Nora Tamagno

Foto de campaña #BastadeVenenos

En el marco del día mundial por el no uso de agrotóxicos, la campaña Basta de Venenos convoca hoy a participar de actividades en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Día mundial por el no uso de agrotóxicos

UPOV. 60 años al servicio de la mercantilización de las semillas

La Unión para la Protección de Obtenciones Vegetales (UPOV) nace en el año 1961 con el objetivo de consagrar el derecho de obtentor sobre las semillas (equivalente al derecho de propiedad). Desde entonces este organismo internacional, ha colaborado en la mercantilización y la apropiación de las semillas, fortaleciendo a las corporaciones del agro y criminalizando la práctica de su libre uso e intercambio.

UPOV. 60 años al servicio de la mercantilización de las semillas

Ambientalismo en la mira

Las corporaciones y sus socios siempre han demonizado las luchas populares en defensa de la salud y el ambiente. Lo que hoy es una novedad es que empiezan a aparecer voces contra el ambientalismo desde otros sectores que se definen progresistas.

Ambientalismo en la mira

¿Pan transgénico para los pobres?

"Motivos para oponerse al trigo transgénico sobran: se profundiza el modelo del agronegocio; se aumentará el uso del herbicida glufosinato de amonio, que ya se aplica en otros cultivos como la soja (y que tiene mayor toxicidad que el glifosato); los restos de herbicidas podrán formar parte de manera directa del pan, un alimento básico y esencial del pueblo; podrá cultivarse en zonas marginales, con lo que se agravaría el proceso de agriculturización, profundizando el deterioro y la desertificación de los suelos y se podrá contaminar (por polinización en el cultivo o por mezcla en los procesos de comercialización) el resto de la producción de trigo no transgénico. Por todo esto, es claro que el gol es en contra de la soberanía alimentaria".

¿Pan transgénico para los pobres?

Vicentín y la soberanía alimentaria. Una disputa de sentidos necesaria

El anuncio reciente (8/06/2020) del presidente Alberto Fernández, sobre la intervención y posible expropiación de la empresa Vicentín, pone sobre la mesa un debate que es vital para un país que genera divisas con la exportación de productos agropecuarios, pero también expone con claridad la necesidad, cada vez más imperiosa, de la disputa de sentidos.

Vicentín y la soberanía alimentaria. Una disputa de sentidos necesaria