Leonardo Melgarejo y Maria José Guazzelli

Foto de Leonardo Melgarejo.

El calentamiento global llegó para quedarse. La amenaza es mundial y la situación empeora por los intereses económicos que atropellan los derechos humanos y la vida en general, y por nuestras omisiones y falta de percepción. Las grandes corporaciones crean cortinas de humo, anuncios engañosos y discursos falsos empujan el problema hacia años venideros evitando los cambios urgentes. 

Debemos enfrentar el calentamiento global con realismo y sin engaños