Gloria Muñoz Ramírez

Foto: Raúl Ortega

Mariana Díaz es tsotsil de Los Altos de Chiapas, región de tejedoras ancestrales y paisajes montañosos cubiertos por la niebla. Zona de la masacre de Acteal, que está a punto de cumplir un cuarto de siglo y se mantiene impune; y de actuales ataques armados contra la población del municipio de Aldama. Pero también, dice Mariana, región de “resistencia y organización”, donde ella y sus compañeras se mantienen “aparte del gobierno”, del que, asegura, no reciben nada “porque su dinero no nos va a servir y no queremos perder la cultura, el tejido, la lengua y el maíz”. ¿Y qué pasa si recibes el apoyo?, se le pregunta. “Nos van a querer callar”, responde. Por eso, explica, mejor bordan, y de ahí sale un poco para el sustento y la organización.

Acteal: tejiendo la memoria

Los de abajo

Algunos de los momentos de mayor agresión a las comunidades zapatistas en Chiapas durante casi 29 años han contado con el acompañamiento de observadores nacionales e internacionales cuya tarea ha sido registrar y denunciar las violaciones a los derechos humanos y los intentos de despojo a su territorio, protagonizados por organizaciones vinculadas a los gobiernos en turno emanados de cualquier partido político.

Los de abajo

Foto: Gerardo Magallón

De un lado de la carretera la empresa Bonafont permanece blindada. Policías, perros y trincheras levantadas con garrafones anaranjados fueron colocados detrás de dos puertas protegidas con alambres de púas. Sólo así pueden ocupar este inmueble los empresarios acusados de saquear el agua de los pueblos nahuas de la región cholulteca, en las faldas de los volcanes. Frente a ellos marcharon ayer pobladores y activistas aliados con las consignas “Fuera Bonafont”, “El agua no se vende” y “No más fuerzas armadas en nuestros pueblos”, entre otras exigencias que enarbolan quienes durante tres décadas fueron saqueados por el consorcio francés Danone.

Arranca en Puebla caravana en defensa del agua que recorrerá nueve estados

"Manual de Periodismo de Abajo", publicación que nace, crece y se reproduce en la tierra

“La resistencia está en saber escuchar a la tierra”, nos dijo John Berger en el segundo número de nuestra revista digital Desinformémonos. Pero ¡cuidado!, alertó, “no es lo mismo desinformar que estar deliberadamente desinformado”. Esta es la premisa del Manual de periodismo de abajo, una publicación que nace, crece y se reproduce en la tierra, muy abajo, donde se dan las resistencias y las luchas de los oprimidos.

"Manual de Periodismo de Abajo", publicación que nace, crece y se reproduce en la tierra

Se levanta proyecto comunitario sobre las instalaciones del saqueo

Anaqueles con miles de garrafones anaranjados sin agua, la maquinaria solitaria y silenciosa, el estacionamiento vacío, las computadoras apagadas, los viejos camiones descompuestos, son apenas lo que queda de la empresa Bonafont, en el municipio de Cholula, Puebla, que durante 29 años “nos robó, en nuestra cara, un millón 640 mil litros de agua diarios”, afirma Campeche.

Se levanta proyecto comunitario sobre las instalaciones del saqueo

Foto: Guillermo Sologuren

Los puercos tuvieron varios reveses esta semana en Yucatán. Primero, y después de más de cinco años de lucha, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la suspensión de la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO), la cuál se ganó por un amparo promovido por seis niñas y niños de Homún, comunidad maya que se organizó para salvaguardar la Reserva Geohidrológica Anillo de los Cenotes.

Reveses a granjas porcícolas

20 años de la marcha que definió el rumbo zapatista

Ante una plaza repleta de indígenas, trabajadores, colonos, niños, gente de distintas organizaciones sociales y un abanico inmenso de personas de la sociedad civil, el comandante Ismael explicó, una vez más, el concepto de autonomía que defienden las comunidades indias: “Nosotros con la autonomía lo que queremos no es dividir nuestro país México, lo que queremos es construir un México diferente, donde se incluya a todos los pobres de este país. Construir un México con futuro donde no unos cuantos se enriquecen y millones en miseria, hambre y muerte”. 

20 años de la marcha que definió el rumbo zapatista

Samir sin reversa

"Mi nombre es Samir Flores Soberanes, esta es la comunidad de Amilcingo, municipio de Temoac, Morelos. Soy campesino orgullosamente. ¿Qué es lo que me gusta de mi pueblo? De mi pueblo me gusta todo, sus barrancas, el ejido, el campo donde cultivamos, la gente con la que me topo a diario, mis vecinos, la comida de la región, me gusta todo".

Samir sin reversa