Salva la Selva

En Guatemala, la expansión de la caña de azúcar y la palma aceitera para la producción de agrocombustibles, está conduciendo a graves violaciones de los derechos humanos, al desplazamiento de comunidades indígenas y a la destrucción ambiental, como la deforestación. En enero de este año, el Banco Interamericano de Desarrollo BID, aprobó una financiación al gobierno guatemalteco, para el desarrollo de una estrategia nacional de biocombustibles, que incrementará las inversiones privadas en etanol y biodiesel.

Empresa de agrocombustibles reprime a indígenas en Guatemala

"Si los agrocombustibles -plantaciones de alimentos para ser usados para combustible- continúan expandiéndose en Colombia, los precios de los alimentos continuarán subiendo, y la seguridad alimentaria del país se verá amenazada, como está sucediendo por todo el mundo"

Acción Salva la Selva: Agrocombustibles en tierras robadas a las comunidades colombianas