Silvia Ribeiro

¿Quién gana con la agricultura de carbono?

Con la crisis climática, una nueva frontera empresarial es la conquista de suelos y tierras agrícolas para usarlos como sumideros de dióxido de carbono. Es también otra forma de controlar a campesinos y agricultores y una amenaza a la soberanía alimentaria.

¿Quién gana con la agricultura de carbono?

Colonialismo climático

La receta es vieja y fallida, pero no se cansan los grandes contaminadores de usarla. En lugar de reducir las emisiones de gases que causan el caos climático, pagan a alguna comunidad o ejidatarios para que sigan cuidando su bosque o a otros actores para que planten monocultivos de soya, palma aceitera y otros cultivos, lo cual supuestamente absorbe dióxido de carbono y compensa que las empresas sigan contaminando.

Colonialismo climático

Sinrazones de Bayer en México

La semana pasada el director global de Bayer (dueña de Monsanto) visitó México. Como si fuera un favor y no una forma de sacar más ganancias, anunció que consideran invertir 361 millones de dólares en México, “aunque [México] podría mejorar su ambiente de inversión”, marcando que quieren cambios regulatorios a su favor.

Sinrazones de Bayer en México

Ley Biden: fraude climático y contra las comunidades

Este 16 de agosto, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, refrendó una llamada Ley de Reducción de la Inflación (Inflation Reduction Act / IRA), que desde la Casa Blanca presentan como la ley “más avanzada en la historia” de ese país para enfrentar el cambio climático y al mismo tiempo los efectos de la pandemia y la guerra en Ucrania, un discurso repetido por muchos medios masivos.

Ley Biden: fraude climático y contra las comunidades

Engordar con el hambre

Persiste la ola de incremento de precios de los alimentos, aumentando las hambrunas. Aunque mediáticamente se insiste en el efecto de la guerra en Ucrania, esto es apenas una parte menor del problema. Ciertamente, los dos años pasados en pandemia son un factor de peso. No obstante, ninguno de éstos son la causa principal de la crisis alimentaria. El factor fundamental es que la cadena agroindustrial de alimentos –que provee gran parte de lo que se vende en supermercados y ventas al menudeo– está fuertemente dominada por unas cuantas trasnacionales, cuyo interés es la ganancia, no la alimentación.

Engordar con el hambre

Foto: Ecosur

A fines de junio 2022 se sembró en Guelatao, Oaxaca, un nuevo Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA). Con el IALA México, ya son diez núcleos de formación campesina agroecológica promovidos por la CLOC-Vía Campesina que crecen en el continente. Tienen sus sedes en Brasil, Paraguay, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y Centroamérica, comparten valores, experiencias y metas comunes, pero cada uno es distinto.

Tercamente abrazando el árbol de la vida

La larga lucha de San Isidro

Este 14 de julio, el ejido San Isidro, Jalisco, vivió un logro histórico en su lucha por la tierra al recuperar finalmente la posesión de 280 hectáreas (más de la mitad de los terrenos del ejido), que reclamaban desde hace más de 80 años. La trasnacional estadunidense Amway (en México Nutrilite) que ocupa la tierra, anunció que apelará.

La larga lucha de San Isidro

Nubes sobre la agricultura campesina

Del campo al plato, la digitalización de los sistemas agroalimentarios avanza por todo el planeta, con impactos poco conocidos. Se podría pensar que al ser un paquete de alta tecnología solamente es usado en sistemas agrícolas industriales, pero avanza también sobre países del sur y áreas de agricultura familiar y campesina, con falsas promesas de mayor eficiencia e información para mejorar la producción.

Nubes sobre la agricultura campesina