pocos kilómetros de la ciudad de Rosario; dicho Puerto es el más importante de la hidrovía del Paraná y está considerado el puerto en dónde circula el mayor volumen de granos de soja en el mundo.

Vicentin para la soberanía alimentaria de nuestro pueblo

Científicos y académicos rechazaron la megaminería en el «Día de la Ciencia Digna»

En una minuciosa y punzante carta dirigida al gobernador Mariano Arcioni y al vicegobernador Ricardo Sastre, un nutrido grupo de personalidades de diversos ámbitos científicos-educativos advirtieron sobre las consecuencias irreversibles de la minería metalífera: «consideramos que una actividad extractiva, disruptiva socialmente, contaminante y poco beneficiosa en lo económico, no debe ser considerada una alternativa para Chubut», expusieron. 

Científicos y académicos rechazaron la megaminería en el «Día de la Ciencia Digna»